Enlaces accesibilidad

José Antonio Marina: "El miedo es una enfermedad como el dolor de estómago o la gripe"

  • El filósofo presenta en Las mañanas de RNE su nuevo libro sobre el miedo
  • "Los miedos se aprenden, pero la valentía también", afirma

Por
Las mañanas de RNE - José Antonio Marina: "El miedo es una enfermedad como el dolor de estómago o la gripe"

"El miedo es una enfermedad como el dolor de estómago o la gripe y, por lo tanto, hay que tratarlo con el mismo desprecio y distanciamiento que a estas enfermedades", ha afirmado en Las mañanas de RNE José Antonio Marina, que nos advierte que el miedo hace que nos identifiquemos con él  y nos avergoncemos por sentirlo.

El filósofo, pedagogo y escritor nos ayuda a espantar los temores de nuestros hijos y también los propios en su nuevo libro, El miedo y el aprendizaje de la valentía (Ariel), una obra cuya tesis es que el miedo se aprende, pero la valentía también.

"No solo tenemos miedo a los peligros reales, sino que tenemos miedo a peligros inexistentes; los exageramos y nos podemos pasar la vida temiendo cosas que no son realmente peligrosas por una situación todavía más vaga, la ansiedad, un miedo ante un peligro que no está definido", explica el autor, para quien el miedo envenena las relaciones, ocluye el futuro y disminuye mucho nuestras posibilidades en la vida.

Por todos estos motivos, José Antonio Marina aconseja premiar cualquier acto de valor de nuestros hijos: "Si de repente ha ido a una habitación a oscuras, hay que jaleárselo, porque cuando un niño se da cuenta de que ha sido capaz de enfrentarse al miedo empieza a ser valiente".

El miedo en la educación

Jose Antonio Marina también recomienda a los padres no utilizar el miedo como primera instancia educativa, ya que este complica la vida al niño y lo hace vulnerable. "Introducir miedo es pertubar las cosas. El miedo solo tiene valor educativo en muy poquitas situaciones, en aquellas en que lo que se quiere es impedir una conducta que es intrínsecamente mala, por ejemplo, meter los dedos en un enchufe", apunta.

En esta declaración de guerra de José Antonio Marina no solo están los miedos de la primera infancia de sobra conocidos (el miedo a los extraños, a la oscuridad, a los animales...), también están otros temores mucho más actuales, como el miedo a perder el móvil. "Es un miedo específicamente nuestro -señala-, y en este momento es uno de los que tiene más gente a cualquier edad".

El miedo como primera instancia educativa complica hace más vulnerable al niño.

En resumen: hay que procurar no aumentar los miedos de los niños, comprenderlos y ayudar a los pequeños a que se habitúen a ellos.

En cualquier caso, José Antonio Marina nos brinda en su libro soluciones a situaciones concretas. Por ejemplo, si un niño tiene miedo a una película de terror determinada, no es aconsejable obligarlo a verla.

Las mañanas de RNE - Qué hacer si los niños tienen miedo a una película

Para conseguir que los pequeños no tengan miedo a los gatos, propone a los padres el método de la "insensibilización progresiva", es decir, el acercamiento paulatino al peligro para lograr desactivar la sensación de miedo.

Las mañanas de RNE - Cómo conseguir que los niños no tengan miedo a los gatos

Si nuestro hijo tiene miedo a las tormentas, recomienda premiar que el niño se vaya habituando a ellas y explicarles que no son peligrosas.

Las mañanas de RNE - Contra el miedo infantil a las tormentas

No crean que los expertos en la materia no pueden sentir miedo o que no lo hayan sentido alguna vez. En su primer año de secundaria, José Antonio Marina tenía miedo de su profesor de francés.

Las mañanas de RNE - José Antonio Marina tenía miedo de su profesor de francés

"Era una persona rigurosa, de manera que no facilitaba la cordialidad, y era la primera clase en la que me sentía absolutamente inerme, no sabía nada de nada", explica.

Radio

anterior siguiente