Enlaces accesibilidad

Alberto Garzón, un comunista al frente de Consumo

  • El coordinador federal de IU, de 34 años, será el primer militante comunista en un Gobierno desde la década de 1930
  • Político joven pero con experiencia parlamentaria y buena imagen pública, encabezará las políticas sobre juego y apuestas online

Por
El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, será ministro de Consumo.
El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, será ministro de Consumo. EFE

Alberto Garzón (Logroño, 1985) será a sus 34 años uno de los ministros más jóvenes del gabinete de Pedro Sánchez. Pero por lo que más destacará es por ser el primer militante del Partido Comunista de España que forma parte del Gobierno desde 1939, y más de 40 años después de la legalización del PCE, en una materia además inesperada para un crítico del capitalismo: el Ministerio de Consumo.

Garzón, que ha definido el comunismo como "unas gafas a través de las cuales vemos la realidad social y la realidad que nos rodea" y afirmado que "tiene sentido ser comunista siempre que exista el capitalismo, un sistema económico amoral regido solo por la ganancia", será el próximo ministro de un departamento de nueva creación que nacería de la unión de dos direcciones generales: la de Consumo, hasta ahora dependiente de Sanidad, y la de Ordenación del Juego, una materia que estaba bajo el paraguas de Hacienda.

Economista y Máster en Economía Internacional y Desarrollo, Alberto Garzón era lógico destinatario de una cartera con contenido económico. Como político, siempre ha tenido vocación divulgadora y pronto se convirtió en un joven referente de la izquierda por sus intervenciones en televisión y artículos en prensa. Autor prolífico, firma una decena de publicaciones, algunos de cuyos títulos son La gran estafa (2013), La tercera República (2013), El trabajo garantizado (2015), Por qué soy comunista (2017) y ¿Quién vota a la derecha? (2019).

Destacado varias veces como el político mejor valorado en los barómetros de opinión política del CIS y en otras encuestas, ya había mostrado al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, su interés en ser ministro y en una entrevista con Efe ya dijo que quien ocupase ese puesto debía representar a todos los militantes de IU, "no a uno nada más", después de que las bases refrendasen la entrada de la formación en el Gobierno.

Artífice de la unión de IU y Podemos

Garzón es diputado desde 2011 -fue el más joven de aquella legislatura, con 26 años- y coordinador federal de IU desde 2016, tras obtener el respaldo del 74% de los militantes. En esta responsabilidad fue el artífice de un trascendental cambio para la formación que fue durante mucho tiempo fue la tercera fuerza política en España: concurrir junto a Podemos en una confluencia a las elecciones generales de 2016, bajo el nombre de Unidos Podemos.

La nueva coalición obtuvo 71 escaños, pero perdió 1,2 millones de votos respecto a los comicios de 2015 y tanto él como Iglesias fracasaron en su ambición de adelantar al PSOE. En las sucesivas elecciones siguientes, Unidas Podemos ha seguido perdiendo votos y escaños, pero Garzón ha mantenido siempre su acta de diputado, primero por Madrid y actualmente por Málaga.

Comunismo frente a consumismo

¿Qué hará un comunista al frente de Consumo? Garzón se encargará, entre otras cosas, de proteger los derechos de los consumidores y usuarios, en el ámbito de las competencias del Estado. En el acuerdo de gobierno suscrito por el PSOE y Unidas Podemos, se apuntan algunas de las iniciativas previstas en este ámbito, como la modificación de la Ley de seguridad alimentaria, reducir el impacto de la comida basura estableciendo "obligaciones claras en el etiquetado" y revisando la fiscalidad de los alimentos ultraprocesados o ricos en grasas y azúcares.

Garzón, un tuitero conocido, llegó a manifestar en esta red social en 2012 que "el único país cuyo modelo de consumo es sostenible y tiene un desarrollo humano alto es… Cuba", en un tuit que ha borrado en una operación de cribado de sus antiguos mensajes al sonar como candidato a ministro. En otros tuits más recientes, aún visibles, al hilo del calentamiento global, ha sostenido que "el actual modelo de producción y consumo está destruyendo el planeta. Aceleradamente. El capitalismo (nos) mata".

En ese sentido, el líder de IU es un comunista clásico, que ha manifestado también su admiración por figuras históricas como el Ché Guevara, y naturalmente orgulloso de su militancia. En el debate de investidura, ante las invectivas del PP, afirmó sentirse "muy satisfecho" de pertenecer al PCE, una formación sin la cual –subrayó- "no se entendería la democracia ni la Constitución de 1978".

El líder de IU tendría además competencias sobre la regulación de los juegos de azar y las casas de apuestas, una cuestión que Unidas Podemos considera clave en su futura acción política. El acuerdo con el PSOE incluye la "regulación urgente" de los juegos de azar, su publicidad y las apuestas en internet, de forma similar a la del tabaco, y otras medidas que incluyen "iniciativas preventivas, de sensibilización, de intervención y de control, así como de reparación de los efectos negativos producidos por la actividad del juego", así que el ministro Garzón se empleará contra la ludopatía, en especial en los jóvenes: el comunismo frente a los nuevos males de la sociedad de consumo.

Noticias

anterior siguiente