Enlaces accesibilidad

Memoria Histórica

El Ayuntamiento de Madrid retira el memorial de la Almudena a víctimas del franquismo entre críticas de la oposición

  • Promete unificar el reconocimiento a víctimas de ambos bandos en base a lo dictado por el Comisionado de Memoria Histórica
  • Las imágenes de las placas con nombres rotas en el suelo indigna a distintos colectivos y ya hay una denuncia ante la Fiscalía

Por
Denuncian al Ayuntamiento de Madrid por retirar placas de fusilados por el franquismo del cementerio de La Almudena

El Ayuntamiento de Madrid ha retirado las placas con nombres de víctimas del franquismo del Memorial de la Almudena que puso en marcha el gobierno municipal anterior y que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, paralizó en octubre antes de que fuera terminado.

El objetivo, dice el Consistorio, es el de "unificar el reconocimiento a las víctimas de ambos bandos" durante la Guerra Civil en cumplimiento de lo dictado por el Comisionado de la Memoria Histórica, un organismo creado en 2016 y disuelto el año pasado. El gesto ha indignado a la oposición y a colectivos y asociaciones de memoria histórica, habiéndose presentado ya ante la Fiscalía una denuncia por parte de una de estas organizaciones.

Fuentes municipales han informado a Europa Press de que ya se frenó la instalación del memorial en homenaje a los fusilados entre 1939 y 1945 de La Almudena "por no cumplir con el acuerdo del Comisionado de Memoria Histórica" puesto que "el monumento que se había planeado por el anterior equipo de Gobierno no seguía las premisas de imparcialidad dadas por el Comisionado y era contrario a sus recomendaciones".

En este punto han incidido en que el Comisionado recomendaba que no figurasen nombres en la placa. Ahora se va a unificar "el reconocimiento a las víctimas de ambos bandos".

"Para evitar, en aras de una mayor pacificación social, la producción de nuevos agravios al tratar de evitar otros, una sociedad democrática tiene obligación de honrar a todas las víctimas, sean del periodo bélico republicano o del periodo franquista", afirmaba el Comisionado.

Así, el memorial de la Almudena rendirá homenaje a "todas las víctimas" entre 1936 y 1944, pues "en ambos bandos hay heridas e igual de profundas", y tendrá la siguiente leyenda: 'El pueblo de Madrid a todos los madrileños que del 36 al 44 sufrieron la violencia por razones políticas, ideológicas y religiosas. Paz, piedad y perdón'.

Ante las críticas suscitadas, el presidente del pleno del Ayuntamiento de Madrid, Borja Fanjul, ha afirmado este martes que el Consistorio "no hará política con la Memoria Histórica", y ha asegurado que el Gobierno municipal hará un único memorial para homenajear a "todas" las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

Los nombres de víctimas rotos en el suelo suscitan críticas

La imagen de las placas con los nombres de fusilados por el franquismo que ha difundido el edil socialista Ramón Silva que aparecen en el suelo, algunas rotas, ha indignado a la oposición y a distintos colectivos sociales. Tanto el PSOE como Más Madrid han solicitado al equipo de Gobierno comparecer en el Pleno de Cibeles este martes para dar explicaciones, mientras que Izquierda Unida y colectivos de memoria histórica han convocado una manifestación a las 11 horas frente a Cibeles puesto que a su juicio "la derecha del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a insultar a las víctimas del franquismo". 

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha llamado a los responsables de la retirada del memorial "miserables" en un mensaje de Twitter. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, también ha criticado a la "derecha vergonzosa" de PP, Ciudadanos y Vox por intentar "borrar de la memoria todo vestigio de los represaliados". Y la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha calificado la decisión de retirar el memorial de "indigna".

"Los familiares de los fusilados en el cementerio del Este tuvieron que esperar 80 años por un Memorial. Hoy, el gobierno del Ayuntamiento de Madrid del PP y Cs, con el apoyo de Vox, vuelve a reabrir sus heridas arrancando los nombres de sus seres queridos. Vergüenza y pena", ha manifestado a su vez la edil de Más Madrid Esther Gómez.

Una asociación de memoria denuncia ante la Fiscalía

La Asociación Memorialista Ranz Orosas (AMRO) ha denunciado ante la Fiscalía General del Estado y el Tribunal de Cuentas la retirada por parte del Ayuntamiento de Madrid de las placas con nombres de víctimas del franquismo del Memorial del cementerio de la Almudena, y acusan al consistorio de un posible delito de prevaricación: "Han arrancado un trozo de democracia", aseguran.

Tras su retirada, la organización memorialista ha presentado ante la Fiscalía General del Estado una denuncia por el "desmantelamiento" del memorial cuyas obras de montaje, con un presupuesto de 210.000 euros, comenzaron el pasado mayo y ya se ha ejecutado el 80 % del proyecto, a falta de tres semanas para su finalización.

La entidad ha remitido otro escrito al Tribunal de Cuentas en el que reclaman un estudio de la responsabilidad contable del Ayuntamiento de Madrid, sobre el manejo de los fondos públicos en lo referido a este desmantelamiento.

Noticias

anterior siguiente