Enlaces accesibilidad

Joan Margarit gana el Premio Cervantes 2019

  • El jurado destaca su poesía en español y catalán "de honda transcendencia y lúcido lenguaje siempre innovador"
  • El Cervantes está considerado como el Nobel de las letras hispanas y se entrega el 23 de abril

Enlaces relacionados

Por
Joan Margarit gana el Premio Cervantes 2019

El poeta catalán Joan Margarit ha ganado el Premio Cervantes 2019, el galardón más importante de las letras en español que concede el Ministerio de Cultura desde 1975.

"El premio ha recaído en una grandísimo poeta en lengua española y catalana y que era merecedor del premio, como otros anteriores y que vendrán", ha anunciado el ministro de Cultura en funciones, José Guirao.

Margarit es el cuarto catalán galardonado con el Cervantes, además de Juan Goytisolo, Juan Marsé y Eduardo Mendoza, pero es el primero que ha publicado obra en ambas lenguas.

Las mañanas de RNE con Pepa Fernández - Joan Margarit: "Hay que llegar leído a la emoción"

El jurado le ha otorgado el galardón al poeta, de 81 años, por “su obra poética de honda transcendencia y lúcido lenguaje siempre innovador, ha enriquecido tanto la lengua española como la lengua catalana, y representa la pluralidad de la cultura peninsular en una dimensión universal de gran maestría”.

El Cervantes reconoce la trayectoria de un escritor que con el conjunto de su obra haya contribuido a "enriquecer el legado literario hispano" y está dotado con 125.000 euros. La pasada edición se rompió la regla no escrita que alternaba a autores españoles y latinoamericanos desde 1996, ya que ganó la poeta uruguaya Ida Vitale que sucedió al nicaragüense Sergio Ramírez, y esta vez, el premio ha retornado a España.

El arquitecto que construye versos

"Que hayan premiado la poesía es un milagro. No me lo esperaba ni por asomo", ha señalado Joan Margarit en declaraciones a RTVE desde Barcelona. "Con 80 años las cosas se ven de otra manera", ha bromeado el poeta (Sanaüja, Lleida, 1938) que es arquitecto de formación y catedrático en la Universidad Politécnica de Cataluña.

Trabajador incansable y minucioso, Margarit defiende la poesía como una "herramienta para la vida" y como la "antesala de la verdad". Sus versos aúnan ternura y austeridad y su bilingüismo le ha convertido en el poeta vivo más leído.

El autor se ha caracterizado por su defensa pública del catalán, "la única lengua o una de las pocas lenguas cultas sin Estado" que existen, como señaló hace apenas diez días al depositar su legado en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes.

"Soy un poeta catalán pero también castellano, coño", indicó Margarit, tras recordar que la dictadura le impuso el castellano "a patadas". Pero "no lo pienso devolver ahora", agregó.

Para todos los públicos Página Dos - Joan Margarit - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"El mejor consejo que cualquier maestro le diera alguna vez al poeta

que yo intentaba ser,

se lo escuché hablando de arquitectura

a José Antonio Coderch."

(Música)

"Una casa no debe ser ni independiente, ni hecha en vano,

ni original, ni suntuosa.

Siempre he pensado lo mismo de la poesía."

(Música)

Edward Frenkel es un matemático de origen ruso.

Emigró a EE.UU. muy joven, donde acabó el doctorado ahí

y aún está en EE.UU. actualmente

en la Universidad de California, en Berkeley.

(Música)

Marcus du Sautoy es un matemático,

profesor de la Universidad de Oxford que ocupa desde el año 2008

una cátedra para la difusión del conocimiento científico.

(Música)

G.H. Hardy, aparte de ser eso, un genio de las matemáticas,

pues era una persona absolutamente excéntrica, radical

y a mí me enamora.

(Música)

"Amor y matemáticas" puede ser atractivo para un lector

que no sepa nada de matemáticas, ahí puede encontrar

una historia romántica, de lucha del autor,

la lucha para entrar en una Universidad

en la que no se permitía la entrada a judíos

y después la emigración a EE.UU.

desde muy joven y de otra forma también se puede entender

como un libro divulgativo de una parte muy dura

de las matemáticas y también como un ensayo

sobre la belleza de estas

y un punto de vista filosófico de las matemáticas.

En "La música de los números primos"

como en el resto de sus libros, Marcus du Sautoy

hace lo siguiente: A través del estudio de un problema,

acercar a un lector no matemático

a lo que es, yo diría, la alta investigación matemática,

y su gracia es que tiene la capacidad para explicar

el lenguaje de la vida cotidiana

y en hechos de la vida corriente,

fenómenos que son característicos de problemas matemáticos

que llevan muchos años en estudio.

"Apología de un matemático", como su propio nombre indica,

es una apología hecha por Hardy donde trata de mostrar

la belleza de las matemáticas y los pilares en los que se basa

unas buenas matemáticas, que son, pues la belleza, ya lo he dicho,

el rigor y sobre todo, la inmortalidad,

que nada puede cambiarlo.

Lo que va haciendo es presentando

algunos resultados matemáticos muy sencillitos para mostrar

que se cumplen esas tres condiciones

y para acercar a un lector no especialista

al trabajo de un matemático.

(Música)

El autor explica bien el problema que tenemos con las matemáticas,

con la forma que las contamos a los jóvenes estudiantes

y es que las contamos a menudo como una cosa muy obtusa,

muy dura, muy abstracta

y él sugiere que las matemáticas son mucho más bellas que eso.

(Música)

Porque los matemáticos nunca se han preocupado demasiado

de hacer divulgación de su trabajo,

pero es absolutamente imprescindible,

más cuando hay muchos capítulos de las matemáticas que antes

no se aplicaban y hoy se aplican,

por ejemplo, el libro de Marcus du Sautoy

concluye con el hecho de que los números primos

hoy en día son imprescindibles para lo que es la creación

de códigos de seguridad que funcionan por internet.

Por ejemplo, nuestro DNI, todos llevamos asociados

dos números primos, aparte del ADN, tenemos dos números primos asociados

que son los que marcan el chip que llevamos

en el carnet de identidad.

-Las matemáticas son cada vez más necesarias y necesitamos

cada vez más gente que sepa matemáticas,

de hecho en el último informe, el 10% del PIB español

tiene que ver con profesiones

relacionadas directamente con las matemáticas

y eso va a ir en aumento.

Yo creo que todos los matemáticos

coincidimos en que tenemos alma de poeta y que hacer matemáticas

es hacer arte, si lo piensas, es la misma estructura,

primero, conoces las técnicas, como un pintor, como un poeta

conoce la métrica, luego busca inspiración y luego tratas de hacer

algo diferente, eso es lo que hacen todos los artistas.

(Música)

Le acaban de conceder

el Premio Reina Sofía de poesía iberoamericana

por el conjunto de su obra.

Cuando usted empezó a publicar poemarios por los años 60,

¿soñaba con alcanzar este prestigio

y este reconocimiento tan generalizado?

No, eso queda muy lejos, cuanto tú tienes 20 años o 21 o 18,

el decidir que uno se enfrenta a algo

como para mí era entonces,

qué sé yo, lo que escribía Pablo Neruda,

"yo quiero entrar allí", es tan importante el pensar

lo que te queda en cuanto a esfuerzo, si será posible,

si no será posible, etc., que esto que usted me plantea aquí

queda tan lejos, afortunadamente.

Joan, leyendo su obra completa,

todos los poemas, 1975-2015,

yo creo que se confirma algo que creo que usted ha dicho

en más de una ocasión y leo

que la poesía es la razón de mi vida y que, sin ella,

carece de sentido, ¿lo ratifica ahora a sus 81 años?

Más que nunca, fíjese usted,

yo trabajé en arquitectura,

yo soy arquitecto, he trabajado en cuestiones de seguridad,

en cálculo de estructuras, hay un libro mío que se titula

"Cálculo de estructuras",

y bueno, llegó un momento

en que mi trabajo público de arquitecto yo lo abandoné,

lo abandoné porque murió mi hija, simplemente,

y no me vi capaz de enfrentarme al mundo profesional

con todas sus, sobre todo, relaciones humanas,

constructores, propietarios, políticos,

funcionarios y a partir de, estoy hablando

de principios del siglo XXI,

pues me concentré, ahora eso, nunca dejé de escribir,

lo que pasa es que el lugar de escribir cambió,

el lugar de escribir básico eran bares cercanos

a las obras donde yo ejercía,

y, por lo tanto, lleno de albañiles

gritando y la gente de la construcción suele ser alegre

y bueno, no me preocupaba nada,

yo estaba en un rincón escribiendo antes de la visita de obra

y después de la visita de obra.

Ahora suelo escribir en casa.

¿La poesía le ha ayudado a sobrellevar

temas como el paso del tiempo, la pérdida de seres queridos,

el temor a la propia muerte?

Bueno, los grandes temas del individuo.

No hay otra manera, a eso obedece la cultura,

es que la cultura no es más que esto,

el simio no tiene esto porque no tiene estos problemas,

nosotros con nuestros problemas necesitamos esto

y esto se llama cultura.

Búsquela usted donde quiera,

donde la persona humana combate

todas sus tragedias, ahí empieza siempre la cultura.

No empieza en el fútbol la cultura,

empieza en la poesía,

empieza en un acto misterioso

que es la persona mirándose en una obra de arte,

mirando un cuadro, leyendo un libro,

etc., etc. ¿y qué busca esa persona?

Busca una cosa misteriosa que es que la obra de arte

se convierte en un espejo y esa persona dice:

"¿Pero si soy yo?"

Si tú puedes decir, "pero si soy yo", leyendo un poema,

ese poema, misteriosamente, no me pregunte por qué,

porque no lo sabe nadie, misteriosamente eso consuela.

Con la experiencia, ¿uno sabe si ha escrito un buen poema o no?

No, eso también es un antídoto de la vanidad.

Un buen poema no se reconoce con absoluta seguridad

hasta una o dos generaciones después,

por lo tanto, la vanidad del escritor

es de las cosas más imbéciles que hay.

Hay un hombre llamado Otto Trsnjek que posee una tienda de tabaco

en Viena, le he telegrafiado. -¿Y qué significa eso?

-Significa que te vas a Viena mañana.

Veo que hoy traes la adaptación de "El vendedor de tabaco",

de Robert Seethaler. Sí, es una película de época

ambientada en 1937, cuenta la historia de un adolescente

que vive en un pueblecito de Los Alpes con su madre

y su madre decido enviarlo a trabajar a Viena,

donde empieza como aprendiz en un estanco.

Hablamos de un momento en el que Viena empieza a ser

totalmente asediada por los nazis,

entonces él durante su estancia en Viena y trabajando en el estanco,

pasa por dos experiencias que son clave en su vida,

por un lado, se enamora de una chica muy misteriosa

y, por otro lado, quizá más importante, entabla amistad

con uno de los clientes del estanco que es un cliente bastante peculiar,

porque es Sigmund Freud y entre ellos surge una amistad

bastante peculiar.

Hombre, un Sigmund Freud que veo que interpreta Bruno Ganz,

antes de su muerte y tiene gracia

porque él hizo de Hitler en "El hundimiento"

y aquí hace de Freud.

Sí, que fue perseguido tal y como cuenta la película

por los nazis. Es una adaptación sorprendentemente fiel,

o sea, yo creo que el director ha sido muy riguroso

en su adaptación, pero sí que hay algunas diferencias importantes,

una tiene que ver con el personaje principal,

en la novela se hace muchísimo hincapié

en cómo la llegada a Viena hace que el chico se forme

a través de los diarios que lee y a través de su contacto

con los clientes del estanco, se forma intelectualmente

y políticamente, eso es algo a lo que se dedican muchas páginas,

en cambio en la película, esto se insinúa pero no tan desarrollado.

Otra diferencia importante tiene que ver con los sueños

en un momento dado, tanto en la película como en el libro,

Freud le dice al chico que escriba sus sueños,

por eso en la película han utilizado esto para ir intercalando

en recreaciones de los sueños del chico, a lo largo de la película

y en la novela no es así, en la novela hay un momento concreto

en que estos sueños se escriben,

pero no se utiliza como recurso narrativo todo el tiempo.

¿Y te ha gustado? Pues es la sensación

de una adaptación un poco desaprovechada,

que sí es verdad que los actores están muy bien, que es interesante

ver a Bruno Ganz en una de sus últimas interpretaciones,

que evidentemente está muy bien, la recreación de la época está bien,

pero le faltan matices, que la historia podría ser

muchísimo más rica de lo que es, es demasiado convencional.

"Dejar huella".

¿Qué me traes hoy? Hoy te traigo un libro

que se sale un poco de las recomendaciones habituales,

es "Sitcom. La comedia en la sala de estar"

y es un ensayo colectivo en el que diversas firmas,

entre cómicos, críticos, periodistas

que lo que hacen es un repaso a la historia de la Sitcom,

de este formato televisivo.

Es interesante, porque al mismo tiempo que hace un repaso

bastante exhaustivo de las distintas épocas por las que ha atravesado

el formato, lo que hacen es hacerlo desde una perspectiva personal,

con lo que son textos informativos, pero al mismo tiempo también

muy libres y ensayos bastante curiosos

sobre sus series de cabecera, tanto series superimportantes

tipo "Friends", "Las chicas de oro",

hasta propuestas muchísimo más independientes

como, por ejemplo, "Tim and Eric", cosas que son más específicas

y que no han llegado a tanto público.

Con lo que yo creo que es un acercamiento interesante,

sobre todo por lo libre que es.

(Música)

Joan Margarit siempre ha compaginado su vida laboral

entre la poesía y la arquitectura, por eso estamos aquí,

frente a esta magnífica Casa Vicens, la primera casa

realizada por el gran Antonio Gaudí, para recomendaros

tres libros estupendos, el primero "Zorro",

un libro que reivindica el poder de los relatos

y lo hace a través de este animal astuto y a menudo ladrón,

que ha protagonizado alguna de las mejores fábulas

de la historia de la literatura.

La luz es importante en la arquitectura, en la poesía

y también en la fotografía y lo comprobaremos con esta novela,

"La edad de la luz", de la mano de la gran Lee Miller,

una mujer que conoció todos los campos de la fotografía,

fue modelo, amante de Man Ray y prestigiosa fotógrafa

y con ella vamos a transitar también por el París

más glamuroso y bohemio.

"Congo" es un ensayo muy especial,

de hecho, es un retrato minucioso de este misterioso país

del corazón de África, aquí se habla de esclavismo,

de diamantes, de marfil, de Livingstone, de Mohamed Alí,

de Conrad, en fin, como para no adentrarse en él.

Hoy os quiero contar "12 cosas por vivir antes de hacerte mayor".

Hoy os voy a hablar de Clara Campoamor.

Este libro cuenta muchas cosas

que tienes que hacer antes de hacerte mayor para vivir

y disfrutar en la naturaleza

y no quedarte pegada en el sofá mirando la tele.

Clara Campoamor era una niña

que siempre ha creído que, bueno,

que el mundo no era justo, que había demasiada discriminación

por ser mujer

y ella quería hacer la igualdad

y se puso a trabajar mucho, a trabajar mucho y bueno,

al final lo consiguió.

La cosa que más me ha gustado ha sido saltar

encima de las olas del mar,

porque yo ya lo he hecho y cuando lo hice me divertí mucho

y salté olas muy grandes y también salté olas muy pequeñas,

pero no tenían tanta gracia tan pequeñas.

Una de las cosas más importantes que consiguió Clara Campoamor,

es conseguir el voto de las mujeres.

Las cosas que he hecho del libro han sido:

Saltar encima de las olas del mar,

dormir bajo las estrellas,

pero no con saco, si no con mi coche.

El libro me ha gustado bastante,

porque es fácil de leer y bueno, es interesante.

(Música)

Hay miles de libros que no he leído,

la gente dice a menudo que el libro de Kurt Vonnegut, "Matadero cinco",

es uno de los mejores libros que han leído y yo no lo he hecho.

Tengo dos copias de ese libro,

también soy un admirador de Doris Lessing,

pero creo que aún me faltan cinco o seis de sus libros por leer.

Me avergüenza pero pienso leerlos en los próximos años.

Hay varios,

creo que me hubiera gustado escribir "Cincuenta sombras de Grey",

porque si lo hubiera hecho sería millonario ahora mismo

y para un artista el dinero es libertad.

Pero también estaría avergonzado de haberlo escrito,

así que no sé si saldría perdiendo.

Mi padre me compró una edición muy antigua

de "El guardián entre el centeno", cuando era joven.

Era un niño bastante estúpido

y creí que yo era el único que lo conocía

y que mi padre era amigo de Salinger.

Creí esto durante años.

Al final, perdí el libro, no sé dónde.

Se me rompió el corazón cuando lo perdí.

Fue "El cuento de la criada", de Margaret Atwood.

Creo que es un libro perfecto, además de ser un libro visionario,

parece describir el futuro del mundo si no lo arreglamos pronto

de lo que parece un giro hacia la derecha que se está produciendo

a nivel global.

Captura a la perfección el oscuro final de este nuevo patriarcado.

"Corazón giratorio", es una novela polifónica,

hay 29 narradores en el libro.

Todos describen un pueblo irlandés justo después de la crisis

económica del 2008, el libro sucede entonces.

Hay un asesinato y un secuestro en el libro,

pero lo más importante es el interior

del alma de los personajes.

(Música)

Sin duda es uno de los poetas vivos más importantes.

No sé si ya ha publicado como 30 poemarios,

y además lo ha hecho siempre escribiendo

indistintamente en catalán y castellano.

La elección del idioma, ¿surge de manera natural?

No, no, no, yo sufrí mucho por este tema.

En cuanto yo me planteo escribir poesía,

es en la posguerra,

con Franco mandando en este país,

imponiendo la lengua castellana a bofetadas.

El castellano es lo mejor que me dio Franco

y no se lo pienso devolver,

que esto vaya por delante.

Bien, una vez dicho esto,

cuando a mí me viene este ataque de la poesía,

de decidir ser poeta,

hago un silogismo muy sencillo, la poesía es cultura,

mi cultura es en castellano,

por lo tanto, yo debo escribir poesía en castellano,

ya está el lío armado, yo intento escribir y escribir

poesía solo en castellano y no funciona,

hasta un día que a través de Martí i Pol, me pregunta,

le pregunta a su hija: "Este hombre que escribe

estas cartas, ¿puede escribir poemas en catalán?"

Y yo cuando leo esto, pienso: ¿Y si fuera esto?

Son diez años que no son inútiles,

pero yo no empiezo a escribir hasta casi tener 40 años

en catalán.

Busque usted un solo gran poeta

que haya escrito grandes poemas en una lengua que no sea la materna,

la suya materna, no hay ni uno, yo no he encontrado ni uno

y llevo 40 años buscándolo.

Usted tuvo una formación científica,

arquitecto jubilado, catedrático de estructuras,

yo me imagino que esa formación ha tenido que incidir

de una manera especial en su poesía, ¿no?

No, ha sido elegida en función de la poesía,

es decir, hay un mito

que mantenemos desde el Romanticismo

y sobre todo ha hecho estragos en el postromanticismo,

que es el mito de que no puede haber un gran poeta

si en él poesía y vida no coinciden.

Esto es una solemne estupidez también, me perdonarán,

pero ¿hay algo que pueda coincidir en magnitud y servicio a la vida?

Yo creo que no,

es que ni un lampista, ni un arquitecto,

ni un poeta, ni un Papa de Roma,

nadie puede decir lo mío y mi vida coinciden.

No, la vida está por encima o por debajo de todo.

Yo para ser poeta lo primero que necesito es estar vivo,

es decir, tener una vida.

¿La profundidad de un poema es equiparable

a la profundidad de una novela? ¿O es una comparación absurda?

Bueno, son dos tipos de profundidades

o si quiere usted, son distintos caminos para llegar

a la misma profundidad, me vale cualquier cosa,

sí, claro,

o una tela de Gauguin, ¿no?

Son distintas maneras de llegar a aquel espejo

para que el que mire o lea diga "ese soy yo".

¿Y el lector de poesía es un lector especial, cree usted?

No, pero es un lector que ha salvado una barrera,

que además, vuelve a ser un fruto del Romanticismo,

el Romanticismo que nos dio tantas cosas positivas y magníficas

dejó también unos rastros horrorosos,

aquel que decíamos de poesía y vida,

decir la poesía y la vida es lo mismo,

pero en esta trampa cae Stefan Zweig,

que es una persona notable y cuando ve a Rilke dice:

"por fin, un poeta en el cual vida y poesía es lo mismo",

el mismo Rilke que antes de morir dijo:

"Ojalá hubiera tenido un trabajo",

que hubiera hecho mejores poemas y todo.

¿Sigue escribiendo pensando que el mejor poema

aún está por llegar?

Es que uno no busca el mejor poema,

es que vas de un tema a otro, de un fondo a otro,

una cosa te lleva a otra, estás buscando lo mismo siempre,

siempre buscas lo mismo, ser un consuelo para alguien.

Hace escasos día cumplía 81 años, cuando usted mira hacia atrás

y repasa lo que ha sido su vida personal y su vida literaria,

¿cómo la ve? ¿la ve razonablemente feliz?

No, no me gusta hablar de felicidad.

Hay veces que uno acierta

en lo que la vida le plantea,

hay otras veces que no aciertas

y entonces tu vida no es una línea recta naturalmente,

no es ni tan solo una curva conocida,

es un guiñapo,

el cual recorres lo mejor posible

y lo recorres salvándote, sobre todo, de las frases hechas,

de los eufemismos, de toda esa gran capacidad

que tiene la humanidad para engañarse

y que tú has de intentar soltar,

como, por ejemplo, se aprende de los errores,

¿cómo se aprende de los errores si cuando acabas de hacer uno,

ya estás haciendo el otro?

Es decir, la vida es esto,

y cuando te das cuenta, ya ha pasado.

(Música)

Si pienso en cual podría ser el mejor final para un programa

homenaje como el de hoy, solo se me ocurre este:

(LEE) "Final de recital.

Me deslumbran los focos mientras miro

hacia esa oscuridad en la que estáis vosotros,

los focos son esta ilusión creada por la sombra,

desde donde escucháis la claridad de mi ceguera.

Todos llevamos dentro de nosotros un auditorio oscuro,

escuchando en silencio alguna historia

de seducción sin esperanza.

Amar es ser distante, el amor es ser un extranjero.

Y vosotros sois la hospitalidad de este silencio

que me ha estado escuchando aún sabiendo que dejo de existir

en vuestra intimidad, que no habré sido

más que la sombra amada de algún otro.

(Música)

Página Dos - Joan Margarit

Joan Margarit arrancó su trayectoria poética en 1963 con la publicación en castellano Cantos para la coral de un hombre soloDespués de un largo paréntesis, publica Crónica en 1975. A partir de 1980 inicia la publicación de sus poemas en catalán aunque ha traducido al castellano buena parte de su producción en esta lengua y desde los 90 simultanéa ambos idiomas.

Respecto a su amplia obra poética en catalán destacan títulos como: L"ombra de l"altre mar (1980), Vell malentès (1981, Premio de la Crítica), Raquel/La fosca melangia de Robinson Crusoe (1982) o El passat i la joia (1983).

Entre los múltiples galardones que ha recibido está el Premio Nacional de la Crítica (1984 y 2008) o el Premio Rosalía de Castro (2008). Recibió hace apenas siete meses, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el más importante galardón de poesía en español y portugués.

El jurado del Premio Cervantes se completa con el ganador del año pasado (Ida Vitale), un miembro de la RAE, un miembro de las Academias de la Lengua Española de América y Filipinas, dos representantes del mundo aniversario de España y América Latina, dos representantes del periodismo cultural propuestos por las asociaciones de prensa, el director del Instituto Cervantes (Luis García Montero), y el ministro de Educación, Cultura y Deportes (José Guirao).

El galardonado recogerá el premio el próximo 23 de abril de 2020 (supuesta fecha del fallecimiento de Miguel de Cervantes y Día del Libro) en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

Noticias

anterior siguiente