Enlaces accesibilidad

Chile

Las protestas se agudizan en Chile, con más de 800 detenidos y medio centenar de heridos en la huelga general

  • La policía alerta de que el martes fue "uno de los días más violentos" desde que comenzaron las manifestaciones
  • El llamamiento a la concordia del presidente y su oferta de reforma constitucional no logran aplacar las protestas
     

Por
Varios manifestantes encapuchados se enfrentan a las fuerzas de seguridad en una barricada en Santiago de Chile
Varios manifestantes encapuchados se enfrentan a las fuerzas de seguridad en una barricada en Santiago de Chile cropper

Las protestas que desde hace tres semanas sacuden Chile en demanda de mejoras sociales no conocen tregua, con actos cada vez más violentos pese a las concesiones del Gobierno que encabeza Sebastián Piñera, que se ha abierto incluso a iniciar una reforma constitucional, pero que no ha conseguido aplacar unas movilizaciones que este martes, durante la jornada de huelga general, se saldaron con 849 detenidos, 46 civiles heridos y 19 comisarías de policía atacadas, según el cuerpo de Carabineros.

"A nivel país, ayer fue uno de los días más violentos que hemos tenido, especialmente en lo que tiene relación con los ataques a cuarteles, saqueos, la cantidad de funcionarios lesionados durante toda la jornada", señalaba este miércoles en declaraciones a los periodistas, tras hacer balance, el general Enrique Monrás, jefe de la zona Metropolitana Oeste de Carabineros.

Chile vivió el martes una agitada jornada de movilizaciones, incluida una huelga general, que sacó a miles de personas a las calles, pero que se vio manchada por los saqueos, incendios, enfrentamientos con la Policía y otros hechos violentos que se registraron por todo el país.

Un grupo de manifestantes enarbola una bandera chilena y otra mapuche en las protestas de Santiago

Un grupo de manifestantes enarbola una bandera chilena y otra mapuche en las protestas de Santiago. AFP AFP

Manifestaciones festivas con disturbios violentos

Y eso pese al carácter fundamentalmente festivo con el que transcurrió la jornada, en la que decenas de miles de personas volvieron a salir a las calles, tras semanas después del estallido social provocado por la subida de los billetes de metro en Santiago, para reclamar reformas en profundidad de las pensiones, la educación y la sanidad, entre otros aspectos.

Las manifestaciones tuvieron su punto álgido por la tarde, con marchas y movilizaciones que tuvieron lugar de forma pacífica y, en su mayoría, sin incidentes. En Santiago, la céntrica Plaza Italia volvió a ser el punto de encuentro, en un ambiente festivo en el que sonaron tambores, trompetas y cánticos.

Sin embargo, al caer la noche se desataron los disturbios, con la quema de varios edificios tanto en la capital como en otras ciudades del país, como Antofagasta, Viña del Mar y Concepción. Así, los manifestantes violentos, que volvieron a levantar barricadas con fuego en varias calles de Santiago, saquearon y quemaron de nuevo como el Hotel Principado de Asturias, el restaurante La Hacienda Gaucha y la embajada de Argentina; además, también sufrió un incendio la iglesia de la Veracruz, del barrio céntrico de Lastarria.

La policía lanza agua a presión contra un grupo de manifestantes en Santiago de Chile

La policía lanza agua a presión contra un grupo de manifestantes en Santiago de Chile. AFP AFP

Una minoría violenta

El general Monrás ha cifrado en 248.000 las personas que participaron las distintas manifestaciones, 80.000 de ellas en Santiago, la capital, y ha diferenciado claramente entre la mayoría que se manifiesta pacíficamente y la minoría violenta.

"Alrededor de mil, 1.500, 2.000 personas solamente se dedicaron al desorden, a agredir a personal de Carabineros, a dañar la propiedad pública y privada", ha asegurado.

Según ha detallado, unos 340 carabineros resultaron heridos, mientras que entre el martes y la madrugada del miércoles fueron atacadas 19 comisarías de policía. En cuanto a los detenidos, 209 personas han sido arrestadas en Santiago y otras 640 en otras regiones del país; además, 325 personas más fueron detenidas por participar en saqueos de locales y comercios.

Piñera anuncia un paquete de medidas sociales para frenar las protestas

Piñera llama a la concordia

La cifra de civiles heridos en las protestas del martes ascendió a 46, de ellas diez en la capital y 36 en otras zonas de Chile. Además, una persona murió atropellada en el contexto de una manifestación, ha señalado; fue el único fallecido, aunque, desde que las protestas comenzaron el pasado 18 de octubre, ya se contabilizan al menos 20 muertes y miles de heridos.

Con la tensión desatada en las calles, el presidente chileno, Sebastián Piñera, comparecía a última hora del martes ante los medios de comunicación para lamentar la "violencia y destrucción" de la jornada y anunció que se reforzará a los cuerpos policiales reincorporando a agentes retirados recientemente. Asimismo, Piñera hizo un llamamiento a todas las fuerzas políticas, organizaciones sociales y ciudadanos a unirse en tres acuerdos: por la paz, por la justicia y por una nueva Constitución.

Sin embargo, la oposición reclama que el proceso de reforma constitucional sea lo más participativo posible. Y mientras, la economía chilena se sigue desangrando por las movilizaciones: el peso chileno se hundía este martes hasta mínimos históricos, 781 pesos por dólar, y la bolsa cerró con una caída del 1,70 %, si bien durante la jornada llegó a desplomarse por encima del 3 %.

Noticias

anterior siguiente