Enlaces accesibilidad

Muere la científica Margarita Salas

  • A sus 80 años, la asturiana estaba considerada como una de las grandes referencias de la investigación española
  • Discípula de Severo Ochoa, fue pionera en el campo de la bioquímica y la biología molecular

Por
Muere la científica Margarita Salas

La investigadora Margarita Salas, una de las principales referencias de la ciencia española durante los últimas décadas, ha fallecido este jueves a los 80 años de edad.

Salas desarrolló su labor investigadora en el campo de la bioquímica y la biología molecular, y era académica de la Ciencia y de la Lengua de España. A pesar de su edad, todavía se encontraba en activo y acudía prácticamente a diario a su laboratorio en el Centro Nacional de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid. "Para mí, la investigación es realmente una pasión; no podría concebir la vida sin ella", solía decir.

Calificada por el propio CSIC como "una de las mayores científicas españolas del siglo XX", utilizó sistemáticamente su visibilidad pública para promover la investigación y fomentar la participación de las mujeres en la ciencia.

"Margarita Salas va a continuar viva a lo largo de la experiencia que nos ha dejado"

Reconocimiento nacional e internacional

La asturiana fue galardonada con los principales premios científicos nacionales, entre ellos el Ramón y Cajal de Investigación Científica (año 2000), el Premio Nacional de Investigación (2001), el Premio Mapfre a "Toda una vida Profesional" (2009) o el Clara Campoamor del Ayuntamiento de Madrid.

El pasado año, ganó el Premio Inventor Europeo, uno de los galardones internacionales más prestigiosos, por su trabajo pionero en genética y biología molecular.

Pienso, luego existo - Margarita Salas

Tras obtener su doctorado en bioquímica en 1963 por la Universidad Complutense de Madrid, Salas trabajó durante tres años en la Universidad de Nueva York con el Nobel Severo Ochoa, quien influyó decisivamente en su carrera científica.

Posteriormente, regresó a España y fundó el primer grupo de investigación en genética molecular del país en 1967 en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Madrid.

Margarita Salas: "lo que nos hace distintos es el cerebro" - 01/07/19

Phi29 ADN polimerasa

Allí descubrió que un virus bacteriano llamado phi29 podía crear una enzima, conocida como phi29 ADN polimerasa, que ensamblaba moléculas de ADN mucho más rápido y con mucha más precisión, menos de un error en un millón de pares de bases. Salas aisló con éxito la enzima y demostró que también funcionaba en las células humanas, abriendo la puerta a aplicaciones innovadoras para las pruebas de ADN.

Por primera vez, esta replicación de alta precisión permitió obtener resultados fiables a partir de pequeñas cantidades de material genético.

Con ciencia - Margarita Salas

Esta técnica se utiliza actualmente en la investigación médica para estudiar microbios que no pueden ser cultivados en el laboratorio. Permite a los oncólogos amplificar pequeñas subpoblaciones de células que podrían dar lugar a tumores.

También presta apoyo a los especialistas forenses y a los arqueólogos, ya que las cantidades de rastros de ADN recogidas en las escenas del crimen y en los sitios históricos pueden ahora amplificarse con la phi29 ADN polimerasa para identificar a las víctimas, los sospechosos e incluso a los fósiles.

Noticias

anterior siguiente