Enlaces accesibilidad

Ecuador

Lenín Moreno celebra el diálogo con el movimiento indígena y cree que la convulsión pasará pronto

  • El presidente ecuatoriano ha regresado a Quito para supervisar la situación en plena huelga general
  • "Ya tenemos primeros buenos resultados del diálogo", ha dicho Moreno en su cuenta de Twitter

Enlaces relacionados

Por
Lenín Moreno celebra el diálogo con el movimiento indígena y cree que la convulsión pasará pronto

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha celebrado este miércoles el inicio de un proceso de diálogo con el movimiento indígena que protesta contra el aumento del precio de las gasolinas, y ha dicho que cree que la convulsión social en el país pasará pronto.

Moreno, que trasladó la sede del Gobierno a la ciudad costera de Guayaquil, lejos del asedio de las protestas en Quito, ha dicho este miércoles que ha decidido regresar a la capital para extender la mano a los manifestantes indígenas.

"Ya tenemos primeros buenos resultados del diálogo", ha precisado Moreno en un mensaje colgado en su perfil de Twitter, en el que se ha congratulado de que la movilización indígena de hoy se haya deslindado de grupos violentos.

"En Quito recibí el reporte de que las marchas se desarrollan con normalidad. Hermanos indígenas, me alegra que hayan separado de sus manifestaciones pacíficas a los elementos perniciosos", ha agregado el gobernante.

"Sin duda esto se va a solucionar muy pronto", ha añadido el mandatario que ha dicho estar alegre de que el movimiento indígena esté "pensando en mantener la constitucionalidad, la democracia y la paz" en el país.

Ha recordado que jamás ha ofendido a los indígenas y que, más bien, les ha tratado con "respeto y cariño" y que por ello está dispuesto a dialogar con las comunidades.

Indígenas y las principales centrales obreras apoyan la huelga general en Ecuador

El presidente ecuatoriano ha insistido en que está dispuesto a dialogar con los indígenas, aunque ha señalado en reiteradas oportunidades que no dará marcha atrás en la eliminación del subsidio a los combustibles, como le exigen los manifestantes.

De su lado, el secretario general de la Presidencia, José Augusto Briones, ha remarcado este miércoles que se han producido acercamientos iniciales con representantes del colectivo indígena para avanzar en soluciones a sus demandas.

Esos acercamientos se han producido a expensas de representantes de Naciones Unidas, de la Iglesia y de las universidades, que se han mostrado dispuestos a colaborar para solucionar el conflicto social.

Briones ha indicado que el Gobierno ha preparado un "plan integral" para atender las principales demandas indígenas que busca compensar el incremento de los precios de los combustibles y generar "oportunidades de bienestar reales" en las comunidades.

Sistemas de riego, financiación agrícola, reestructuración de deudas de campesinos, tecnología y maquinaria, centros de acopio de productos del campo, entre otros, forman parte del plan que el Gobierno quiere discutir con el movimiento indígena, ha explicado el secretario.

Ha subrayado la "disposición para dialogar" del Gobierno con quienes se "manifiestan de manera pacífica", y ha añadido que la propuesta oficial ha sido trasladada a los dirigentes indígenas para su análisis.

La huelga, de más a menos

La jornada de huelga ha comenzado con problemas en el transporte y el bloqueo de carreteras tanto en la capital como en Guayaquil. En Quito, los manifestantes han cortado ya a primera hora una parte de la avenida 10 de agosto, el punto de arranque de la marcha con destino al centro histórico, donde se encuentra el palacio presidencial de Carondelet.

Los manifestantes han situado ramas de árboles en las vías, frente al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), donde la semana pasada se registraron las protestas más violentas. Jaime Arciniegas, miembro del Parlamento Laboral ecuatoriano, ha indicado a Efe que por la tarde se han sumado más trabajadores para reclamar que el Gobierno retire el decreto que ha eliminado los subsidios a los combustibles.

Los indígenas y los trabajadores vuelven a la calle en una nueva jornada de protestas en Ecuador

anterior siguiente
7 Fotos 1 / 7 ver a toda pantalla
  •  Protestas contra Moreno

    Protestas contra Moreno

    Los enfrentamientos estallaron en Ecuador hace una semana, después de que el gobierno duplicara los precios del combustible.

    AFP
  • Protestas contra Moreno

    Protestas contra Moreno

    Un manifestante arroja un bote de gas lacrimógeno durante la marcha contra las medidas de austeridad de Lení Moreno.

Pese a que el jefe de Estado despacha desde Guayaquil, Arciniegas ha señalado que "por ser un lugar emblemático", la marcha ha intentado llegar a Carondelet, donde el paso está bloqueado con vallas, alambres y un fuerte dispositivo de las fuerzas del orden.

Mientras, en Guayaquil, a primera hora se han registrado cortes temporales de un puente que une la ciudad con Durán, una de las principales vías de comunicación de la ciudad, considerada el centro económico del país. Y en varias zonas de la ciudad de Cuenca, otra de las grandes urbes de Ecuador, los manifestantes han bloqueado también carreteras como protesta.

La presencia policial disuade a numeros indígenas

La comunidad nativa ha abierto la jornada con renovadas fuerzas, tras el asalto este martes a la Asamblea Nacional, de donde fueron expulsados con gases lacrimógenos por las fuerzas de seguridad, a pesar de que muchos de sus activistas han decidido abandonar Quito y volver a sus casas ante la dureza de la actuación policial: según su recuento, hasta un centenar de sus activistas fueron detenidos en esa protesta.

Así, la presencia de indígenas en el parque de El Arbolito, el centro neurálgico de las movilizaciones, era menor durante la mañana del miércoles, si bien los que permanecen allí aseguran que no cejarán en las protestas hasta que Moreno retire sus medidas, que incluyen la eliminación de la subvención a los carburantes, en vigor desde hace cuatro décadas.

Noticias

anterior siguiente