Enlaces accesibilidad

Cataluña

La Diada con menos participación desde 2012 muestra la división del independentismo

  • El soberanismo, políticamente dividido, deja ver sus diferencias antes de la sentencia del Tribunal Supremo
  • La Guardia Urbana cifra en 600.000 los asistentes a la manifestación en Barcelona, la participación más baja desde 2012

Por
Diada: El soberanismo llama a la unidad en la manifestación menos numerosa desde 2012

La manifestación de la Diada en Cataluña de este miércoles en Barcelona, secundada por cientos de miles de personas pero con mucha menor participación que en los últimos años, ha evidenciado la divergencia de posiciones entre JxCat y ERC pese a su aparente comunión en su objetivo de alcanzar la independencia, y ante la presión de las entidades soberanistas de ANC y Òmnium, que querían hacer palpables su fuerza y el respaldo popular al desafío soberanista [Así hemos contado en directo la manifestación de la Diada].

Alrededor de 600.000 personas han participado en la manifestación convocada por la Asamblea Nacional Catalana, según la Guardia Urbana de Barcelona, cuando el año pasado la misma fuente afirmaba que había alrededor de un millón de personas. Es la cifra más baja estimada desde que empezó el desafío soberanista en 2012, según los datos de participación aportados por la Generalitat o la Guardia Urbana. Solo en 2016 la afluencia había bajado del millón de personas (875.000), teniendo en cuenta que ese año la manifestación de la Diada se celebró a la vez en cinco puntos de Cataluña

24 horas - La manifestación de la Diada, con menos participación que otros años

Con todo, han sido cientos de miles las personas, jóvenes, mayores y familias, que llevaban sus mensajes para reivindicar la independencia de Cataluña y la unidad de los partidos separatistas, con gritos de "Votarem!" (Votaremos), "Ni un paso atrás" y pidiendo la libertad para los políticos presos, entre otras proclamas.

Cifras de movilización aparte, la Diada de 2019 ha hecho patente por primera vez en los últimos ocho años la ruptura de la unidad del independentismo. Junts y Esquerra, que comparten el Govern, no se ponen de acuerdo para sacar adelante los presupuestos autonómicos y discrepan, atendiendo a sus posiciones particulares, sobre si convocar o no elecciones anticipadas y la estrategia que seguirán en especial a partir de que se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre los 12 políticos soberanistas juzgados por el "procés" independentista de 2017.

Cataluña: La Diada de 2019, en imágenes

anterior siguiente
25 Fotos 1 / 25 ver a toda pantalla
  •  Miles de manifestantes ondean esteladas durante la manifestación de la Diada, a la que habrían acudido 600.000 personas, según la Guardia Urbana. 

    Miles de manifestantes ondean esteladas

    Miles de manifestantes ondean esteladas durante la manifestación de la Diada, a la que habrían acudido 600.000 personas, según la Guardia Urbana. 

  • Vista general de la plaza de Espanya de Barcelona, donde se han congregado muchos de los asistentes a la manifestación este miércoles 11 de septiembre

    Vista general de la Plaza de Espanya

    Vista general de la plaza de Espanya de Barcelona, donde se han congregado muchos de los asistentes a la manifestación este miércoles 11 de septiembre.

"Vencer al miedo y después vencer al Estado"

Mientras, las entidades civiles soberanistas han tratado de presionar con sus discursos para que no abandonen el pulso secesionista. Así, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, que ha cerrado los discursos de la manifestación de la Diada, ha reprochado a los partidos independentistas que "discutan en público el reparto de las migas" en vez de trabajar por la independencia, y les ha apremiado a recuperar la "actitud" del 1-O,  cuando "primero vencimos al miedo y después vencimos al Estado".

Y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, uno de los líderes independentistas presos por el juicio del 'procés', ha alertado desde la cárcel de Lledoners de que se está buscando la división "entre partidarios del diálogo y la confrontación", y ha querido coser las diferentes posturas afirmando que "el diálogo forma parte de la confrontación democrática".

Pero lo cierto es que las palabras de los líderes políticos separatistas, que no han estado en la cabecera de la manifestación y ni siquiera han coincidido en el mismo tramo de la marcha, difieren más allá de defender que la "represión" del Estado al referéndum independentista ilegal del 1 de octubre de 2017 -en referencia al juicio en el Tribunal Supremo, el encarcelamiento de varios de sus impulsores y la fuga de otros- no ha menguado las fuerzas del secesionismo.

Torra: "Se cierra una etapa y se empieza a responder a las sentencias"

Con esta Diada, auténtico arranque del curso político en Cataluña, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que también será juzgado este mes -en su caso por el Tribunal Superior de Justicia catalán por desobedecer la orden de retirar los lazos amarillos de la sede de la Generalitat durante la campaña electoral del 28A-, ha querido abrir una nueva página manteniendo el desafío independentista al Estado.

Los líderes independentistas acuden a la manifestación con motivo de la Diada para defender el "Objetivo independencia"

"Hoy se cierra una etapa y se empieza a responder ya a las sentencias", ha afirmado. "Pidiendo la libertad para nuestros compañeros, claro que sí, pero sabiendo que cada derecho que nos sea negado lo volveremos a ejercer, empezando por el derecho a la autodeterminación", ha continuado al comienzo de la manifestación, en la misma línea del mensaje oficial que pronunció la víspera desde el Palau de la Generalitat, cuando afirmaba retóricamente que "la construcción de un país, de nuestro país, solo se puede hacer segando cadenas".

Por su parte, el vicepresidente catalán, el republicano Pere Aragonés, ha reclamado al Gobierno que "no puede seguir haciendo con Cataluña lo que hacía Mariano Rajoy, mirar hacia otro lado". "Ese Gobierno que es incapaz de ponerse a funcionar porque no es capaz de articular una mayoría tendría que aprender que el conflicto político en Cataluña se solucionará de manera política, hablando negociando y con la gente en Cataluña votando su futuro". 

La ANC convocó la manifestación, bajo el lema "Objetivo Independencia", para llenarla de banderas esteladas en una tarde que acabó siendo soleada tras la lluvia que deslució algunos actos por la mañana. Con el epicentro en la plaza de España, se buscó formar con los asistentes una estrella de seis puntas llenando las calles adyacentes, como símbolo de su aspiración independentista y de la pluralidad de voces que sustentan el soberanismo.

A diferencia de otros años, los 'comunes' de Ada Colau no han querido participar en la manifestación, a la ya tradicional y simbólica hora de las 17:14, recordando el año en que se produjo la caída de Barcelona ante las tropas borbónicas de quien habría de ser Felipe V tras la guerra de sucesión española. Sí asistieron al mediodía a la concentración convocada por Òmnium, representados por el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, uniéndose  a los independentistas para reivindicar la absolución de los políticos soberanistas presos por el "procés".

Diada 2019 - Acto de Òmnium para pedir la absolución de los políticos soberanistas presos

Diada 2019 - Acto de Òmnium para pedir la absolución de los políticos soberanistas presos ÒMNIUM CULTURAL

Al margen de toda esta agenda, los partidos no independentistas, sobre todo PP y Cs, han montado la suya propia para remarcar que la festividad oficial de los catalanes "ha excluido a millones de personas" y solo representa a "los separatistas y a los políticos que han roto la convivencia", pese a que el concejal del PP en Barcelona Josep Bou participó en la ofrenda floral a Rafael Casanova en y representantes de Vox llevaron también flores a su tumba en Sant Boi de Llobregat para reivindicarle como "defensor de la unidad de España" y "desmitificar" su perfil como figura del independentismo.

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que participó en nombre de los socialistas catalanes en la ofrenda floral a Casanova en Barcelona, deseó que la sentencia del Supremo sobre los impulsores del referéndum ilegal del 1-O "no impida volver a la política, cuanto antes mejor".

JxCat y ERC aparcan sus diferencias antes de la manifestación de la Diada

Protestas y tensión ante el Parlament

Al término de la manifestación convocada por la ANC, la CUP y otras organizaciones de la izquierda independentista pusieron en marcha otra en el centro de Barcelona con la que reivindicar la vía de la "desobediencia" para conseguir el objetivo de la independencia, con el lema "Organicemos el poder popular. Hacia la independencia no hay atajos".

La jornada terminó con incidentes, cuando varios centenares de personas, convocadas por los autodenominados CDR vía redes sociales, se concentraron ante las puertas del Parlament y varias de ellas, algunas encapuchadas, prendieron fuego a unos carteles con letras gigantes que formaban la palabra "botifler" (traidor, en catalán).

Hubo escenas de tensión con los Mossos d'Esquadra con derribos de vallas y lanzamientos de piedras contra los agentes desplegados y los policías autonómicos tuvieron que intervenir para desalojar a los manifestantes del cerco que habían hecho al Parlament y cerrar el Parc de la Ciutadella. Frente al Parlament también tuvo lugar una agresión a una periodista de TVE, a la que radicales trataron de impedirle su labor.

Agreden a una periodista de TVE durante la cobertura de la manifestación de la Diada

Noticias

anterior siguiente