Enlaces accesibilidad

Ciudadanos

Rivera incorpora afines en su Ejecutiva como Ángel Garrido y Edmundo Bal y salen críticos para reforzar su 'no' a Sánchez

  • Suma 22 nuevos nombres a su Ejecutiva y salen algunos como Fernando Maura y Orlena de Miguel
  • Incorpora nombres como Edmundo Bal, Sara Giménez o Joan Mesquida entre su núcleo duro

Por
Rivera incorpora afines en su Ejecutiva como Ángel Garrido y Edmundo Bal y salen críticos para reforzar su 'no' a Sánchez

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reforzado su Ejecutiva nacional con la incorporación de 22 nuevos nombres afines a la línea del veto a Pedro Sánchez y prescindiendo de algunos de sus críticos. Lo ha hecho en un contexto en el que la presión sobre el partido para facilitar la investidura del presidente del Gobierno en funciones y candidato a presidir el Ejecutivo ha aumentado tras el fracaso de Sánchez para ser elegido presidente y con el goteo de dimisiones de los críticos del partido, la última la del responsable de Hacienda, Francisco de la Torre.

Precisamente este lunes el periódico británico Financial Times ha publicado un artículo en que pide a Ciudadanos que reconsidere su oposición y apoye a Sánchez para que pueda gobernar.

Entre los nuevos fichajes de Cs, figuran los 'ex' del PP Ángel Garrido, y José Ramón Bauzá, además de quien fuera director general de la Policía Nacional y la Guardia Civil en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Joan Mesquida, el exabogado del Estado Edmundo Bal, la diputada Sara Jiménez, el consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, y el portavoz de Cs en las Cortes de Aragón, Daniel Pérez.

Son nombres que se suman a la incorporación también reciente del empresario Marcos de Quinto. Todos ellos, fichajes estrella en el marco del pasado ciclo electoral afines a la nueva línea dura del líder con Sánchez. Rivera ha anunciado también que la recién elegida candidata de Cs a la Generalitat de Cataluña, Lorena Roldán, será la nueva portavoz de la Ejecutiva.

Prescinde a cambio de críticos como Matías Alonso -uno de los históricos de Cs y responsable de Defensa-, Antonio Espinosa -de Fomento-, Raquel Morales -de Infancia y Menores-, Fernando Maura -de Defensa- y Orlena de Miguel -de Seguridad Vial-. Algunos de ellos votaron en contra del veto a Sánchez o se abstuvieron.

No lo ha hecho, sin embargo, de dos de los pesos pesados del partido: el jefe de la delegación europea, Luis Garicano, y el vicepresidente de Castila y León, Francisco Igea, que fueron de los más críticos con la decisión de no facilitar el gobierno de Pedro Sánchez. Precisamente ambos han guardado silencio desde que Rivera dio por controlada la crisis interna.

Subida electoral de Cs y goteo de dimisiones

Ciudadanos había convocado para este lunes el Consejo General extraordinario para reformular sus estatutos ampliando la Ejecutiva nacional hasta un total de 50 miembros. Rivera había justificado la necesidad de la ampliación con el crecimiento de la formación naranja tras las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo. 

Pero en el último mes ha habido una cadena de dimisiones de varios dirigentes de la Ejecutiva que se mostraban contrarios al acercamiento de Ciudadanos a Vox para gobernar en algunos ayuntamientos y regiones -Como Madrid y la Región de Murcia- y al cordón sanitario a Sánchez. La última, la de Francisco de la Torre, que se suma a la marcha del exportavoz económico Toni Roldán, el eurodiputado Javier Nart, y la salida del partido de algunos de sus fundadores, como Francesc de Carreras y Xavier Pericay.

Gente con voz propia pero leal

"Sabemos adónde vamos, a un proyecto ganador", ha expuesto Rivera tras el Consejo General del partido. "Vamos a reforzar un nuevo equipo de la Ejecutiva Nacional, reestructurar la Ejecutiva Permanente y a reforzar los comités autonómicos para poner la siguiente piedra en el camino porque la última está al venir y será gobernar España", ha añadido. Así, ha defendido la incorporación de "gente con voz propia pero leal a unas ideas de igualdad y libertad".

"Desmontarle el plan" a Sánchez

Rivera ha llamado a los suyos a "conjurarse" para "desmontarle el plan a Pedro Sánchez", a quien ha acusado de "estigmatizar a los constitucionalistas", les "insulta", se les "criminaliza" y se llama "fascistas a la mitad de España". 

"Quiero que los constitucionalistas podamos compartir casa y proyecto común desde la moderación, las ideas liberales", ha proseguido Rivera, quien ha incidido en que "se puede componer el constitucionalismo que hoy Sánchez ha abandonado". Ha puesto de ejemplo el pacto del PSOE con Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra en Navarra, donde la socialista María Chivite podrá gobernar con la abstención ya anunciada de Bildu, algo que ha considerado como un "grave error histórico".

"¿Tiene sentido gobernar con quienes quieren liquidar España?", ha preguntado, haciendo referencia a la abstención de ERC y Bildu en la investidura de Pedro Sánchez. "Ciudadanos tiene que ser la alternativa para todo aquel que no quiere el plan Sánchez", ha expuesto, defendiendo su partido como "la casa común del sentido común".

Así, ha concluido: "Vamos a salir de este Consejo General más fuertes que nunca y preparados para ser la alternativa a Sánchez y su banda”.

Noticias

anterior siguiente