Enlaces accesibilidad

El acuerdo no cerrado entre PSOE y Podemos marca el inicio de la investidura y tensa la negociación

  • Podemos exige ministerios que decidan cuestiones importantes y no solo "responsabilidades simbólicas"
  • Sánchez reconoce que no está siendo "sencillo" alcanzar el acuerdo. Sigue la investidura, en directo y minuto a minuto

Por
 Reunión Sánchez e Iglesias
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante una reunión con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. EFE

Dos escenarios marcan el paso en el arranque de la sesión de investidura de Pedro Sánchez: el Congreso de los Diputados, donde el candidato ya ha pedido la confianza a la Cámara para seguir en La Moncloa; y los despachos, donde se fragua el gobierno de coalición de PSOE y Podemos, del que pende que el socialista sea investido esta semana. En esta jornada es casi más importante lo que no se ve en esa negociación 'in extremis' para dar forma a un Ejecutivo con miembros de ambas formaciones. Una negociación que no está siendo "sencilla", según ha reconocido el propio presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, que ha protagonizado un largo discurso de marcado carácter social y económico y con pocas referencias, solo al final, a ese gobierno en coalición.

[Sigue minuto a minuto la actualidad sobre el debate de investidura]

Minutos antes del arranque del pleno, Podemos se ha quejado de que las negociaciones están más que encalladas cuestionando la "voluntad" del PSOE de formar dicho Gobierno conjunto. La formación morada afirma que los socialistas no están dispuestos a ceder ni uno solo de los ministerios que tiene el actual gabinete y ofrecen convertir en carteras algunas "secretarías de Estado", incluido un Ministerio de Infancia. Se quejan de que los socialistas solo ofrecen "responsabilidades simbólicas", algo que ellos rechazan de plano. 

El discurso de Sánchez solo ha enfadado más a la formación de Pablo Iglesias que cree que Sánchez peca de "actitud de superioridad" y que actúa como si no les necesitara. No ocultan su pesimismo ante una negociación que no avanza. "Solo tenemos dos mejillas", ha dicho el diputado de Podemos, Rafael Mayoral, con una expresión que comparten otros parlamentarios de la formación.

Antes de la intervención de Sánchez, en la que el líder socialista ha instado a Podemos a "culminar" ese acuerdo, volvían a reunirse la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el responsable de la negociación por parte de Podemos, Pablo Echenique. Ambos pilotan desde el viernes el desarrollo de un acuerdo que de momento no se vislumbra a horas de la primera votación de este martes en el Congreso. Ambos partidos han trabajado todo el fin de semana "sin parar" para hacer realidad el pacto que permita a Sánchez seguir en La Moncloa.

PSOE: "No llegamos a un punto de acuerdo"

Calvo ha reconocido, a la salida del discurso de Sánchez en un corrillo con la prensa, que las negociaciones no avanzan como esperaban. "No llegamos a un punto de acuerdo", ha reconocido en declaraciones a la prensa.   

El número tres del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, algo más optimista, ha revelado que se avanza en programa pero "no tanto en cargos". Cree, eso sí, que habrá Gobierno el jueves y confía en que Sánchez salga investido en segunda votación. Una posible Vicepresidencia para Podemos no sería un problema, ha revelado a la prensa Ábalos. 

Podemos aspira a estar al frente de las carteras que le permitan cambiar políticas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.200 euros, los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, educación universal gratuita de 0 a 3 años y otras políticas de igualdad, bajar las tasas universitarias y potenciar la investigación, así como reducir la factura de la luz, medidas contra la emergencia climática o el impuesto a la banca para recuperar el rescate bancario.

Inciden en que han "cedido" desde el inicio en no pedir "ministerios de Estado", ofreciendo "lealtad con la cuestión de Cataluña" y la renuncia de su líder, Pablo Iglesias, en entrar en un Gobierno, pero mantienen la exigencia de liderar ministerios desde donde poder realizar esas políticas sociales. "No paramos de encontrarnos más excusas por parte del PSOE", sentencian.

Noticias

anterior siguiente