Enlaces accesibilidad

Irán captura un petrolero británico y detiene brevemente a otro, en plena escalada de tensión en el estrecho de Ormuz

  • Londres ha informado de que no hay ciudadanos británicos entre los tripulantes de las embarcaciones apresadas
  • Uno de los buques navega bajo bandera liberiana, aunque es propiedad y está operado por una firma británica

Por
Irán captura un petrolero británico y detiene brevemente a otro en el estrecho de Ormuz

Irán ha capturado un petrolero británico y ha detenido brevemente a otro cuando cruzaban por el estrecho de Ormuz, escenario de una escalada de tensión en las últimas semanas entre Irán y Estados Unidos, y apenas dos semanas después de que Reino Unido apresará a un carguero iraní.

Tras amenazar en repetidas ocasiones al Reino Unido con una respuesta, la Guardia Revolucionaria iraní ha anunciado la captura del petrolero Stena Impero, aunque ha justificado que se ha debido a su "no observancia de las leyes y reglamentos marítimos".

Concretamente, la Organización de Puertos y Navegación de la provincia iraní de Hormozgan ha explicado que la detención del petrolero británico se produjo tras chocar con un barco de pesca y que, actualmente se encuentra en el puerto de Bandar Abas. 

Su director, Alahmorad Afifipur, explicó que la tripulación del barco de pesca trató de comunicarse con el petrolero y, "al no recibir respuesta" una flotilla dependiente de la Armada iraní lo interceptó y lo condujo a la costa para comenzar con el proceso legal.

Afifipur señaló que los 23 miembros de la tripulación se encuentran a bordo por razones de seguridad, según la agencia oficial IRNA. La tripulación está compuesta por 18 marineros indios, entre ellos el capitán del barco, y otros cinco de diversas nacionalidades, entre ellas rusa y filipina.

El Stena Impero, de la naviera Stena Bulk y de 30.000 toneladas, había zarpado el viernes desde Emiratos Árabes Unidos y se dirigía a un puerto de Arabia Saudí. Según la naviera, perdió el contacto con su operador sobre las 15.00 GMT, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones sin identificar y un helicóptero se acercaban al buque.

Otro barco retenido

Por su parte, el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, informaba de la captura de dos petroleros en Ormuz, uno británico y otro con bandera liberiana, propiedad de una naviera del Reino Unido, que ha calificado de "inaceptable".

Sin embargo, fuentes militares iraníes han negado la captura del petrolero de bandera liberiana, llamado Mesdar, que es operado por la firma británica Norbulk. Las fuentes, citadas por la televisión estatal iraní y la agencia Tasnim, han indicado que el Mesdar ha sido solo detenido "brevemente" e informado por las autoridades iraníes sobre "seguridad marítima".

De hecho, poco después el Mesdar ha restablecido el contacto con su operador y ha proseguido su viaje en el estrecho de Ormuz, tras haber sido abordado por guardias armados cerca de Irán, según ha informado la naviera Norbulk.

"La comunicación ha sido restablecida con el barco y el Master ha confirmado que los guardias armados se han marchado y la embarcación quedó libre para continuar el viaje. Toda la tripulación está bien", ha señalado en un comunicado Norbulk Shipping UK, con sede en la ciudad escocesa de Glasgow.

Londres busca el barco

"Es esencial que se mantenga la libertad de navegación y que todas las embarcaciones puedan moverse con seguridad", ha dicho el ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, en un comunicado. quien ha informado de que no hay ciudadanos británicos entre los tripulantes de las dos embarcaciones.

"Estamos buscando más información de forma urgente y evaluando la información tras los informes de un incidente en el Golfo", ha indicado un portavoz del Ministerio de Defensa de Reino Unido. Según los medios británicos, el Comité Cobra de emergencia estaría reunido para abordar el asunto. Además, Londres mantiene contactos diplomáticos con Teherán, así como con aliados internacionales, para tratar de resolver la situación, ha señalado el jefe del Foreign Office.

"Todo esto demuestra lo que estoy diciendo sobre Irán. Dan problemas, solo dan problemas. (El nuclear) Fue un acuerdo ridículo, esto les demuestra que yo tenía razón sobre Irán", ha dicho, por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en declaraciones a los periodistas al abandonar la Casa Blanca rumbo a Bedminster (Nueva Jersey), donde pasará el fin de semana.

Tensión creciente en una región estratégica

Los hechos se han producido en plena escalada de tensión en el estrecho de Ormuz, un paso marítimo de enorme importancia geoestratégica porque por sus aguas transitan casi un tercio de los barriles que se comercian en el mundo, procedentes de los campos petróliferos de Oriente Medio. Las escaramuzas comenzaron en mayo y han reavivado el temor a una confrontación armada en la región, donde se han producido sabotajes y ataques a petroleros y busques cisterna de los que Estados Unidos responsabiliza a Irán. 

Washington teme el creciente uso de aviones no tripulados por Irán y sus aliados en Oriente Medio, así como la influencia de la potencia chií, mientras Teherán defiende que se trata de su región y pretende reducir la presencia estadounidense, que incluye un gran despliegue militar en la zona. Este jueves, Trump aseguraba que sus tropas habían derribado un dron iraní, aunque las autoridades de Teherán lo han desmentido.

La tensión, además, se ha extendido a Reino Unido, uno de los principales aliados estadounidenses, después de que su marina apresará, por indicación de Washington, a un petrolero iraní en el estrecho de Gibraltar, bajo la acusación de transportar crudo a Siria violando las sanciones internacionales. Este mismo viernes, Gibraltar ha extendido durante 30 días más el periodo de detención del Grace 1, que desde hace dos semanas permanece retenido en la colonia británica.

EE.UU. pide apoyo internacional para proteger Ormuz

El Mando Central de las Fuerzas Armadas de EE.UU. ha desvelado este sábado que, "a la luz de los recientes eventos que han tenido lugar en la región del golfo Pérsico", está conversando con países de Europa, Asia y Oriente Medio para garantizar la libertad de navegación en la zona.

"A la luz de los recientes eventos que han tenido lugar en la región del golfo Pérsico, el CentCom está desarrollando una acción marítima multinacional, la Operación Centinela, para incrementar la vigilancia y la seguridad en rutas marítimas clave de Oriente Medio y así garantizar la libre navegación", ha señalado el Mando Central en un comunicado.

La nota agrega que "en estos momentos funcionarios estadounidenses trabajan para coordinar con socios y aliados en Europa, Asia y Oriente Medio los detalles y recursos necesarios" para poner en marcha dicha operación.

El Ejército estadounidenses aspira a conseguir con esta maniobra "el marco" necesario para que las distintas naciones que participen en la coalición "escolten a los buques de su misma bandera", al tiempo que pueden beneficiarse de las ventajas de una acción conjunta que favorezca una mayor coordinación y vigilancia en la zona.

"El objetivo de la Operación Centinela es promover la estabilidad marítima, asegurar el paso franco y reducir la escalada de tensión en aguas del golfo Pérsico, los estrechos de Ormuz y de Bab el-Mandeb, del golfo de Omán", detalla el comunicado.

Noticias

anterior siguiente