Enlaces accesibilidad

La belleza de 'GRIS' triunfa en el Gamelab con ocho Premios Nacionales del Videojuego

Por
Tráiler de lanzamiento de GRIS

El videojuego GRIS ha sido el gran triunfador de la XII edición del Gamelab 2019 al recibir ocho Premios Nacionales del Videojuego entregados este jueves en Barcelona.

El primer trabajo del equipo barcelonés Nomada Studio, formado por Adrián Cuevas, Roger Mendoza y el artista Conrad Roset, ha conseguido los premios en las categorías de Mejor juego del año, Mejor juego de PC, Mejor audio, Mejor dirección de arte, Mejor debut, Mejor juego de consola, el Premio de la Prensa y Mejor juego catalán.

Su cuidado aspecto gráfico, unido a una mecánica accesible que pone el foco en la reflexión intimista han dotado a GRIS de alabanzas del público y la atención de la crítica desde su estreno. Además, su innovadora narrativa ha revolucionado el formato: no hay diálogos, el jugador no puede morir ni matar y es incluso reflexivo, unas características que han hecho que se hayan vendido alrededor de 400.000 ejemplares en seis meses. 

La idea de GRIS nació en la cabeza de Roset, a quien Cuevas y Mendoza conocieron por casualidad en una fiesta, concebida como un videojuego que empezara en blanco y negro y se fueran desbloqueando los colores. Tres años después, crearon uno de los juegos más aclamados del momento por su belleza y su calidad artística.

Publicado en el ámbito internacional por la editora Devolver Digital, el videojuego también ha logrado muchos reconocimientos fuera de España, como el Annie, el Óscar de los videojuegos, el Game Developers Choice Awards a Mejor Arte Visual; el de Mejor Dirección de Arte por la National Academy of Video Game Trade Reviewers; o el de Mejor Mecánica de Juego por parte de Games for Change. Además, también ha sido nominado a tres premios BAFTA y dos D.I.C.E., uno de los más prestigiosos del sector.

Do Not Feed The Monkeys, en segundo puesto

El videojuego de Fictiorama Studios Do Not Feed The Monkeys ha sido el segundo juego más premiado de la edición, con los premios a Mejor diseño de juego y Mejor idea original. 

Do Not Feed The Monkeys plantea como juego de puzles una amarga distopía, a medio camino entre George Orwell y Philip K.Dick, donde el jugador se convierte en vigilante de personas anónimas mediante un entramado de cámaras. 

Por su parte, Yuppie Psycho, de Baroque Studio, que pone el foco en la crítica social a través de la ironía y el terror, ha obtenido el premio a Mejor narrativa; mientras que Very Little Nightmares, de Alike Studio, ha sido premiado como Mejor juego de smartphone.

En cuanto al trabajo amateaur creado por estudiantes más destacado, el ganador ha sido Moodievale Times, de Digipen Bilbao.

El público ha elegido a Intruders: Hide and Seek de Tessera Studios como su favorito a través de redes sociales, un juego de realidad virtual que pone al jugador en la piel de un niño de 13 años que tiene que ocultarse de unos desconocidos que han irrumpido en su casa. 

Noticias

anterior siguiente