Enlaces accesibilidad

Sánchez se reunirá el 2 de julio con Batet para fijar la fecha de la investidura

  • El líder del PSOE no ha conseguido desbloquear los apoyos necesarios para ser investido desde que recibió el encargo del rey

Por
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunirá el próximo 2 de julio con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en un encuentro del que saldrá la fecha del pleno de investidura al que el líder del PSOE se presenta, por el momento, sin los apoyos suficientes para ser investido jefe del Ejecutivo.

El encuentro con Batet se producirá a la vuelta del viaje de Sánchez a Japón para participar en la Cumbre del G-20, que tiene lugar este fin de semana en la ciudad de Osaka.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Sánchez se reunirá con Batet el 2 de julio para fijar la fecha de la investidura

A la investidura aunque sea sin apoyos

Sin embargo, aunque Sánchez no cuenta con los apoyos necesarios para sacar adelante la investidura, en las filas socialistas ya han dejado claro que su intención es presentarse a ella en el mes de julio. Por eso, la fecha elegida por Sánchez para reunirse con Batet es la primera disponible en su agenda después de sus compromisos internacionales de los próximos días, con la cumbre del G-20 en Japón y el Consejo Europeo Extraordinario de Bruselas.

A día de hoy, Sánchez solo cuenta con los 123 votos de los diputados del PSOE, uno de PRC y otro de Compromís, muy lejos de los 176 votos que se precisan en mayoría absoluta en la primera votación, y aun de la mayoría simple -más votos a favor que en contra- que necesitaría en la segunda votación, 48 horas después, a la que por el momento está abocado.

La presidenta del Congreso, que es la que fijará la fecha, ha considerado este miércoles que la investidura debería producirse para que haya un "gobierno a pleno rendimiento lo más rápido posible" y porque la ciudadanía “está esperando” a que tenga lugar.

Investidura bloqueada

Esta semana, el líder del PSOE ha retomado los contactos con los líderes de los principales partidos. Se reunió el lunes con el presidente del PP, Pablo Casado, y el martes con el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. 

Como era previsible, el líder del PP, que acudió a esta reunión propuesta por Sánchez en el palacio de La Moncloa, se negó a permitir la investidura de Sánchez con la abstención de su partido. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también fue invitado a otra reunión, pero rehusó acudir.

Por su parte, Sánchez e Iglesias siguen sin entenderse para alcanzar un acuerdo de investidura, como se desprendió de la reunión de una hora que mantuvieron en la tarde del martes y en la que ninguno se movió de sus posiciones iniciales: el líder del PSOE ofrece un "gobierno de cooperación", en el que Podemos tendría cargos intermedios en la Administración pero no en el Consejo de Ministros, y el secretario general de Podemos insistió en su exigencia de un gobierno de coalición y, según fuentes socialistas, no descarta votar en contra de la investidura.

De este modo, no se ha producido ningún avance para desbloquear la situación, aunque según las citadas fuentes socialistas, Sánchez está dispuesto a ir a la investidura con apoyos o sin ellos. En cualquier caso, una investidura fallida serviría para poner en marcha los plazos que conducirían a una nueva convocatoria de elecciones. 

Noticias

anterior siguiente