Enlaces accesibilidad

Trump anuncia nuevas sanciones contra Irán y no descarta un ataque militar

  • El presidente de EE.UU. asegura que la acción militar está “sobre la mesa”, pero dice estar abierto a llegar a un acuerdo 
  • Teherán ha advertido de que la respuesta a cualquier ataque eventual sería “aplastante”

Por
 Imagen de archivo en la que aparece el presidente de EE.UU., Donald Trump.
Imagen de archivo en la que aparece el presidente de EE.UU., Donald Trump. AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que impondrá nuevas sanciones contra Irán para prevenir que el régimen de Teherán obtenga armas nucleares y advierte de que la acción militar sigue “sobre la mesa”. Ante la amenaza, el país persa ha avisado de que respondería de forma “aplastante” a un eventual ataque.

El nuevo choque entre EE.UU. e Irán llega un día después de que Trump confirmara haber autorizado un ataque selectivo tras el derribo de uno de sus drones y explicase que lo frenó en el último momento al enterarse de que habría causado unas 150 muertes, una represalia que no habría sido "proporcionada”.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Abas Musaví, ha asegurado este sábado que “independientemente” de la decisión que tome EE.UU., Irán no permitirá que se violen sus fronteras: “Estamos preparados para enfrentar cualquier amenaza contra la integridad de la República Islámica de Irán”, ha subrayado.

La tensión aumenta tras el incidente del dron

Teherán asegura que no está buscando una guerra, pero ha advertido de que la respuesta a cualquier ataque sería “aplastante”.

"Cualquier error de los enemigos de Irán, en particular Estados Unidos y sus aliados regionales, sería como disparar contra un barril de pólvora que quemará a América, sus intereses y sus aliados a la tierra”, ha señalado este sábado el portavoz de alto rango de las Fuerzas Armadas de Irán, Abolfazl Shekarchi,

El Cuerpo de Los Guardianes de la Revolución de Irán derribó el pasado jueves un avión no tripulado de vigilancia estadounidense por haber violado supuestamente las normas internacionales al cruzar las fronteras iraníes y entrar en sus aguas territoriales.

Sin embargo, Washington asegura que el dron no violó el espacio aéreo iraní y que fue derribado en aguas internacionales.

El aparato es un no tripulado de vigilancia no armado del modelo MQ-4 Triton y fue derribado por un misil tierra-aire del sistema de defensa aérea Jordad 3, diseñado y fabricado en Irán.

Tras el incidente, Irán convocó al embajador de Suiza en Teherán -que representa los intereses de Estados Unidos en el país- y expresó su protesta por lo que considera una la violación.

Nuevas sanciones sobre Teherán

Por su parte, Trump ha dicho este sábado que impondrán “sanciones adicionales sobre Irán”.

“En algunos casos vamos lento, pero en otros casos nos movemos muy deprisa”, ha dicho el gobernante a los periodistas en la Casa Blanca, poco antes de trasladarse a la residencia de descanso oficial de Camp David.

El presidente de EE.UU. ha añadido que la acción militar siempre está “sobre la mesa”, pero dice estar abierto a llegar a un acuerdo con Irán que reforzaría la economía del país: “Lo llamaremos ‘Hagamos a Irán grande de nuevo’”, ha dicho en tono jocoso aludiendo a su conocido lema de campaña.

Sobre el altercado del dron, Trump ha valorado como “sabia” la decisión de Irán de no derribar también un avión militar P8 estadounidense con personas a bordo que se encontraba en la zona en la que el jueves fue abatido el dron. 

Irán decidió no derribar también un avión tripulado

"Había un avión con 38 personas ayer, ¿lo vieron? Creo que es una gran historia. Lo tenían a la vista y no lo derribaron. Creo que fueron muy sabios al no hacer eso", ha dicho el presidente a los medios.

El comandante de la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes de la Revolución de Irán ha asegurado que podría haber derribado también ese avión tripulado que, ha explicado, volaba “al lado” del dron derribado.

"Podríamos haber apuntado a ese avión también, pero nos abstuvimos de hacerlo porque nuestra intención era solo enviar un mensaje a las fuerzas terroristas estadounidenses en la región", ha aseverado Hayizadeh, según la agencia oficial IRNA.

Las tensiones en la región empezaron a crecer significativamente cuando Trump se retiró de un acuerdo nuclear firmado en 2015 junto a otras seis potencias con la República Islámica y decidió volver a imponer sanciones contra Teherán.

Noticias

anterior siguiente