Enlaces accesibilidad

Premios Princesa de Asturias 2019

Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz, Princesa de Asturias por su lucha contra el cambio climático a través de las plantas

  • El Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019 reconoce a las biólogas estadounidense y argentina
  • Su trabajo se ha centrado en la lucha contra el calentamiento global y sus efectos, además de en la defensa de la biodiversidad

Por
Joanne Chory y Sandra M. Díaz, Princesa de Asturias por su lucha contra el cambio climático

Las biólogas especialistas en plantas Joanne Chory y Sandra Myrna Díaz han sido galardonadas este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019, según ha hecho público en Oviedo el jurado encargado de su concesión.

El trabajo que desarrollan las dos biólogas, por separado, las ha situado en la vanguardia de nuevas líneas de investigación con futuras implicaciones destacadas en la lucha contra el cambio climático y sus efectos, además de en la defensa de la biodiversidad.

El acta, que ha sido leída por el presidente del jurado, el investigador Pedro Miguel Echenique, ensalza sus "contribuciones pioneras" al conocimiento de la biología de las plantas, que son "trascendentales para la lucha contra el cambio climático y la defensa de la diversidad biológica".

Los trabajos de Joanne Chory sobre las respuestas moleculares y genéticas de las plantas a las variaciones ambientales, en particular luz y temperatura, ayudan "a comprender y mejorar la adaptación de los sistemas naturales al calentamiento global", según el jurado. El acta añade que, de forma complementaria e independiente, las investigaciones de Sandra Myrna Díaz permiten "cuantificar la importancia de la conservación de la biodiversidad funcional para garantizar los beneficios que los ecosistemas prestan a la Humanidad".

Joanne Chory, botánica y genetista

Joanne Chory se incorporó al prestigioso Instituto Salk en 1988, donde ha ocupado diversos puestos, entre ellos el de directora de Investigaciones y del Laboratorio de Biología Celular y Molecular de Plantas. Es investigadora del Howard Hughes Medical Institute y, desde 1999, es también profesora asociada de la Universidad de California en San Diego. 

Su campo de investigación se ha centrado en el estudio de los mecanismos que regulan el funcionamiento de las plantas, desde el nivel molecular hasta el celular, así como las reacciones de estas a condiciones ambientales de estrés.

Chory ha destacado por estudiar el desarrollo de plantas capaces de absorber hasta veinte veces más dióxido de carbono del aire que las normales, liderando la Harnessing Plant Initiative del Instituto Salk. Se trata de un proyecto de investigación que lucha contra el calentamiento global, a través de la optimización de la capacidad natural de las plantas para capturar y almacenar el dióxido de carbono y adaptarse a distintas condiciones climáticas, utilizando para ello las técnicas de edición genética.

Sandra M. Díaz, referencia en ecología

Sandra Myrna Díaz es profesora de la Universidad de Córdoba, en Argentina, donde actualmente es investigadora del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal, entre otros cargos. También ha participado en actividades e informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático y de la Convención Internacional de Diversidad Biológica.


Referencia científica en el área de la ecología y especializada en botánica, participó en el desarrollo de una herramienta metodológica para cuantificar los efectos y beneficios de la biodiversidad de las plantas y la ecología vegetal de los ecosistemas y su aprovechamiento humano en forma de combustible, materiales, medicinas, tintes, alimentación, protección hídrica y otras aportaciones. También destaca su estudio del papel de la biodiversidad para contrarrestar el calentamiento global, por ejemplo, mediante el secuestro de carbono atmosférico.

Premiados en ediciones anteriores

En la pasada edición, el premio recayó en el biólogo sueco Svante Pääbo, considerado como uno de los fundadores de la paleogenética. Pääbo, especialista en genética evolutiva, dirigió el proyecto de secuenciación completa del genoma del neandertal. También descubrió un nuevo tipo de homínido, el denisovano, que vivió hace 30.000 años y sus restos fueron hallados enla cueva siberiana de Denísova.

Además, han obtenido este galardón, entre otros, las bioquímicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna; los químicos Avelino Corma, Mark E. Davis y Galen D. Stucky; los físicos Peter Higgs y François Englert y la Organización Europea para la Investigación Nuclear, o los neurólogos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti.

El de Investigación Científica y Técnica es el séptimo premio que se falla de los ocho que convoca anualmente la Fundación Princesa de Asturias. Cada uno de los galardones está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró, un diploma acreditativo, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros.

Noticias

anterior siguiente