Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Sánchez no descarta ningún pacto entre gritos de "sí se puede" y "con Rivera, no"

Por

Sánchez no descarta ningún pacto pese a los gritos de "¡Con Rivera, no!" en Ferraz

Pedro Sánchez ha salido al balcón de la sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz entre aplausos, vítores y banderas socialistas y españolas después de ganar las elecciones generales de este domingo con una mayoría de 123 diputados. Pero al poco de comenzar su discurso se alzaba entre la multitud un grito: "¡Con Rivera, no!". Una petición la de los simpatizantes socialistas que no ha sido respondida por el presidente del Gobierno, quien ha prometido, sin despejar dudas, que "tenderá la mano a todas las formaciones políticas" que respeten la Constitución sin poner "cordones sanitarios".

La victoria del PSOE ha venido de la mano de la caída de Podemos este 28A. Han sido 38 escaños más para los primeros y 29 menos para los segundos. Ese resultado deja a ambas formaciones con 165 escaños y lejos de la mayoría absoluta de 176 diputados necesaria para gobernar. Las dos opciones del PSOE para formar un Ejecutivo son pactar con Cs, con quien sumaría 180 diputados, o con Podemos y buscar el apoyo de los partidos nacionalistas e independentistas, que no está garantizado. 

Sánchez ha comenzado su discurso celebrando el resultado: "Hemos hecho que pase, el PSOE ha ganado las elecciones y con ello ha ganado el futuro y ha perdido el pasado". Pero a medida que defendía la "solidez" y "calidad" de la democracia española, de "su futuro, sus derechos y sus libertades", la multitud irrumpía en gritos: "¡Con Rivera, no!".

Sánchez ha seguido hablando sobre los "mensajes" que han enviado los españoles. "No queremos la involución, la reacción, el retroceso. Queremos un país que avance, que mire al futuro", ha afirmado. España ha lanzado un mensaje "claro, nítido y rotundo a Europa y al mundo de que se puede ganar a la reacción, al liberalismo y a la involución", ha proseguido Sánchez.

"Sí se puede", "no es no" y "no pasarán"

Pero volvía el grito entre los asistentes: "¡Con Rivera, no!". Entonces Sánchez se ha interrumpido para responder con una sonrisa: "¿No ha quedado claro?". Tras esto, la multitud entonó el lema de Podemos "sí se puede", gritó el "no es no" que Sánchez defendió para no apoyar la investidura de Mariano Rajoy en 2016 y promulgó el grito antifascista "no pasarán".

"Se trataba de ganar las elecciones y de gobernar. Hemos ganado las elecciones y vamos a gobernar España", ha proseguido Sánchez, quien ha prometido "avanzar en justicia social, acabar con la desigualdad que sufre la gente, avanzar en convivencia, en concordia y acabar con la confrontación territorial que ha dominado la política española en estos últimos años".

Para esos desafíos ha prometido ser el "presidente de todos los españoles". "Desde nuestras ideas de izquierdas y nuestra posición progresista vamos a tender la mano a todas las formaciones políticas". Y se ha referido a Cs, quien ha dado por sentado que pasa a la oposición, para decir: "No vamos a hacer como ellos, que ponen cordones sanitarios al PSOE. La única condición que vamos a poner es respetar la constitución española y avanzar hacia la limpieza política".

Noticias

anterior siguiente