Enlaces accesibilidad

Juicio 'procés'

Un comandante de la Guardia Civil declara que los Mossos les espiaron el 1-O

Por
Un comandante de la Guardia Civil relata cómo les vigilaron los Mossos el 1-O

El comandante de la Guardia Civil que analizó las conversaciones que mantuvieron los Mossos d'Esquadra por su emisora el día del referéndum del 1-O ha afirmado este miércoes ante el Supremo que de estos diálogos se desprende que los agentes del cuerpo autonómico tenían órdenes de vigilar los movimientos de los efectivos del Instituto Armado y de la Policía Nacional con "prioridad" sobre cualquier otra instrucción y que tenían también orden de "apartarse" cuando actuaran estos cuerpos para no aparecer en la imagen junto a ellos, según su declaración como testigo en el juicio del 'procés'.

Del análisis de estas conversaciones también se desprende, según su relato, algunas parejas de mossos que acudieron a los colegios fueron informados por los concentrados de cuál sería su "estrategia" ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, incluyendo la colocación "en primera línea de niños y personas de avanzada edad",

Este mando de la Guardia Civil, que también analizó los correos del exconseller de Interior Joaquim Forn, ha explicado que este último recibió varios informes de la Comisaría General de Información de los Mossos el 29 y 30 de septiembre de 2017 en los que se explicaba que los locales de votación "ya estaban ocupados", que había "llamamientos" de ANC y Òmnium para "custodiar" los centros y que la CUP "al parecer" había dicho que habría "muros humanos" y que no descartaban "acciones combativas" si las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado actuaban para intentar cumplir la orden judicial.

Del análisis de estos correos, el comandante ha declarado que detectó "una unidad de acción entre los responsables políticos del Cuerpo y el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, pero ha precisado que nunca nunca detectó que Forn diese instrucciones a la Policía catalana, informa Efe.

Un comandante de la Guardia Civil apunta a correos de Forn que mencionaban "acciones combativas"

El testigo ha explicado que ante lo ocurrido el 1-O se decidió investigar las grabaciones de la emisora de los Mossos dando en su opinión unos resultados "sorprendentes". El comandante ha explicado que en esas conversaciones se les recuerda la orden verbal de "vigilar" a los guardias civiles y policías nacionales aunque se refieren a ellos en todo momento como "banderines" y "escudos", respectivamente. Los exmandos de los Mossos que han declarado ya negaron que se hubiera dado esta orden.

Estas vigilancias se concentraban en los puntos donde había mayor número de agentes antidisturbios, como en el Puerto de Barcelona. La orden era trasladar "cuáles eran nuestros movimientos y cuál era la dirección que tomábamos", ha señalado el testigo. Se identificaron matrículas y en algún caso, ha añadido, se siguió a algún convoy y se mandaron fotos de los vehículos.

"Apartarse" cuando llegara Guardia Civil y Policía Nacional

El comandante también ha revelado que a través de la emisora se recordaba a los mossos la orden que había de "apartarse" cuando llegaban los agentes de Guardia Civil y Policía Nacional. La instrucción que se les trasladaba desde los mandos es "que se apartaran de ahí y que en ningún momento se viera ninguna imagen" de los mossos junto a ellos que pudiera dar a entender "que estuvieran participando en esa acción".

En algunos casos, los mossos también comunicaron a través de la emisora la "estrategia" que los votantes les habían explicado que iban a seguir si llegaban las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. En uno de los colegios, por ejemplo, los concentrados explicaron que iban a hacer un pasillo para que pudieran entrar hasta la urna, pero que esta estaría atornillada para que no se la pudieran llegar y que pondrían a niños y personas mayores en primera fila.

Por su parte, el primer testigo de este miércoles, el brigada de la Guardia Civil que ha situado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la nave donde se requisaron cerca de diez millones de papeletas días antes del registro, ha declarado también que el Govern se planteó que los Mossos tuvieran "compentencias plenas" -incluidas las de defensa "militar"- en una reunión de ex altos cargos de la Generalitat con un comisario del cuerpo, que informó el contenido al mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero en julio 2017.

Según este testigo, son varios los documentos sobre las futuras estructuras de Estado que se referían al "papel importante" que tenían que tener los Mossos con la creación incluso de una agencia de inteligencia catalana. Entre ellos uno de 2015. El brigada ha hecho referencia también al famoso documento de Enfocats y a la reunión de junio de 2016 recogida en una de las agendas moleskine que se incautó al ex número dos de Junqueras, Josep María Jové.

En este encuentro, en el que estuvieron presentes Artur Mas, Carles Puigdemont, el propio Junqueras, Raül Romeva y Marta Rovira "se decide optar por la vía unilateral" y tener "especial cuidado" con tres organismos: la Intervención General del Estado, la Administración local (ayuntamientos) y los Mossos d'Esquadra.

Noticias

anterior siguiente