Enlaces accesibilidad

Incendios

Una veintena de incendios continúan activos en Asturias y Cantabria

  • El índice de riesgo de incendio forestal previsto para este martes en Asturias es extremo
  • Las tareas de extinción podrían verse dificultadas por la previsión de fuertes rachas de viento

Por
Una veintena de incendios continúan activos en Asturias y Cantabria

Asturias y Cantabria siguen su lucha contra los incendios forestales que se declararon este domingo a última hora. En el caso del Principado, todavía este martes, hay 19 fuegos activos, mientras que en Cantabria, siguen activos cinco incendios, en una jornada en la que se han intensificado los trabajos de los medios aéreos desde primera hora de la mañana de este martes ante la previsión de fuertes rachas de viento por la tarde.

Según los últimos datos facilitados por la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, la región registra a última hora de la mañana de este martes diecinueve incendios forestales activos, mientras que otros nueve se encuentran en observación.

En declaraciones a los periodistas antes de participar en la Junta Local de Seguridad de Castrillón, Losa ha afirmado que la situación es "bastante mejor" a la de este lunes, cuando aún se contabilizaban 39 focos activos, y ha confiado en que la lluvia prevista para este miércoles ayude a terminar de extinguir los incendios.

La delegada del Gobierno ha recordado que los servicios de extinción están "apurando" el primer tramo de la jornada para tratar de sofocar el mayor número de focos posibles, ya que este martes por la tarde se prevén fuertes rachas de viento durante varias horas.

@@MEDIA [5035345, a]

Casi 350 fuegos en los últimos días en Asturias

Por su parte, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha apuntado que desde el pasado jueves se han contabilizado en Asturias 347 incendios

Aunque ha incidido en que aún es pronto para saber cuánta superficie se ha quemado, ha señalado que no cree que vayan a ser muchos los que tengan la consideración de gran incendio -más de 500 hectáreas quemadas- ni que se haya visto afectada de forma mayoritaria la superficie arbolada.

A falta de perimetrar las zonas afectadas por el fuego, el consejero ha señalado que el desatado hace dos días en Soto de los Infantes, en el concejo de Salas, superará ampliamente las 500 hectáreas, y sigue siendo uno de los que más preocupan.

De hecho, cinco de los nueve medios aéreos que trabajan en las tareas de extinción se centrarán este martes en este fuego, junto a numerosos medios terrestres. 

Aunque la situación "ha evolucionado a mejor" -en la madrugada del lunes llegaron a registrarse 139 incendios de forma simultánea y en la del martes, 49- las previsiones meteorológicas no son buenas ya que, según ha recordado el consejero, para esta tarde y mañana se prevé que regresen los vientos fuertes o muy fuertes.

Ante este panorama, los servicios de extinción están "intentando apagar todo lo que se pueda antes de que los vientos puedan reavivar las llamas". 

Salvo un par de incendios que pueden estar vinculados a la caída de tendidos eléctricos, el resto tendría un origen intencionado, según el consejero asturiano de la Presidencia.

El índice de riesgo de incendio forestal previsto para la jornada de este martes, en la que podrían llegar algunas lluvias débiles, es extremo, por lo que las quemas siguen estando prohibidas. Según las previsiones del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot), la previsión es que se mantenga en riesgo extremo este miércoles también.

Mejora la situación en Cantabria

En Cantabria, aunque la situación ha mejorado con respecto a días anteriores, aún cinco incendios forestales están activos en estos momentos.

Los fuegos se encuentran localizados en Viaña, Vega de Pas; en Mediadoro, Valdeprado del Río, donde interviene la BRIF; en Alceda, Corvera de Toranzo, a donde acude el helicóptero pesado kamov del Ministerio de Agricultura; el de Mercadal, en Cartes, en donde va a intervenir el helicóptero del 112 Cantabria; y el de Cabezón de Liébana, que está en fase avanzada de extinción.

Al igual que en Asturias, las fuertes rachas de viento que se prevén este martes han obligado al Gobierno de Cantabria a mantener el nivel de alerta y a volver a evaluar la situación a primera hora de la tarde, ha informado el Ejecutivo en nota de prensa.

La AEMET ha activado el aviso amarillo por fuertes vientos en esta región. Además, se esperan únicamente lluvias ocasionales limitadas en tiempo y espacio, al final de este miércoles y primeras horas del jueves.

El operativo de la Dirección General de Medio Natural está formado por 102 agentes del medio natural, 32 cuadrillas forestales y 6 emisoristas. Asimismo, se cuenta con los bomberos del 112 Cantabria y con la brigada helitransportada, BRIF de Ruente, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que también mantiene en Cantabria el helicóptero pesado kamov y el anfibio, además de los bomberos municipales y las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, que serán movilizados también si la situación lo requiere.

El Ejecutivo ha reiterado la llamada a la colaboración ciudadana, tanto para evitar cualquier práctica de riesgo, dado que las quemas están prohibidas en terreno rústico en toda la región, como para colaborar en la identificación de los causantes.

En la reunión del Centro de Cooperación Operativa (CECOP) de este mediodía ha estado también José Voces, representante de la sección de Predicción de la AEMET en Cantabria, que se ha unido al consejero de Medio Rural, Jesús Oria y a los técnicos de la Dirección General de Medio Natural, de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, del 112 Cantabria, Cruz Roja y Guardia Civil.

El 80% de los incendios ocurridos entre 2015 y 2017 en Asturias fueron intencionados

Cuatro personas sospechosas en Cantabria

La Guardia Civil está investigando a un hombre de 44 años como presunto autor de un delito de incendio forestal en la localidad cántabra de Esles de Cayón, que se produjo el pasado domingo y que afectó a zona arbustiva, arbórea y herbácea. Con esta nueva actuación ascienden a cuatro las personas que la Guardia Civil considera presuntas autoras de delitos de incendios forestales en los últimos días.

Según ha informado este martes el Instituto Armado, agentes del Seprona se trasladaron el pasado domingo al barrio Cotorra de Esles de Cayón, en el que se había producido un fuego que estaba afectando a pastizal y monte bajo y a una zona de gran riqueza arbórea y arbustiva. 

Los agentes encontraron cinco focos en la zona y averiguaron, gracias a la colaboración ciudadana, diferente información sobre una persona sospechosa que había sido vista en el lugar del incendio. Este lunes se instruyeron diligencias en calidad de investigado a un hombre como presunto autor de este incendio y el Seprona, que continúa la elaboración del informe técnico, no descarta que parte del terreno quemado este siendo usado por esta persona.

Además, agentes del puesto de Santillana del Mar sorprendieron en la mañana de este pasado sábado a un hombre cuando realizaba una quema en una finca de Viveda y por la tarde de este lunes, a otro quemando rastrojos en una finca de Oreña, hechos por los que han sido denunciados al estar prohibidas las quemas.

Ante la presencia de personas o vehículos sospechosos en zonas boscosas o lugares donde se esté produciendo un incendio forestal, se pide facilitar de inmediato esa información al teléfono 062 de la Guardia Civil o a las patrullas que se encuentren en los lugares de los incendios.

Hallado un artefacto casero en Muskiz

Por otro lado, en el País Vasco, la Ertzaintza ha localizado en la zona del incendio declarado el pasado domingo en un monte de Muskiz (Bizkaia) un artefacto casero que considera se pudo utilizar para prender fuego en distintos focos.

Según han informado fuentes del departamento de Seguridad, el artefacto hallado consistiría en una especie de destornillador con vendas entrelazadas a las que se prendería fuego después para poder utilizarlo en distintos focos.

La Ertzaintza continúa la investigación en torno a este incendio, en el que se quemaron 110 hectáreas de arbolado, principalmente eucalipto, en un monte de titularidad pública. De momento, no hay ningún detenido por estos hechos.

Noticias

anterior siguiente