Enlaces accesibilidad

Felipe González: "No necesitamos relatores ni mesas de partidos sobre Cataluña"

  • Ve necesario definir el perímetro del diálogo dentro de la Constitución y el Estatut 
  • "Hemos entrado en un terreno de confusión que me preocupa"" ha asegurado el expresidente del Gobierno

Por
González rechaza el relator y la mesa de partidos porque "supone degradar el Parlament y el Congreso"

El expresidente del Gobierno Felipe González advierte de que en el diálogo político sobre Cataluña no se necesitan relatores o notarios, ni "una mesa de partidos decidida por un Ejecutivo, que no permite funcionar al Parlamento".

"¿Para qué necesitamos un notario que certifique lo que se dice o que los convoque cuando en el Parlamento sobran los notarios, los asesores jurídicos, la gente que toma nota?", se ha preguntado el expresidente del Gobierno en unas declaraciones difundidas por la Fundación Felipe González.

González se ha sumado así al malestar dentro del propio PSOE, pese a que la vicepresidenta Carmen Calvo incidía en que no se trata de un "mediador" ni un "observador internacional". También lo hacían el histórico socialista y exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el presidente de Aragón, Javier Lambán, en su cuenta de Twitter y la diputada y exportavoz del grupo socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez

24 horas - Felipe González: "No necesitamos relatores ni mesas de partidos sobre Cataluña"

Sin retatores

Además, el expresidente del Gobierno ha subrayado además que el Gobierno de Pedro Sánchez debe aclarar "el perímetro del diálogo" sobre Cataluña, que a su juicio "tiene que ser el de la Constitución, el Estatuto de autonomía y el ordenamiento jurídico".

"Hay que aclarar que el perímetro de un diálogo deseable está ahí", porque, "si no, no se avanzará", ha insistido, antes de afirmar: "Y ahí hemos entrado en un terreno de confusión que me preocupa".

"No necesitamos relatores", ha afirmado González, a quien le "preocupa mucho" la "degradación institucional", y argumenta que el Gobierno tiene que discutir y dialogar con el Ejecutivo autonómico de Cataluña dentro de ese perímetro, por "no puede decidir lo que van a hacer los partidos".

González sostiene que el diálogo debería llevarse a cabo en el Parlamento autonómico catalán y en el Parlamento español, donde "están todos representados", "salvo que se pretenda degradar institucionalmente, lo cual es muy peligroso para el funcionamiento de la democracia, el valor del Parlamento en Cataluña y en el conjunto del Estado".

Noticias

anterior siguiente