Enlaces accesibilidad

Previsiones macroeconómicas

La eurozona crecerá una décima menos en 2019, hasta el 1,9%, según estima Bruselas

  • La previsión para 2020 es que la economía de la zona euro solo avanzará un 1,7%

Por
El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. REUTERS/Vincent Kessler

La Comisión Europea (CE) ha rebajado sus previsiones de crecimiento económico en la eurozona una décima hasta el 1,9% durante 2019, mientras que para 2020 el avance del PIB se ralentizará aún más y pronostica que llegará al 1,7%.

Para el conjunto de la Unión Europea (UE), también estimó que el aumento del producto interior bruto (PIB) se desacelerará una décima el próximo año, coincide la cifra en el 1,9%, pero las perspectivas son ligeramente mejores para 2020 cuando se situará en el 1,8%.

En el caso de España, la CE cree que su crecimiento se ralentizará en dos décimas con respecto a la previsión anterior y también considera que no cumplirá con el déficit pactado.

Los próximos tres años serán de ralentización después de que la eurozona y la UE hayan registrado en 2017 su mayor crecimiento en una década. La Comisión Europea también advierte de que existen riesgos a la baja que podrían "amplificar" la desaceleración, principalmente relacionados con Estados Unidos.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha explicado que las políticas procíclicas de EE.UU. podrían provocar un aumento más rápido de lo previsto de los tipos de interés: "Esta situación podría exacerbar las tensiones en los mercados financieros. La UE también podría sufrir, dados sus estrechos vínculos comerciales y la exposición de los bancos". A esto se une la intención de Trump de aumentar el déficit por cuenta corriente, una política que avivaría las tensiones comerciales con China.

Mejora el paro

El paro en la eurozona seguirá reduciéndose, terminará este año en el 8,4% para bajar al 7,9% en 2019 y al 7,5% en 2020. En toda la UE, el desempleo se comporta aún mejor que en el área de la moneda única ya que cae en los Veintisiete del 7,4% al 7% el próximo año y se queda en el 6,6% en 2020.

Por su parte la inflación en la zona euro se mantendrá en el 1,8% tanto en este ejercicio como en el que viene y descenderá al 1,6% en 2020. El comportamiento de los precios será similar en el conjunto de los 27 (una décima más en 2019 y 2020). Teniendo en cuenta al Reino Unido, la inflación de la UE se situará en el 2% en 2018 y 2019 y bajará al 1,8% en 2020.

El déficit en la eurozona acabará este ejercicio en el -0,6% pero empeorará el año que viene (-0,8%) y al siguiente (-0,7%). Por su parte, en toda la UE el déficit público cerrará este año en el -0,7% y empeorará una décima en 2019 (-0,8%) para volver al -0,7% en 2020.

Garantizar la fortaleza del euro

Moscovici también cree que las dudas sobre la sostenibilidad de los países "muy endeudados" corren el riesgo de extenderse al sistema financiero y recuerda los riesgos vinculados con las negociaciones sobre la salida de Londres del club europeo. Apunta que los "motores de crecimiento" serán cada vez más "de carácter nacional" y que el consumo privado "debería beneficiarse de un mayor crecimiento salarial y de las medidas fiscales adoptadas por algunos gobiernos".

"La economía europea resiste bien, aunque el crecimiento disminuye gradualmente (...). En un contexto internacional caracterizado por una incertidumbre creciente, los responsables políticos deben esforzarse, tanto en Bruselas como en las capitales nacionales, por garantizar que la zona euro sea lo suficientemente fuerte como para hacer frente a cualquier futura eventualidad", ha expresado Moscovici.

Las dos mayores economías de la UE, Alemania y Francia, quedarán por debajo del avance del 2,2% del PIB que consiguieron el año pasado y ralentizarán su crecimiento más de lo esperado.

Así, la economía germana repuntaría un 1,7% este año y un 1,8% el próximo, frente al 1,9% adelantado en julio para 2018 y 2019. Alemania crecerá un 1,7% en 2020. Por su parte, la previsión de Francia permanece igual para este año (1,7%) pero se reduce al 1,6% para 2019 y 2020.

Italia, el farolillo rojo

Italia, a la que el Eurogrupo le ha pedido que cambie su presupuesto y coopere con la Comisión, presenta la tasa de crecimiento más baja de Europa. En concreto, la CE reduce en dos décimas su previsión sobre Italia, cree que su economía solo avanzará un 1,1% este año para repuntar una décima en 2019 (1,2%) y otra en 2020 (1,3%).

Moscovici afirma que sus proyecciones "difieren bastante poco de las del gobierno italiano" que tiene hasta el 13 de noviembre para presentar un nuevo presupuesto sin exponerse a que le abran un procedimiento por déficit excesivo. Roma cree que su economía crecerá un 1,5% el año que viene (3 décimas más que la Comisión). El comisario explica que Bruselas tiene "unas previsiones más prudentes de crecimiento y más elevadas en materia de gasto" que las autoridades italianas.

Con todo, Italia cerraría este año con un déficit del 1,9% y del 2,9% en 2019, solo en 2020 superaría el umbral del 3% con un 3,1%. El ministro de Economía italiano, Giovanni Tria, ha asegurado que esta previsión es fruto de un "análisis poco atento y parcial" del borrador de los Presupuestos.

En un comunicado, recogido por Efe, Tria ha aseverado que "la previsiones de la Comisión Europea contrastan con las del Gobierno italiano y son fruto de un análisis no atento y parcial del Documento Programático de Presupuestos". "Sentimos constatar este fallo técnico de la Comisión", ha asegurado.

Reino Unido crecerá un 1,3% este año

Las perspectivas para el Reino Unido no son mucho mejores. El PIB británico avanzará un 1,3% en este ejercicio, caerá una décima el ejercicio que viene (1,2%), año en el que se consumará el Brexit, y se estancará al siguiente repitiendo la cifra de crecimiento (1,2%). Un retroceso significativo desde el 1,7% de alza del PIB con el que cerró 2017.

España, pese a frenar su crecimiento, puede presumir de tener las mejores cifras entre las grandes economías de la UE, así avanzará un 2,6% este año (9 décimas más que Alemania), un 2,2% en 2019 (4 décimas más que Berlín) y un 2% en 2020 (3 décimas más que la economía germana).

Los países que más crecen son Irlanda con un 7,8% previsto para este año (4,5% en 2019 y 3,8% en 2020) y Polonia con un 4,8% en 2018, un 3,7% el año que viene y un 3,3% al siguiente.

Noticias

anterior siguiente