Enlaces accesibilidad

Las sombras del máster de Casado, otra vez bajo el foco

  • La dimisión de la ministra Carmen Montón traslada de nuevo las sospechas sobre el máster del líder del PP
  • El máster que estudió en la URJC está investigado por regalar presuntamente el título a un grupo de alumnos escogidos

Por
Pablo Casado, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
Pablo Casado, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de este 12 de septiembre. EFE

La dimisión de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social Carmen Montón por las irregularidades en el máster que cursó en 2011 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), incluyendo el plagio de su trabajo final de máster (TFM), desplaza de nuevo la atención hacia el caso análogo del actual presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que obtuvo su máster en Derecho Autonómico y Local en el mismo Instituto de Derecho Público del que dependía el máster de Montón, y cuyo director, el catedrático Enrique Álvarez Conde, está imputado.

Y no solo porque el caso del máster de Pablo Casado esté inmerso en un procedimiento judicial particular, a través del Tribunal Supremo por la condición de aforado del líder de la oposición, sino porque la dimisión de Montón hace decaer el argumento del "y tú más" que podía congelar el rifirrafe entre PP y PSOE por esta cuestión y permite esgrimir la baza de la "ejemplaridad" con la que el Gobierno y el PSOE tratan de recomponerse y usar como defensa.

El Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, cuya juez titular es Carmen Rodríguez Medel, instruye el 'caso máster', dividido en cuatro piezas, por delitos de prevaricación administrativa, cohecho impropio, falsedad documental y malversación, a la espera de la decisión del Tribunal Supremo sobre si asume o no la investigación referente a la pieza de Casado -la tercera-, como ha pedido la magistrada.

Investigados los títulos de Casado y otras tres alumnas

Lo que se investiga en concreto en esta pieza es el "sistema de prebendas consistentes en regalar títulos académicos" que habría urdido Enrique Álvarez Conde, el responsable de este máster, en el que habrían colaborado otros imputados, los profesores Alicia López de los Mozos y Pablo Chico de la Cámara.

Además de Casado, se investiga el caso de otras tres alumnas de este máster y compañeras de Casado, María Mateo Feito, Maria Dolores Cancio y Alida Más Taberner, que aprobaron el máster "indiciariamente de manera arbitraria", con varias convalidaciones y calificaciones de sobresalientes en unos pocos trabajos.

De esta manera, considera la juez Rodríguez Medel, a Casado le habrían regalado el máster a modo de "dádiva o prebenda" por su "relevancia política".

Trato de favor a un grupo elegido de alumnos

Pablo Casado aprobó el máster en el curso 2008-2009, cuando era diputado autonómico en la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones del PP en Madrid, previa convalidación de 18 de las 22 asignaturas de que constaba el postgrado, 40 créditos de un total de 60. Las otras cuatro las superó sin ir a clase y presentando para su evaluación sendos trabajos, después de haberlo acordado con el responsable del máster, Enrique Álvarez Conde.

Casado, al igual que ha hecho Montón esta semana, se defendió diciendo que él hizo todo lo que le pidió la universidad. En definitiva, con cuatro trabajos que no llegan a sumar 100 páginas, superó con sobresalientes los 20 créditos que tuvo que cursar para obtener su título.

La convalidación de los estudios previos a Casado y que le libró de cursar esas 18 asignaturas la firmó el entonces vicerrector Fernando Suárez. Sin embargo, la juez no apreció una "vulneración arbitraria y grosera del ordenamiento jurídico" en el reconocimiento de créditos de Casado, por lo que es posible que este aspecto no sea un problema para el líder del PP.

Por lo demás, Casado ha negado en todo momento un trato de favor en un máster que decidió cursar como vía para acceder al doctorado, aunque no continuó esos estudios ni registró tesis doctoral alguna. Ha argumentado que no necesitaba este título para acceder a ningún cargo público y que ya contaba antes con otros títulos de postgrado.

Trabajos mostrados, pero no analizados

Carmen Montón mostró a los medios su Trabajo Final de Máster (TFM) pero no dejó que se fotocopiase, lo que no impidió que al día siguiente La Sexta y otros medios se hiciesen con él y evidenciaran el plagio que supuso la puntilla al cúmulo de irregularidades que desveló eldiario.es el lunes.

Supuestamente, Casado también presentó un trabajo final, equivalente a un TFM, de 55 páginas, pero se limitó a enseñar su portada a los medios y no ha expuesto su contenido en público. Además, en el curso en que estudió la normativa no obligaba a que se defendiera ante un tribunal académico.

Pablo Casado muestra la documentación de su máster y asegura que no se le exigió ir a clase

El hecho es que Pablo Casado también mostró sus trabajos en el máster que cursó en la URJC, y aseguró que conserva toda la documentación en un ordenador portátil antiguo, pero no los puso a disposición de los medios, lo que a la luz de lo sucedido con la ministra socialista reaviva las dudas sobre las pruebas que esgrime el presidente del PP sobre la autenticidad de su postgrado.

A este respecto, la juez Rodríguez Medel insiste en que se oiga en el Supremo a Casado como investigado y que se corrobore que los trabajos que mostró se elaboraron efectivamente en ese año académico para descartar la "manipulación o elaboración posterior".

Por eso, también requiere que el presidente del PP aporte cualquier documento, correo o acuse de recibo que pruebe que efectivamente realizó los trabajos en el curso académico 2008-2009, ya que duda del testimonio de Casado en una entrevista de que entregó esos trabajos en mano, "a puerta fría", cuando parece que no asistió "nunca" a las clases.

Noticias

anterior siguiente