Enlaces accesibilidad

El acoso sexual en la calle ya es delito en Marruecos

  • Los acosadores se enfrentan a seis meses de cárcel y a multas de hasta 900 euros
  • Los grupos feministas critican la falta de mecanismos para su aplicación 

Por
 El acoso sexual en la calle y en el trabajo ya es delito en Marruecos
Mujeres frente al Tribunal de Apelación de Beni Melal donde la semana pasada se formularon los cargos más graves del Código Penal contra los once presuntos autores del secuestro, tortura y violación de una menor de edad durante dos meses. Javier Otazu | EFE

Una ley histórica para combatir el acoso sexual a las mujeres en la calle y en sus puestos de trabajo entra en vigor en Marruecos este miércoles. Sin embargo, las plataformas feministas denuncian que en el texto no se recogen mecanismos para su aplicación.

La nueva ley 103-13 establece penas de hasta seis meses de cárcel y una multa de hasta 10.000 dirhams (900 euros) a quienes acosen a una mujer "en los espacios públicos u otros mediante actos, dichos o gestos de carácter sexual, o con fines sexuales".

El texto incluye el acoso "mediante mensajes escritos telefónicos, electrónicos, grabaciones o imágenes de carácter sexual, o con fines sexuales". 

Según la ONU, en Marruecos, dos de cada tres mujeres marroquíes han sufrido algún tipo de agresión en espacios públicos.

Hasta ahora, el acoso sexual en Marruecos era fenómeno silenciado por el miedo de las víctimas a ser estigmatizadas a perder su trabajo; o a la incompresión de la sociedad hacia ellas, en ocasiones culpadas de ser responsables del acoso por su manera de vestirse o comportarse.

La ley contra el acoso sexual entra en vigor después de casos mediáticos muy recientes como el vídeo publicado en agosto en el que se veía a un grupo de jóvenes intentando rodear a una mujer en plena calle de Tánger; o el caso de la conocida bloguera alemana Susi Cruz que denunció el pasado julio en un vídeo una jornada de acoso durante su viaje al país magrebí.

Las organizaciones feministas aseguran que no es suficiente

Para la activista marroquí Saida Kouzi, miembro fundadora de Mobilizing for Rights Associates (MRA), el colectivo que ofrece asesoría jurídica a las ONG feministas marroquíes, esta ley es insuficiente.

Kouzi ha lamentado que el texto se quede en un "mero escaparate" por su "lenguaje vago", y ha subrayado que el acoso, callejero o laboral, ha llevado a muchas mujeres a dejar la escuela o el trabajo, o casarse prematuramente como medida de protección.

"Hay que tratar el acoso callejero como un atentado contra el orden público. Nuestros informes muestran que más del 33 % de los casos de acoso derivaron hasta la agresión sexual", ha denunciado Kouzi.

Más del 33 % de los casos de acoso derivaron hasta la agresión sexual

Saida Idrissi, que asiste a víctimas de la violencia machista a través de  dijo que la Asociación Democrática de Mujeres de Marruecos, ha declarado que la criminalización del acoso es "positiva".

Es más bien una ley aprobada para ser presentada ante la opinión pública internacional

Sin embargo, Idrissi, ha lamentado que el texto no esté definido según los estándares internacionales, y la falta de mecanismos de aplicación de esta ley. "Es más bien una ley aprobada para ser presentada ante la opinión pública internacional", ha sentencidado Idrissi.

Las mujeres marroquíes llevan años reclamando medidas contra el acoso sexual

En 2011, un grupo de mujeres activistas marroquíes pusieron en marcha la campaña ¡Mujeres, encontrad una solución! para luchar contra el acoso sexual. 

La campaña lanzada desde Facebook criticaba la pasividad de la sociedad marroquí en este sentido y presionaba al Ministerio de Desarrollo Social, Familia y Solidaridad para que aprobara una ley contra el acoso a la mujeres.

Tras cinco años de debate, el pasado febrero se aprobó la ley para combatir la violencia de género que recogía la penalización del acoso sexual callejero.

El Parlamento marroquí aprueba una ley para combatir la violencia de género

Noticias

anterior siguiente