Enlaces accesibilidad

Macron advierte que Europa que "no puede seguir dejando su seguridad sólo en manos de EE.UU."

  • El presidente francés presentará en unos meses su propuesta para reforzar la cooperación de la UE en seguridad
  • Insta a la UE a iniciar "una reflexión exhaustiva" en la que participe también Rusia

Por
El presidente francés, Emmanuel Macron, durante su discurso en la conferencia anual de embajadores
Emmanuel Macron ha desgranado ante los embajadores de su país las directrices de su política exterior. EFE/ Philippe Wojazer

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha advertido este lunes a la Unión Europea que "no puede seguir dejando su seguridad sólo en manos de Estados Unidos" y ha instado a ese grupo de países a asumir su responsabilidad en la defensa para garantizar su soberanía de forma autónoma. Así, el jefe de Estado galo ha anunciado que "en los próximos meses" propondrá un proyecto para "reforzar la solidaridad en materia de seguridad en la UE".

"No creo que hoy China o Estados Unidos crean que Europa es una potencia con una autonomía estratégica", ha avisado Macron, quien ve en la "soberanía europea" el único modo en que la UE puede sobrevivir.

En un discurso en el Palacio del Elíseo para presentar sus directrices de política exterior a los embajadores franceses, Macron ha destacado que "Europa nunca había avanzado tan rápido en materia de defensa" como lo ha hecho en los últimos años.

"Debemos sacar todas las consecuencias del final de la Guerra Fría", ha subrayado Macron, quien ha indicado que desea lanzar "una reflexión exhaustiva sobre este asunto con todos los socios de Europa, incluido Rusia".

Mantener alianzas, pero revisando las bases sobre las que están construidas

En ese punto, el presidente francés ha condicionado los "avances reales" con Moscú al logro previo de "progresos sustanciales hacia la resolución de la crisis ucraniana, siempre respetando el marco de la OSCE" (Organización para la seguridad y la cooperación en Europa).

A su juicio, aunque "las alianzas mantienen hoy toda su pertinencia, (...) los equilibrios, y a veces automatismos, sobre los que estaban construidas deben revisarse".

"Para reabrir la arquitectura europea de defensa y seguridad", Macron quiere lanzar "un diálogo renovado sobre ciberseguridad, armas químicas y armas clásicas, conflictos territoriales, seguridad espacial y la protección de zonas polares, especialmente con Rusia".

Hace un año, en un discurso ante estudiantes y profesores de la Universidad de La Sorbona, Macron ya desgranó algunas de sus ideas para reforzar la integración europea en el campo de la defensa. Así, habló de crear una fuerza común de intervención que proteja a los países de la UE a partir de 2020, establecer un presupuesto de defensa común y una "doctrina común" para unificar la acción militar.

Además, mencionó entonces la creación de una academia europea para los servicios secretos, a fin de unificar las formas de actuar y los protocolos, y también de una Fiscalía europea contra el terrorismo y de la puesta en marcha de un servicio europeo de protección civil que pueda responder a catástrofes como terremotos e inundaciones.

Confía en un acuerdo con Londres para el Brexit

Además, en su discurso de este lunes ante 250 embajadores franceses y varios políticos y analistas expertos en relaciones internacionales, el presidente francés ha alertado de que "los extremismos y los nacionalismos han despertado en Europa", por lo que "hay que redoblar los esfuerzos" para combatirlos.

Macron se ha mostrado confiado en que se llegue a un acuerdo con Reino Unido para el Brexit antes de final de año y ha apostado por mantener una "relación fuerte y especial" con los británicos, "pero no al precio de que la UE se disuelva".

Macron ha destacado que la salida británica de la UE es "una decisión soberana" que los europeos deben respetar, "pero no puede producirse a expensas de la integridad de la UE".

También ha pedido a Europa que construya una "asociación estratégica" con Rusia y Turquía, país al que, al mismo tiempo, ha cerrado la puerta para una eventual integración, ya que -considera el francés- el presidente turco, Recep Tayip Erdogan, aboga por un "proyecto panislámico" que choca con los principios comunitarios.

Noticias

anterior siguiente