Enlaces accesibilidad

La era Trump

Estados Unidos abandona el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

  • El país abandona el organismo por su "hipocresía" y por servir de plataforma a China, Venezuela o Cuba
  • Acusa al organismo de tener "prejuicios" contra Israel, aliado de Estados Unidos y la ONU lamenta la decisión

Por
EE.UU. anuncia su retirada del "hipócrita" Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Después de abandonar el Acuerdo climático de París y el acuerdo nuclear iraní, Estados Unidos ha anunciado este martes su retirada del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por "hipócrita". La Administración Trump llevaba meses criticando al órgano internacional por lo que considera un sesgo en lo relativo a Israel y porque sirve de plataforma a países como China, Venezuela y Cuba.

La encargada de anunciar la decisión ha sido la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, que no ha aceptado preguntas en la rueda de prensa. Haley ya amenazó en 2017 con retirar al país del Consejo, aunque según ha explicado, ha tratado de resolver en los últimos meses "de buena fe" los problemas del organismo reuniéndose con representantes de más de 125 Estados miembros. 

Durante su discurso, la embajadora ha criticado duramente que dentro del Consejo haya países que, en su opinión, "no respetan los derechos humanos", como son China, Venezuela o la República Democrática del Congo. Por este motivo, la estadounidense no considera que el organismo sea "digno de su nombre". 

Estados Unidos se retira del Pacto Mundial de la ONU sobre migración y refugiados

Sesgo contra Israel e "hipocresía"

Uno de los detonantes de la salida de la ONU ha sido el "prejuicio crónico" del Consejo contra Israel, según EE.UU., país aliado que en las últimas semanas se ha quedado solo en su defensa de la actuación del Ejército israelí contra las protestas de los palestinos. 

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, también ha calificado al Consejo de "hipócrita". "No dudamos de que su creación fue con buena fe, pero tenemos que ser honestos: El Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un pobre defensor de los derechos humanos", ha apuntado. 

En cualquier caso, Pompeo ha asegurado que el Ejecutivo de Trump "no tiene oposición a trabajar con instituciones multiculturales", aunque según ha dicho, "no será cómplice" del Consejo. "EE.UU. lidera el mundo en asistencia humanitaria, no tomará lecciones de hipócritas", ha concluido. 

El anuncio se produce en un tenso clima con el organismo, que el lunes denunciaba la separación de cientos de niños migrantes de sus padres en la frontera sur de EE.UU. en los últimos meses. Ahora, el principal activistas de derechos humanos es que la salida afecte a los fondos del Consejo, dado que Washington hace aportaciones para que sus mecanismos de investigación y supervisión en el mundo puedan operar.

Una grabación muestra la angustia de los niños separados de sus padres en la frontera de EE.UU.

Israel aplaude la decisión

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha aplaudido la decisión de la Administración de Trump: "Israel agradece al presidente Trump, al secretario Pompeo y a la embajadora Haley por su valiente decisión contra la hipocresía y mentiras del llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU", ha señalado en un comunicado enviado por su oficina.

Según Netanyahu, "durante años, el Consejo ha demostrado ser una organización sesgada, hostil y antiisraelí que ha traicionado su misión de proteger los derechos humanos" y que "en vez de ocuparse de regímenes que sistemáticamente violan los derechos humanos se centra obsesivamente en Israel, la única democracia genuina en Oriente Medio".

La decisión de la Casa Blanca "de abandonar este cuerpo prejuicioso es un mensaje unívoco de que ya es suficiente", concluye la nota del jefe del Gobierno israelí.

El Consejo lamenta la decisión y defiende el foro

El presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Vojislav Suc, ha lamentado la decisión de Estados Unidos de salir del principal foro de defensa de las libertades del siglo XXI. "En momentos en que el valor y la fortaleza del multilateralismo y de los derechos humanos son cuestionados a diario, es esencial que mantengamos un Consejo fuerte y vibrante que reconozca su rol central en el sistema de las Naciones Unidas del siglo XXI", señaló el embajador esloveno en un comunicado.

Además, Suc, que ha admitido que cualquier Estado tiene derecho a retirarse, ha recordado que el país ha tenido un papel "activo" en el COnsejo "al haberse implicado constructivamente en numerosos asuntos encaminados a mejorar la vida de los ciudadanos en todo el mundo, entre ellos temas que estamos abordando en nuestra sesión actual". 

En su defensa del organismo, Suc ha alabado que sea "un lugar único para escuchar un amplio abanico de puntos de vista" y que sirve "como un sistema de alerta temprana ante crisis incipientes o crisis que empeoran". 

Por su parte, el ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha calificado la decisión de "lamentable". "No es ningún secreto que Reino Unido quiere ver una reforma del Consejo, pero estamos comprometidos a trabajar juntos para fortalecerlo desde dentro", ha dicho en un comunicado.

También la ONG Human Rights Watch ha criticado la decisión, que en su opinión supone dar la espalda a las víctimas de abusos en todo el mundo. La organización ha recordado que, pese a sus diferencias, el Consejo tiene un papel vital en la respuesta a las violaciones más graves de los derechos humanos.

Noticias

anterior siguiente