Enlaces accesibilidad

Gobierno de Pedro Sánchez

El viaje de Pedro Duque, de San Blas al espacio y ahora al Ministerio de Ciencia

  • Este ingeniero aeronaútico ha sido el primer astronauta español
  • En 1999 obtuvo el Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional
  • Sánchez le confía la cartera de Ciencia, Innovación y Universidades
  • Todos los nombres del Gobierno de Pedro Sánchez

Por
Pedro Duque, ministro de Ciencia del Gobierno de Sánchez

Ingeniero, empresario, académico, astronauta y ahora ministro. Pedro Duque será el titular del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades del nuevo gobierno, según han confirmado fuentes socialistas. Pedro Sánchez recupera asi un ministerio propio para Ciencia que desde 2011 se había visto relegada al rango de Secretaría de Estado de I+D+i en Economía.

Sánchez fusiona de nuevo bajo un mismo departamento las competencias en Ciencia y Universidad que ya sumó José Luis Rodríguez Zapatero en su segundo mandato, y al frente del cual situó a Cristina Garmendia. Sin embargo, este organigrama no aguantó un año, ya que en su primera crisis de Gobierno, Zapatero devolvió la competencia de Universidades al ministerio de Educación de Ángel Gabilondo.

Pedro Duque en bicicleta en Barcelona

Pedro Duque en bicicleta en Barcelona. EFE/ANDREU DALMAU

Duque es ingeniero aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y el primer astronauta español. Madrileño del barrio de San Blas, de 55 años, está casado y tiene tres hijos, es aficionado a la natación, el submarinismo y al ciclismo.

A Duque le gusta citar al escritor y científico británico Artur Charles Clarke, quien decía que "la única forma de descubrir los límites de lo posible es cruzarlos y aventurarse del lado de lo imposible". También señala que la cualidad que debe acompañar a un astronauta son "las ganas de aprender continuamente", un requisito indispensable para afrontar su labor como nuevo ministro de Ciencia.

En un encuentro digital en RTVE.es en 2009 indicaba que "las inversiones en desarrollo de tecnologías en el espacio también ayudan a resolver los problemas en la Tierra" y que si no se han vuelto a realizar misiones tripuladas a la luna es por motivos económicos.

Como ministro de Ciencia, Duque deberá afrontar varios retos, mejorar las condiciones laborales de los investigadores de los organismos públicos, lograr aumentar la inversión pública y privada en I+D+i, tratar de frenar la fuga de talento e intentar que vuelvan del extranjero científicos españoles. Otro frente es devolver el prestigio a las universidades españolas, salpicadas por escándalos como el máster de Cifuentes, y que aparecen relegadas en las clasificaciones internacionales.

De la ESA al Ministerio de Ciencia

En la actualidad, Duque es responsable del control y revisión de proyectos futuros de la Agencia Espacial Europea (ESA) y mantiene sus calificaciones para volver a ir al espacio. Desde su reincorporación en octubre de 2011, también ha liderado la oficina de operaciones de vuelo supervisando las actividades europeas en la Estación Espacial Internacional.

Nacido el 14 de marzo de 1963 en Madrid, se licenció en 1986 en Ingeniería Aeronáutica por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la UPM. Experto en el estudio de técnicas de integración de órbitas de vuelo, Duque integró el equipo de control de vuelo de los satélites ERS1 y Eureka de la ESA.

La Agencia Espacial Europea le eligió en 1990 después de contestar a un anuncio de prensa. Duque recuerda los procesos de selección como "una etapa bastante difícil, sobre todo el reconocimiento médico y en especial las pruebas psicológicas". Tras superar las duras pruebas, fue seleccionado en 1992 para formar parte del primer equipo de astronautas y recibió formación en la Ciudad de las Estrellas al noroeste de Moscú.

Primer viaje espacial en 1998

Pedro Duque en su misión espacial

Pedro Duque en su misión espacial. EFE EFE/AP/NASA

Tras formar parte de una tripulación de reserva, cinco años después fue confirmado como representante de la misión de la NASA Space Shuttle STS-95 del transbordador espacial Discovery y, tras recibir entrenamiento en el Centro de astronautas Jhonson Space en Houston, viajó por primera vez al espacio en 1998.

En 2003 realizó su segunda misión espacial como ingeniero de vuelo de la nave rusa Soyuz TMA y permaneció diez días en el espacio para cumplir en la ESA la misión Cervantes, y en 2004 fue nombrado director de Operaciones del Centro de Operaciones y Asistencia a los Usuarios para España de la ESA ubicado en la Universidad Politécnica de Madrid.

La naturaleza científica de los cuatro vuelos espaciales en los que ha intervenido hace de Duque un especialista en la adaptación de experimentos para su realización en naves espaciales y en la organización de las tareas y procedimientos, tanto desde tierra como desde el espacio.

Empresario y académico

Respecto a su faceta en el sector privado, en 2006 se convirtió en presidente ejecutivo de la empresa Deimos Imaging, S.L., dedicada a la explotación de datos obtenidos por satélites de observación de la Tierra. En 2009 el satélite Deimos-1 se convirtió en el primer satélite español de observación del planeta azul.

Pedro Duque obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1999 junto con los astronautas Chiaki Mukai, John Glenn y Valery Polyakov por "la exploración pacífica del espacio". Ese mismo año obtuvo la gran cruz al mérito aeronáutico e ingresó en la Real Academia de Ingeniería. Como curiosidad también recibió en 1995 la orden de la amistad concedida por el presidente Yeltsin de la Federación Rusa.

Duque ha celebrado su nombramiento en Twitter con un recuerdo a su difunta madre y recuperando una viñeta del fallecido Forges.

Antes de formar parte del gabinete de Sánchez, el astronauta barajaba mudarse a Malta, donde su esposa, la diplomática Consuelo Femenía acaba de ser nombrada embajadora de España.

Animadversión hacia las pseudociencias

Pedro Duque es muy popular en las redes sociales, donde en su cuenta de Twitter (@astro_duque) tiene ya casi 450.000 seguidores. Acostumbrado a retuitear numerosas noticias de ciencia y de actualidad espacial, Pedro Duque ha dejado durante los últimos días también constancia de su animadversión hacia las pseudociencias: "El Reiki es lo que mi abuela llamaba 'cura sana culito de rana'. A los niños con pupitas los consuela mucho".

Entre las dianas más recurrentes de Pedro Duque destaca la homeopatía: "Nunca está de más recordar: la #homeopatía no es medicina natural ni es curar con hierbas. Por ejemplo, este medicamento lo hacen con pises de varón afectado de gonorrea. ¿Estamos locos o qué? Y no es lo peor".

"Por mucho que la industria de la #homeopatia consiga, con no sabemos qué artes, que la Unión Europea o los gobiernos lo amparen, eso no cambia nada. NO FUNCIONA. NO HACE NADA. Al menos nadie nos obliga a pagarles las chuches esas que venden. Avisados estáis".

Noticias

anterior siguiente