Enlaces accesibilidad

La sentencia de Gürtel duda de la "credibilidad" de Rajoy al negar la caja B

  • Oponen su testimonio y el de otros dirigentes del PP al de perceptores de dinero
  • En el juicio declararon como testigos Rajoy, Arenas y Álvarez Cascos

Por
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su declaración como testigo en el juicio del caso Gürtel, el 26 de julio de 2017
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su declaración como testigo en el juicio del caso Gürtel, el 26 de julio de 2017. EFE

El tribunal que ha juzgado la primera época de la trama Gürtel duda en su sentencia de la credibilidad del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al negar la existencia de una caja B en el PP cuando declaró como testigo el pasado julio, siendo el primer presidente en activo en testificar ante un tribunal.

En su sentencia, en concreto en la página 1.078 de las casi 1.700 que la componen, los magistrados declaran "plenamente acreditada esta contabilidad B" en el partido y señalan que quedó probado en el juicio al admitir los cobros que aparecen en los llamados papeles de Bárcenas algunas de las personas que figuran como preceptoras: Jaime Ignacio del Burgo, Santiago Abascal y Luis Fraga.

En cambio, otros testigos como los ex secretarios generales del PP Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos o el mismo Rajoy -quien declaró por haber sido vicesecretario general del PP entre los años 1996 y 2004- manifestaron "la falta de credibilidad de dichos papeles" y negaron la existencia de una caja B en el partido.

Rajoy declara ante el tribunal de Gürtel que "jamás" conoció la existencia de una caja B

La sentencia recuerda que la Fiscalía rebatió "la veracidad de dichos testimonios" con una argumentación "que comparte el tribunal" y que ha tenido en consideración a la hora de valorar esas testificales.

Sin embargo, los magistrados comparten el criterio de la Fiscalía, y es que si hubiesen reconocido estos cobros por su parte, "supondría reconocer la percepción de pagos opacos para la Hacienda Pública". Estos, añaden, no serían objeto de delito, pero sí podrían "ser considerados por los testigos como merecedores de un reproche social".

En caso de reconocer estas percepciones vendrían por tanto a admitir la existencia de una caja B "en el seno de una formación política a la que pertenecen o han pertenecido; por lo que se pone en cuestión la credibilidad de estos testigos, cuyo testimonio no aparece como suficiente verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre la caja B del partido".

Es más, el tribunal destaca que "algunos de estos testigos" como Javier Arenas o Pío García Escudero "vinieron indirectamente incluso a confirmar algunos de los apuntes de la 'caja B'", concretamente en relación con una cena del año 2008 del también extesorero Álvaro Lapuerta y de un regalo. "Es decir, dieron detalles de lo que aparecía reflejado en este apunte de la 'caja B' del partido", resume.

Caja B acreditada, pero no es objeto de este juicio

Y es que los tres magistrados que componen el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Ángel Hurtado, Julio de Diego y José Ricardo de Prada, dan por acreditada esa 'caja B' en su sentencia, en la que afirman que determinadas cantidades detraídas de los contratos públicos adjudicados a la trama liderada por Francisco Correa "sirvieron directamente para pagar gastos electorales o similares del PP o fueron a parar como donaciones finalistas a la llamada 'caja B' del partido".

Según la Sala, esta 'caja B' era "una estructura financiera y contable paralela a la oficial al menos desde el año 1989, cuyas partidas se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas como las correspondientes al acusado Luis Bárcenas, en las que se hacían constar ingresos y gastos del partido o en otros casos cantidades entregadas a personas miembros relevantes del partido".

En todo caso, los jueces no entran a analizar en profundidad este asunto porque queda "fuera de su ámbito de conocimiento". La 'caja B' del PP la investiga también la Audiencia Nacional, pero corre a cargo del juez de instrucción José de la Mata.

Noticias

anterior siguiente