Enlaces accesibilidad

Un juez alemán mantiene a Puigdemont en prisión hasta que se resuelva su extradición por "riesgo de fuga"

  • La decisión definitiva será del Tribunal Superior del estado alemán de Schleswig
  • El proceso de extradición puede durar 60 días, prorrogables hasta 90
  • El Tribunal Supremo procesó a Puigdemont por rebelión y malversación el viernes
  • El Código Penal alemán no tiene tipificada la rebelión pero sí la alta traición
  • Prevé penas de cárcel "de no menos de diez años" y "hasta cadena perpetua"
  • Sigue en vivo y en directo toda la informacion sobre Cataluña

Por
El juez mantiene en prisión provisional a Carles Puigdemont hasta que se resuelva sobre la extradición

El juez del tribunal de primera instancia de la localidad alemana de Neumünster ha acordado este lunes mantener en prisión preventiva al expresidente catalán Carles Puigdemont por "riesgo de fuga" hasta que la justicia de este país europeo resuelva si extradita o no a España al político independentista, procesado por el Tribunal Supremo por presunta rebelión y malversación de fondos públicos. Así lo ha ha adelantado el fiscal del Estado alemán de Schleswig-Holstein, Georg Güntge, y lo ha confirmado el propio tribunal en un comunicado.

Carles Puigdemont, que fue arrestado en Alemania este domingo en aplicación de la euroorden emitida por la justicia española tras atravesar la frontera desde Dinamarca en un vehículo, ha comparecido esta tarde ante el juez alemán durante más de tres horas y se ha negado a ser extraditado, según ha confirmado a los periodistas Güntge, informa RNE.

"La decisión de hoy no significa que Puigdemont vaya a ser extraditado, sino que ahora empieza el proceso", ha manifestado el fiscal a los medios concentrados ante la prisión de Neumünster, donde el líder independentista ya pasó la noche del domingo al lunes.

Güntge ha explicado que el político catalán seguirá detenido -bajo custodia- hasta que tome una decisión definitiva sobre él la el Tribunal Superior de Schleswig, a donde pasa ahora el caso. Solo la Fiscalía de esta audiencia regional puede pedir la libertad provisional del detenido.

Por el momento, la Fiscalía de este Estado alemán donde fue arrestado Puigdemont tendrá que elaborar ahora un informe detallado sobre la euroorden dictada por el juez del Supremo Pablo Llarena, informa la corresponsal de TVE en Alemania, Aurora Mínguez. Todo el proceso puede durar 60 días, prorrogables hasta 90.

El juez alemán aprecia "riesgo de fuga"

El tribunal de primera instancia de Neumünster ha explicado en un comunicado, recogido por Efe, que ha aceptado la petición de la Fiscalía general del estado federado de Schleswig-Holstein para que Puigdemont continúe en prisión por considerar que existe "riesgo de fuga". Según explica, no se puede dar por hecho que el detenido vaya a permanecer en Alemania si queda en libertad.

El tribunal señala que hay que tener en cuenta que viajaba hacia Bélgica, donde tiene su residencia actualmente y donde no se puede presumir que el proceso de extradición siguiera el mismo camino, lo que podría ser para él un "incentivo notable" para tratar de llegar a ese país.

El político independentista es prófugo de la justicia española desde hace cinco meses, cuando huyó a Bruselas. Este domingo fue detenido en Alemania cuando volvía en coche desde Finlandia. El vehículo llevaba un localizador en el viaje de vuelta a Bélgica y doce agentes del CNI lo vigilaban.

Un Puigdemont "tranquilo" ante el juez

La vista de este lunes se ha prolongado durante más de tres horas y se ha centrado en confirmar la identidad del detenido y en una discusión legal sobre la procedencia de iniciar el proceso de extradición, ha explicado Güntge.

Puigdemont se ha mantenido "tranquilo" y ha participado en la vista, según el fiscal, quien ha señalado que ahora el caso queda en manos de la Tribunal Superior de Schleswig, encargada de analizar toda la documentación remitida por España y tomar las decisiones pertinentes.

Segun el tribunal, "no hay aún evidencia" de que la euroórden de detención y extradición a España, emitida el 23 de marzo pasado, "no esté justificada", cuestión esta que, en última instancia, deberá determinar la Fiscalía de Schleswig.

Jaume Alonso-Cuevillas, el abogado de Carles Puigdemont, se acercó en torno a las 19.45 horas a la prisión de Neumünster. Antes de viajar a Alemania Alonso-Cuevillas se reunió en Bruselas con el abogado Gonzado Boye, que lleva la defensa de los exconsejeros Antoni Comín y Meritxell Serret (que permanecen huidos en Bélgica), para coordinar su estrategia de defensa. La Fiscalía no aprecia riesgo de fuga en su caso.

Christophe Marchand, uno de los abogados en Bélgica de los políticos independentistas reclamados por la justicia española, dijo hoy a Efe que la defensa de Carles Puigdemont no contempla "en este momento" que el expresidente autonómico pida asilo político en Alemania.

El Código Penal alemán no tiene rebelión pero sí alta traición

El delito de rebelión no está tipificado como tal en el Cógido Penal alemán pero puede haber delitos que sean equiparables, según ha informado este lunes la portavoz del Ministerio de Justicia, Stephanie Krüger, que ha declinado responder si se refería al de alta traición que sí recogen las leyes de este país y que está penado con hasta cadena perpetua.

En concreto, el Código Penal alemán recoge este delito de alta traición en su artículo 81 con una definición similar a la del ordenación jurídico español.

Este artículo establece que quien actúe "con violencia o amenaza de violencia para dañar la existencia de Alemania o modificar el orden constitucional recogido en la Constitución de la República Federal de Alemania será penado con cadena perpetua [en la práctica un máximo de 25 años] o con penas de cárcel de no menos de diez años". "En los casos menos graves, las penas de prisión van desde un año hasta los diez años".

Asimismo, la ley alemana recoge penas para la preparación de un delito de alta traición. El artículo 83 de su Código Penal establece que "quien prepare una acción de alta traición contra el Estado será penado con de un año a diez años de cárcel y en casos menos graves con penas de cárcel desde un año hasta los cinco años". "Quien prepare una acción de alta traición contra un estado federado será sancionado con penas de prisión de tres meses a cinco años", agrega según detalla Europa Press.

Noticias

anterior siguiente