Enlaces accesibilidad

Goyas 2018 - Mejor Banda Sonora

Música poética, de suspense, jazz y electrónica: cuatro estilos distintos para un Goya

  • El músico de origen francés Pascal Gaigne puede llevarse su primer Goya por Handia
  • El consolidado Alberto Iglesias suma 15 nominaciones con La Cordillera
  • Alfonso Villalonga perfila un instrumental elegante en La librería 
  • Chucky Namanera (Eugenio Mira) se estrena como nominado por Verónica

Por

Alberto Iglesias suma en La cordillera su nominación número 15 a los Goya. noticias

Si algo me gusta de las nominaciones de este año es la diversidad musical. No sólo de estilos, también de lugares a los que estas bandas sonoras nos transportan. Podréis imaginaros en un pueblecito de Inglaterra de finales de los años 50 en La librería, con el jazz elegante de Alfonso Villalonga. Tenéis a vuestro alcance la España del siglo VIII con un tono poético de la mano de Pascal Gaigne en Handia. Viajaréis al corazón de Argentina y a su política con las notas de suspense del consolidado Alberto Iglesias en La cordillera. Y os adentraréis en el barrio madrileño de Vallecas en los años 90 con la electrónica de Chucky Namanera en Verónica. Todo un viaje. Si estáis preparados, nos adentramos en cada una de ellas.

Handia. Belleza visual y musical

Si algo demostraron los directores Jon Garaño Aitor Arregi en su cinta Loreak es que les gusta mimar la imagen, la estética, y que esto vaya acompañado de una música poética y elegante. Y han vuelto a emplear esta fórmula en Handia Tanto que han contado de nuevo con el compositor Pascal Gaigne para su banda sonora. El músico de origen francés estuvo nominado al Goya por su instrumental para Loreak y ahora lo está por Handia, así que la apuesta, funciona.

Pascal Gaigne nació en Francia, pero vive en nuestro país desde 1985. Lleva componiendo para el cine desde esas fechas y empezó a despuntar con trabajos como El sol del membrilloPiedrasAzulOscuroCasiNegro, o Siete mesas de billar francés. Es un valor seguro para los directores y ha estado nominado al Goya por Loreak, El Olivo y a mejor canción para la cinta VerboEs muy probable que en esta ocasión, no se vaya sin estatuilla.

Handia es la historia real de Mikel Jokin Eleizegi Arteaga, más conocido como "El gigante de Altzo". Este hombre que vivió en el siglo XVIII medía más de dos metros, padecía de gigantismo y no dejó de crecer hasta su muerte. Con este argumento y una estética cuidada de sus imágenes, la música de Handia encaja como un guante en la historia.

La música de Handia tiene dos partes muy diferenciadas. Una primera con notas electrónicas y ambientales con un tono crudo, incómodo, capaces de generar sensaciones violentas, oscuras, más asfixiantes. Es el instrumental que acompaña a la primera parte de la cinta, justo hasta que el gigante y su hermano emprenden su aventura en busca de fortuna. A partir de aquí la música cambia y empiezan a aparecer tonos más cálidos, notas más amables y melodías que encajarán con los sentimientos que van descubriendo los dos protagonistas. Las músicas ambientales del principio quedan reducidas a los momentos más dramáticos de la segunda parte de la película, funcionando como contrapunto incómodo a los momentos más bellos de la historia. Y es que bella sería la definición de esta banda sonora, además de elegante. Es la clara favorita de la noche de los Goya.

La cordillera. La inquietud hecha música

Si hay alguien acostumbrado a que su nombre suene en la gala de los Goya ese es Alberto Iglesias. El músico donostiarra suma con La cordillera hasta 15 nominaciones. Y se ha llevado el Goya en 10 ocasiones. Casi nada.

Esta vez peleará por la estatuilla con la banda sonora que ha elaborado para un thriller político. La cordillera es una cinta argentina protagonizada por Ricardo Darín que interpreta al presidente de Argentina. Un presidente que acude a la cumbre latinoamericana, con el entramado político internacional, y que además lidia con problemas personales que influyen en sus decisiones. Con este argumento Alberto Iglesias perfila un instrumental dramático, con notas recurrentes y repetitivas que sirven para crear un ambiente tenso, obsesivo y persistente.

El músico ha dividido su trabajo en cuatro suites, cada una de ellas con un estilo. La primera, “El hombre común”, tiene como protagonista al piano, con alguna pincelada electrónica. La segunda pieza, “Hipnosis”, se centra en un tono mucho más lírico y reflexivo. “La Cumbre”, la tercera suite, reúne notas más picarescas, dinámicas, entre lo irónico y lo inquietante. Y la cuarta, “¿Usted cree en el mal, presidente?” es la que adquiere un mayor ritmo para acompañar a la acción y al desenlace.

La cordillera ofrece música sugerente, refinada, inquietante. Cada fragmento acompaña a un mismo líder político, en diferentes facetas, con un elemento común en las notas: el misterio. Un trabajo muy notable del ya consolidado Alberto Iglesias.

La librería. Toque inglés de los años 50

El talismán de la directora Isabel Coixet a la hora de componer la música de sus cintas tiene un nombre: Alfonso Villalonga. Con él ha trabajado en Mi vida sin mí, Cosas que nunca te dije A los que aman. Y juntos han vuelto a firmar su último proyecto, La librería. La película cuenta la historia de una mujer que decide abrir una librería en un pequeño pueblo de la Inglaterra de los años 50, a pesar de la oposición vecinal. Con este argumento sobre la mesa, Villalonga le presentó a Coixet unas 6 piezas pero a la directora sólo le gustó una. Dice el músico que costó encajar lo que buscaba para la cinta, así que le pidió dos títulos de canciones, y a partir de esos nombres fluyó la partitura. Los títulos que le dio Coixet fueron "Feeling lonely on a Sunday afternoon" y "Just take me in your arms" y son por cierto dos de los temas más bellos de la partitura.

La banda sonora de La librería tiene un tono íntimo, refinado. Encontraréis jazz y melodías más líricas que dan intensidad a los personajes de la historia, que sirven de apoyo ambiental y dramático. Es un sonido elegante, adecuado a la época que recorre la historia. Una de las canciones de esta banda sonora, “Feeling lonely on a Sunday afternoon”, está interpretada por la cantante británica Ala.Ni, conocida por su tono tranquilo e íntimo, y que da continuidad a lo que Villalonga y Coixet buscaban en esta banda sonora.

Alfonso Villalonga ya ganó un Goya con su trabajo para Blancanieves (Pablo Berger) en 2013.

Verónica. Tributo electrónico a los 80

La banda sonora de Verónica pone el contrapunto más determinante al resto de instrumentales nominados. Primero porque la cinta os cuenta una historia de terror, de fenómenos paranormales, y segundo porque la música apuesta por la electrónica de los años 80. Los que hayáis visto la serie Stranger things reconoceréis inmediatamente este tipo de sonido. Las notas tienen como objetivo crear sensación de caos, de misterio, y describir ambientes y escenarios oscuros. Verónica os sitúa en el madrileño barrio de Vallecas, años 90, donde empiezan a darse fenómenos paranormales en la casa de una de las familias del barrio. Unos días antes, Verónica, la adolescente que vive en esa casa, había jugado a la ouija con unas amigas en el colegio. La película se basa en un hecho real sucedido en este barrio en 1992.

De la música se ha encargado Chucky Namanera, que no es otro que el director de cine Eugenio Mira, y que como compositor firma con este pseudónimo. Eugenio Mira arrancó trayectoria con The Birthday (2004), después vendría Agnosia (2010) y su primera incursión en Hollywood viene de la mano de Grand Piano (2013). Todas tienen en común el suspense y es el propio Mira el que pone música a sus dos primeras cintas. Así que hablamos de un experto en esto de crear notas para historias de terror, de sus propias historias. Esta es su primera nominación al Goya en el apartado musical. Pero estoy segura de que llegarán más, también en su faceta de director.

Además del instrumental, la película introduce dos temas de Héroes del silencio ("Hechizo" y "Maldito Duende") para dos de los momentos más tensos de la historia. Un grupo que le encanta a la protagonista adolescente de esta película. Electrónica y rock para acompañar al terror, una combinación que no ha pasado inadvertida por la fuerza que le ha dado a Verónica.

Aquí podéis escuchar un resumen de las cuatro bandas sonoras nominadas en nuestro programa de Radio 5 Todo Noticias:

Bandas sonoras - Especial Goya 2018 - 31/01/18

Noticias

anterior siguiente