Enlaces accesibilidad

Lactalis retira 12 millones de cajas de leche infantil en 83 países por la contaminación por salmonela

  • Hay al menos 36 bebés afectados, 35 en Francia y uno en España
  • Consumieron leche o productos fabricados por la multinacional francesa

Por
Lactalis retira 12 millones de cajas de leche infantil en 83 países

El grupo francés Lactalis ha anunciado la retirada de su leche en polvo para bebés en 83 países por riesgo de contaminación con salmonela. "Hay que medir la magnitud de esa operación: esto supone más de 12 millones de cajas", ha afirmado el director ejecutivo de la multinacional láctea, Emmanuel Besnier, en una entrevista para el semanario Journal du Dimanche, donde no ha especificado qué países son.

Besnier ha asegurado que los distribuidores ya no tendrán que buscar los lotes afectados. "Saben que hay que retirarlo todo de los estantes", ha declarado el directivo, quien no se había expresado desde el inicio del escándalo sanitario, y quien ha prometido indemnizar a "todas las familias perjudicadas".

En Francia se detectaron 35 casos de salmonelosis en niños que habían consumido leche u otro producto de alimentación infantil fabricados en una planta de Lactalis situada en la ciudad de Craon (oeste), según los últimos datos oficiales publicados el 9 de enero.

"No hay casos nuevos desde el 8 de diciembre", ha señalado Besnier en la entrevista. La red de información europea Eurosurveillance ha informado de que Grecia se está estudiando otro posible caso.

Hay un caso confirmado en España

En España, hay un bebé que contrajo salmonelosis. Según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, podría haberse contagiado por una muestra gratuita de leche infantil entregada por su pediatra. El jefe de Lactalis ha afirmado este domingo que el caso "se remonta al mes de octubre (de 2017)".

El escándalo de la leche contaminada en Francia, que ha afectado a bebés menores de seis meses y que no ha costado la vida a ninguno de ellos, ha llevado al Gobierno francés a intervenir, tanto contra Lactalis como contra las cadenas de distribución, que siguieron dispensando el producto a pesar de las prohibiciones: Leclerc, Auchan, Intermarché y Carrefour han admitido haber vendido productos que deberían haber sido retirados de la venta.

Después de que estallara el escándalo hace semanas, las autoridades suspendieron la producción y la fábrica fue cerrada para ser descontaminada. La fiscalía de París ha abierto una investigación a fines de diciembre por "heridas involuntarias" y "puesta en peligro de la vida de terceros".

Noticias

anterior siguiente