Enlaces accesibilidad

Referéndum en Cataluña

Los obispos piden diálogo y evitar "decisiones irreversibles" ante el 1-O

  • Invitan a recuperar la conciencia ciudadana aludiendo al precedente del 23-F
  • Más de 300 sacerdotes catalanes apoyaron en un texto la independencia

Por
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez. EFE

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha cerrado este miércoles filas en torno a los obispos catalanes, a los que ha denominado "auténticos representantes de sus diócesis" y "ha pedido que se evite adoptar decisiones y actuaciones irreversibles y de graves consecuencias" ante la "grave situación que vive Cataluña".

En una declaración institucional, Ricardo Blázquez, presidente de la CEE, ha apelado al "camino del diálogo, del entendimiento, del respeto a los derechos y a las instituciones, y de la no confrontación".

Blázquez ha sido el encargado de leer la declaración institucional que "de forma unánime" ha aprobado la Comisión Permanente, aunque se incluyó a última hora en el orden del día, y ha apelado al "diálogo desde la verdad" como la "verdadera solución del conflicto". Y ha ofrecido la "colaboración sincera" de los obispos en favor de una "pacífica y libre" convivencia entre todos.

"Como hemos señalado los obispos en otra ocasión también difícil para nuestra convivencia democrática y pacífica, es de todo punto necesario recuperar la conciencia ciudadana y la confianza en las instituciones, todo ello en el respeto de los cauces y principios que el pueblo ha sancionado en la Constitución", añaden.

De este modo, aunque sin citarlo expresamente, los obispos españoles al Golpe de Estado del 23-F al referirse a la declaración realizada en otro momento de la historia "también difícil para la convivencia democrática y pacífica", el 23 de febrero de 1981.

En concreto, citan un comunicado redactado por la XXXIV Asamblea Plenaria de la CEE cinco días después del Golpe de Estado. En este documento, los prelados recordaban las "horas azarosas y decisivas" que había vivido España "en las que estuvo seriamente amenazada la normalidad constitucional de la nación".

Manifiesto de sacerdotes pro-referéndum

Esta declaración de la CEE se produce después de que más de 300 sacerdotes, diáconos y religiosos catalanes firmaran un manifiesto de apoyo a la independencia. Posteriormente, más de 400 religiosos catalanes remitieron una carta al papa Francisco en la que le solicitaban que medie ante el Gobierno de España para que permita realizar el referéndum independentista el 1 de octubre, que ha sido suspendido cautelarmente por el Tribunal Constitucional.

Tras esta misiva, el embajador de España ante el Vaticano, Gerardo Bugallo, transmitió una nota verbal de protesta a la Santa Sede en nombre del Gobierno español en la que le comunicaba que este manifiesto de los sacerdotes catalanes y algunas homilías vulneraba preceptos del Código de Derecho Canónico y, sobre todo, el espíritu de los Acuerdos entre España y la Santa Sede de 1979, y solicitaba al Vaticano que desautorizara a los sacerdotes.

La Conferencia Episcopal Tarraconense (CET), que reúne a los obispos catalanes, también se pronunció la pasada semana ante "momento delicado de su historia" que vive Cataluña. "Pedimos también a Dios por todas las personas que tienen la responsabilidad en el gobierno de las diferentes administraciones públicas, de la gestión del bien común y de la convivencia social", señalaron para añadir que "la Iglesia quiere ser fomento de justicia, fraternidad y comunión, y se ofrece para ayudar en este servicio" en bien del pueblo.

En la declaración de este miércoles, los obispos también citan al papa Francisco para reclamar que es hora de saber cómo diseñar una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro, búsqueda de consensos y acuerdos, pero "sin separarla de las preocupaciones por una sociedad justa, con memoria y sin exclusiones".

Noticias

anterior siguiente