Enlaces accesibilidad

Elecciones en Alemania 2017

'Alternativa por Alemania', la ultraderecha llama a las puertas del Bundestag

  • El partido de extrema derecha podría convertirse en el tercero del país
  • Estuvo a punto de desaparecer hasta que surgió la crisis de los refugiados
  • El periodista Alexander Gauland y la economista Alice Weidel son sus líderes

Por
La ultraderecha alemana, camino del Bundestag

Alternativa para Alemania (AfD) es, sobre todo, algo confuso e indefinible. Porque es muchas cosas, muchas corrientes e ideologías dentro de un partido que nació el 6 de febrero del 2013 en Berlín como una agrupación de expertos, economistas y catedráticos opuestos al euro y a la Unión Monetaria. Envuelto en líos y rivalidades internas, el minipartido estuvo a punto de desaparecer hasta que surgió la crisis de los refugiados, hace ahora dos años. Y entonces resurgió de sus cenizas con una nueva líder, Frauke Petri, y un mensaje claramente racista y xenófobo.

Cuatro años después de su puesta en marcha, Alternativa para Alemania está presente en once parlamentos regionales. Se da por hecho que va a entrar en el Bundestag que se elige el 24 de septiembre, y, salvo sorpresas de última hora, podría convertirse en el tercer partido del país y el principal de la oposición, por delante de Liberales, Verdes y el Partido de la Izquierda.

Sus cabezas de lista en estas elecciones son dos personajes muy diversos: Alexander Gauland, 76 años de edad, ex miembro de la CDU, periodista, experto en provocaciones; y Alice Weidel, economista de 38 años, admiradora de Marine Le Pen, lesbiana y de aspecto moderno e intelectual. Gauland consigue estar siempre en primera línea de la actualidad con sus polémicos comentarios, fundamentalmente xenófobos. El último: el pueblo alemán debería estar orgulloso de la actuación de su Ejército durante la época nazi.

 Alice Weidel y Alexander Gauland líderes de Alternativa para Alemania

Alice Weidel y Alexander Gauland líderes de Alternativa para Alemania FILE PHOTO

A la caza del voto protesta y antirrefugiados

Alternativa para Alemania podría atraer muchos votos de protesta de los ciudadanos que tienen miedo a la presencia de un millón de refugiados en Alemania, a la globalización y al Islam radical que alimenta el terrorismo. 

Sus dirigentes actuales se definen como patriotas nacionalistas, centroderecha (ya que, según ellos, Angela Merkel se ha hecho socialdemócrata) o radicales de derecha. Hay un coqueteo claro entre sus seguidores con la nostalgia neonazi, pero también hay mucho de resentimiento contra unas élites políticas que parecen haberse olvidado de las preocupaciones reales de los ciudadanos. 

El lema de la CDU de Merkel Por una Alemania en la que podamos vivir bien y a gusto es tan vacío como carente de promesas. Ese vacío es el que pretenden llenar estos nuevos populistas que han envenenado la vida pública en la República Federal en estos últimos dos años.

Noticias

anterior siguiente