Enlaces accesibilidad

Doble atentado en Cataluña

La Policía pinchó el teléfono del imán de Ripoll en 2005 por una presunta vinculación con Al Qaeda

  • El juez Grande-Marlaska ordenó vigilar su teléfono el 19 de octubre de 2005
  • La investigación vinculaba a Es Satty con dos grupos relacionados con Al Qaeda
  • El seguimiento de sus conversaciones no reveló ningún indicio de terrorismo

Por
El imán de Ripoll fue investigado en 2005 por la Policía Nacional por un presunto vínculo con Al Qaeda

El fallecido imán de Ripoll, Abdelbaky Es Satty, fue investigado en 2005 por la Policía Nacional por un presunto vínculo con la organización terrorista Al Qaeda. Según ha adelantado este viernes el diario ABC y ha podido confirmar TVE, los agentes hicieron un seguimiento del teléfono móvil del presunto cerebro de la célula terrorista responsable por el doble atentado en Cataluña.

En aquel entonces, la Policía lo vinculó con la red Grupo Islámico Combatiente Marroquí y el grupo Ansar Al Islam, ambos relacionados con Al Qaeda, pero no encontraron indicios de su relación con la organización terrorista.

La orden la dio el actual presidente de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska el 19 de octubre de 2005 por "su vinculación con el grupo terrorista Ansar Al Islam".

Aunque las investigaciones no encontraron indicios para procesarle, la documentación de Es Satty fue hallada en 2006, en el marco de la Operación Chacal, en el piso de Vilanova i la Gertrú donde residía Mohamed Mrabet, líder de una célula terrorista encargada de radicalizar ciudadanos marroquíes. Sin embargo, la Policía desvinculó a Es Satty al aludir que solo era su compañero de piso.

Bélgica sospechó del imán en 2016

Esta semana se ha conocido que un agente de la Policía de Bélgica pidió a un compañero de los Mossos d'Esquadra información sobre el imán cuando este viajó a la localidad belga de Vilvoorde, y que el agente le contestó que no había información en su base de datos.

El imán de Ripoll, muerto en la vivienda de Alcanar, estuvo en la cárcel de Castellón entre 2010 y 2014 por delitos de tráfico de hachís. Durante su tiempo en prisión, Es Satty disfrutó de tres permisos. El imán fue condenado a la expulsión del país pero el juez le permitió quedarse por su situación laboral cuando el imán la recurrió porque no encontró indicios de radicalización.

Según el alcalde de la localidad, el imán buscaba trabajo en la mezquita de Vilvoorde pero levantó las sospechas del imán de la localidad y desapareció.

Por su parte, y según informó este jueves el diario Kronen Zeitung, Es Satty habría viajado a la capital del país al menos dos veces, entre 2015 y 2016. Un portavoz del Ministerio austríaco, Karl-Heinz Grundböck, ha explicado a Efe que sus agentes están "en contacto con las autoridades españolas y comprobando esa información", y ha señalado que "actualmente no hay ninguna confirmación".

Noticias

anterior siguiente