Enlaces accesibilidad

Israel instala más cámaras en la mezquita de Al Aqsa tras dos jornadas de violentos disturbios

  • Cinco palestinos y tres israelíes han perdido la vida en los últimos tres días
  • La Liga Árabe convoca una reunión de urgencia para el próximo jueves
  • El papa pide "moderación y diálogo" ante la tensión en Jerusalén

Por
Israel instala más cámaras en la mezquita de Al Aqsa tras dos días de violentos disturbios

Israel ha instalado durante la mañana del domingo nuevas cámaras de seguridad en la entrada de la Explanada de las Mezquitas mientras el gabinete de Gobierno debate en su reunión semanal si retirar los detectores de metales que han provocado masivas protestas y una escalada de violencia en el Jerusalén Este y Cisjordania que ha costado la vida a cinco palestinos y tres israelíes.

"Estamos gestionando esto con calma, con determinación y responsabilidad y por lo tanto vamos a seguir actuando con el fin de mantener la seguridad", ha declarado el primer ministro, Benjamín Netanyahu, que ha anunciado además que la casa del "vil terrorista" que mató a tres israelíes el viernes "será destruida tan pronto como sea posible".

El gran mufti de Jerusalén, Mohamed Husein, ha declarado a Efe que rechazan las nuevas medidas y los detectores metálicos que se niegan a cruzar los musulmanes palestinos desde que fueran instalados hace una semana.

La máxima autoridad islámica ha pedido que "la situación vuelva a como era antes del 14 de julio", cuando Israel extendió las medidas de seguridad en torno a la Explanada de las Mezquitas después del ataque en el que murieron dos policías israelíes y los tres asaltantes.

Husein rechaza "cualquier cambio en la situación histórica de la mezquita de Al Aqsa porque tanto esta como Jerusalén están bajo ocupación”.

La Liga Árabe se reunirá el jueves para debatir la situación 

La Liga Árabe pospuso un día, hasta el jueves 27 de julio, la reunión urgente a nivel de ministros de Exteriores que había sido convocada hoy, en un primer momento para el miércoles, para discutir la escalada de las tensiones en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La reunión fue pospuesta a última hora del día para garantizar la asistencia del "mayor número posible de ministros" de los países miembros.

La convocatoria fue propuesta por Jordania para abordar "las agresiones y últimas medidas israelíes en Jerusalén y en la explanada de la mezquita de Al Aqsa", aseguró el portavoz de la Secretaría General de la entidad panárabe, Mahmud Afifi.

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, acusa a Israel de "intentar imponer una nueva realidad en Jerusalén y en la Explanada de las Mezquitas".

A este respecto, ha añadido que la ciudad es "una línea roja que los árabes y los musulmanes no permiten que sea tocada". Abulgueit dice que la comunidad internacional, con Estados Unidos a la cabeza, tiene la responsabilidad de presionar al Gobierno isarelí para que mantenga el statu quo.

Israel pide la pena de muerte para el palestino asaltante

Algunos ministros, como el de Defensa, Avigdor Liberman, han pedido aplicar la pena de muerte al palestino asaltante de 20 años.

Netnayhu ha enviado las condolencias a los miembros de la familia asesinada: "Los miembros del Gobierno y yo compartimos la terrible tristeza de la familia Salomón: Yosef, Chaya y Elad fueron asesinados por una bestia incitada por el odio de los judíos", ha dicho.

La amplia explanada es uno de los puntos más calientes del conflicto que alberga la Mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca y es considerada el tercer lugar más sagrado en el Islam y conocida como Noble Santuario. Para el judaísmo es el lugar más sagrado y es denominado Monte del Templo, a cuyos pies se encuentra el Muro de las Lamentaciones.

El papa pide "moderación y diálogo"

Durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, el pontífice ha asegurado que sigue con preocupación las "graves tensiones y violencia de estos días en Jerusalé" y afirma que siente "la necesidad de expresar un fuerte llamamiento a la moderación y al diálogo".

Noticias

anterior siguiente