Enlaces accesibilidad

El Congreso señala a Fernández Díaz, Cosidó y Pino como responsables del uso "partidista" de Interior

  • Para la comisión de investigación se usó la Policía para perseguir a adversarios
  • Se encargó de hacer informes sobre PSOE, Podemos, Convergència y ERC
  • El dictamen se aprueba con el voto en contra del PP y la abstención de Cs

Por
El Congreso señala a Fernández Díaz, Cosidó y Pino como responsables del uso "partidista" de Interior

La comisión de investigación del Congreso sobre el uso político de la Policía en la etapa de Jorge Fernández Díaz como ministro del Interior ha concluido que sí se utilizó para perseguir a políticos soberanistas y a otros rivales políticos y que hubo un "abuso de poder" por parte de sus responsables.

En concreto, señala al exministro y también al al ex director de la Policía Ignacio Cosidó y al ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino como responsables políticos del uso "partidista" del Ministerio del Interior en la anterior etapa

La comisión del Congreso que ha investigado el supuesto uso político de Interior en los tiempos de Fernández Díaz ha alcanzado un acuerdo de mínimos, con el rechazo del PP y la abstención de Ciudadanos, en torno a su dictamen final. Hay también siete votos particulares que irán a Pleno para su votación.

En el dictamen, la comisión de investigación concluye que durante el mandato del anterior ministro del Interior, "usando de manera fraudulenta el catálogo de puestos de trabajo", se creó una estructura policial bajo las instrucciones de Ignacio Cosidó y por orden Eugenio Pino para poner trabas a los escándalos de corrupción que afectan al PP, pero también para investigar y, en su caso, "perseguir" a adversarios políticos.

Contra PSOE, Podemos, ERC y CDC

Entre esos adversarios cita al propio PSOE, como lo demuestran los trabajos realizados por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), que elaboró en secreto informes sobre el 11-M y el caso Faisán, relativo a un chivatazo a la red de extorsión de ETA.

También habría sido perseguido el nacionalismo catalán, a tenor de la investigación sobre la supuesta cuenta en Suiza del exalcalde de Barcelona Xavier Trias (antigua CDC); o Podemos, con la fabricación del informe PISA contra el líder de esa formación, Pablo Iglesias, y la supuesta financiación de su partido con fondos procedentes de Irán o Venezuela.

"Estas decisiones han supuesto una inaceptable utilización partidista con fines políticos de los efectivos, medios y recursos del departamento de Interior y de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado con un abuso de poder que quebranta reglas esenciales de la democracia y el Estado de Derecho", añade el documento estructurado en cuatro puntos.

Obstruccionismo del Gobierno

El PP solo ha votado a favor del tercero de los puntos, que hace constar que la comisión no juzga al conjunto de la Policía Nacional, respaldando de esta forma la actuación de la mayoría de los funcionarios de este Cuerpo. El último punto eleva al Pleno una queja por la obstrucción del Gobierno de Mariano Rajoy a la hora de facilitar documentación sobre el objeto investigado.

En lo que sí han coincidido PP, PSOE, Ciudadanos y el PNV ha sido en rechazar la petición de Unidos Podemos, ERC y PDeCAT para que el dictamen se remita a la Fiscalía por si entiende que se pueden derivar consecuencias penales. Además, el presidente de la comisión, Mikel Legarda, del PNV, ha recordado que, en todo caso, la remisión al Ministerio Público debería decidirla la Mesa del Congreso.

Tampoco se ha incluido en las conclusiones una alusión para solicitar la retirada de condecoraciones de Eugenio Pino, ni una mención a la responsabilidad del 'número dos' de Fernández Díaz, el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez.

Tras la reunión de la comisión, el PP no ha comparecido ante los periodistas, aunque su diputado Carlos Rojas lo ha hecho antes en un receso para acusar a la oposición de querer aislar a su partido con el "paripé" que estaba haciendo en la comisión.

"Ha sido una quimera más de algunos grupos intentando desgastar al PP", ha dicho Rojas, para quien "no ha habido policía política ni utilización partidista del Ministerio del Interior" ni tampoco lo que se ha denominado "Operación Cataluña".

Noticias

anterior siguiente