Enlaces accesibilidad

'Caso Bankia'

Fernández Ordoñez asegura que desconocía los correos internos críticos con la situación de Bankia

  • El exgobernador del Banco de España declara ante el juez como investigado
  • Afirma que hicieron bien en no enviárselos porque no tenia por qué conocerlos
  • Javier Aríztegui, su número dos entonces, niega que hubiera presiones políticas
  • El inspector que alertó del riesgo sostiene que "el banco (Bankia) estaba muerto"

Por
El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a la izquierda, a su llegada a la Audiencia Nacional
El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a la izquierda, a su llegada a la Audiencia Nacional. EFE Emilio Naranjo

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha asegurado ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga la salida a Bolsa de Bankia en 2011 que no estaba al tanto del contenido de los correos internos que alertaban de la "inviabilidad" del grupo BFA-Bankia y que ningún inspector ni nadie de la escala inferior le remitió esos correos, lo cual ha dicho que le "parece bien" porque no tenía por qué conocerlos y porque contenían errores, según han explicado fuentes presentes en la declaración a Efe y Europa Press.

Es la primera vez que Fernández Ordóñez, que estuvo al frente del organismo regulador entre 2006 y 2012, declara como investigado -lo que antes se conocía como imputado- en esta causa aunque ya lo hizo como testigo hace cuatro años. Este jueves también estaba citado como investigado por el juez Fernando Andreu el exsubgobernador del Banco de España Javier Aríztegui. Ambos han defendido que todo se hizo correctamente y han negado que hubiera presiones políticas.

Esta mañana, además, ha declarado como testigo el inspector que alertó de los riesgos de la salida a Bolsa de Bankia, José Casaus, quien ha insistido en que los correos, enviados entre abril y mayo de 2011, no fueron improvisados y asegura que nadie discutió su diagnóstico de que "el banco estaba muerto".

Ordóñez y Aríztegui defienden el papel del Banco de España

Según ha relatado a los periodistas el abogado Andrés Herzog, que ejerce la acusación popular en representación de la Conferencia Intersindical de Crédito (CIC), tanto Fernández Ordóñez como Aríztegui han defendido que todo el seguimiento y control del proceso fue correcto y que la salida a Bolsa de Bankia acabó siendo fallida por la "repentina crisis", la situación de recesión, la crisis de deuda soberana y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Ambos han negado también que hubiera presiones políticas. Sobre este punto, Ordóñez se ha mostrado tajante y ha indicado que eso era "impensable", ya que el supervisor no puede hacer ninguna gestión a favor de un supervisado y se ha mostrado completamente "seguro" de que "nadie" desde ninguna otra instancia había hecho nada para favorecer al banco.

Tras Aríztegui y Fernández Ordóñez, ha declarado durante más de dos horas y con un receso de por medio, el inspector Jesús Casaus, que ha sido "muy contundente" y ha ratificado no solo sus escritos sino también su anterior declaración del pasado mes de septiembre ante el juez, según ha explicado Herzog.

El inspector que alertó de los riesgos defiende sus correos

Ante los testimonios que achacan a sus correos errores y ser meras opiniones de futuro, Casaus ha defendido que eran reflexiones pensadas, "meditadas y consensuadas", y ha añadido que, pasado un tiempo, contrastó el contenido con los informes de seguimiento efectuados por su departamento.

Fruto de esta revisión, ha admitido algún pequeño error de concepto, algún término que no se ajustaba exactamente a la realidad, aunque nada relevante, y ha insistido en que tras hacer llegar sus conclusiones a sus superiores, no recibió respuesta, solo silencio. Los correos fueron enviados a Pedro Comín, jefe del grupo de inspectores que supervisó a BFA-Bankia.

El inspector ha añadido que nadie discutía su diagnóstico de que "el banco estaba muerto". En este sentido, ha revelado una anécdota con compañeros del Banco de España que en algún momento le advirtieron de que dejara de hablar de BFA como el "banco malo" porque era poco adecuado, a lo que Casaus respondió que en realidad "Bankia es el banco malo y BFA el banco muy malo", informa Europa Press.

Ocho exdirectivos del Banco de España y la CNMV, ante el juez

El magistrado ha tomado declaración esta semana a ocho exdirectivos del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entre ellos Julio Segura, que presidió el supervisor bursátil entre mayo de 2007 y octubre de 2012, y Fernando Restoy, por aquel entonces vicepresidente de la CNMV y, después, subgobernador del Banco de España.

Ante el juez Andreu, ambos defendieron que la información sobre el estado de las cuentas de la entidad que fue remitida a ambos órganos supervisores no presentaba salvedades por parte del auditor y fue suficiente para avalar su salida a Bolsa. De hecho, indicaron que extremaron precauciones y fueron más exigentes en este caso.

El martes declararon los exsupervisores Pedro Comín y Pedro González, que restaron importancia a los correos de Casaus y que afirmaron que nunca se los remitieron ni a Fernández Ordóñez ni a Aríztegui.

Este miércoles fue el turno de Mariano Herrera y Jerónimo Martínez Tello, exdirectores de Supervisión del Banco de España cuando Bankia salió a Bolsa, que insistieron ante el juez que las cuentas de la entidad eran correctas y que también restaron importancia a los correos de alerta.

Noticias

anterior siguiente