Enlaces accesibilidad

Hollande reafirma su lucha contra el Estado Islámico en una visita a las tropas francesas en Irak

  • Se ha ofrecido a reconstruir Mosul cuando sea liberada en "unas semanas"
  • Hollande visita además la región del Kurdistán iraquí
  • Francia aporta cerca de 500 soldados y unos 30 aviones Rafale

Por
El presidente galo, François Hollande, visita a soldados franceses en Bagdad (Irak).
El presidente galo, François Hollande, visita a soldados franceses en Bagdad (Irak). REUTERS

François Hollande, ha reafirmado este lunes en Bagdad -en una visita oficial para reunirse con los militares franceses desplegados en Irak- el apoyo de Francia al país árabe en la lucha contra la organización terrorista Estado Islámico (EI).

El presidente galo se ha ofrecido a reconstruir la ciudad de Mosul (norte) cuando se culmine su liberación, algo que Hollande predice que ocurrirá "antes del verano".

El mandatario francés, acompañado por su ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, y por el presidente de la región autónoma del Kurdistán, Masud Barzani, visitó el frente de batalla cerca de Mosul, la última urbe que los yihadistas controlan en Irak.

Hollande ha recordado que cuando visitó Irak en 2014, el EI había tomado el control de varias ciudades y, sin embargo, hoy  "el EI retrocede ante las fuerzas iraquíes". Asímismo, ha precisado que la operación para acabar con el grupo yihadista "durará unas semanas, no años" y la comunidad internacional verá "su fin en breve".

Francia, un aliado fundamental contra el Estado Islámico

En una rueda de prensa conjunta con el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, Hollande ha recalcado que Francia "participará con toda su energía" en la recuperación de Mosul y ha indicado que su país está dispuesto a organizar una nueva conferencia internacional para reunir financiación con este fin.

Según un comunicado de la presidencia kurda, Hollande ha declarado que Francia va a responder a las necesidades de las fuerzas kurdas "peshmergas", que han estado en la primera línea de la guerra contra el EI en el norte de Irak desde el año 2014.

París participa en la coalición internacional antiyihadista liderada por EE.UU., que bombardea al EI en Irak y en Siria, a la que aporta cerca de 500 soldados y 30 aviones militares Rafale.

El presidente francés François Hollande saluda a soldados franceses acantonados cerca de Mosul

El presidente francés François Hollande saluda a soldados franceses acantonados cerca de Mosul AFP CHRISTOPHE ENA

El Consejo de Seguridad del Kurdistán, que dio la bienvenida a la visita del jefe de Estado francés "en el marco del apoyo a las tropas kurdas en su lucha contra el terrorismo", ha destacado en un comunicado que Francia respalda con armas e instrucción al ejército kurdo, que se coordina con el nacional.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Al Abadi, ha confirmado que el papel de la coalición internacional "se limita al consejo y apoyo a las fuerzas iraquíes" y que esta "no tiene fuerzas de combate en el territorio iraquí". También elogió el papel de Francia en la alianza militar.

"Los iraquíes serán los que ganen la guerra"

El jefe del Estado francés ha comentado que se puso de acuerdo con la comandancia iraquí para que los combatientes en el terreno fueran "exclusivamente iraquíes". "Los iraquíes son los que ganarán la guerra, Francia presenta apoyo, consejo y respaldo aéreo a las fuerzas iraquíes que combaten", ha agregado.

Al Abadi ha confirmado que el papel de la coalición internacional "se limita al consejo y apoyo a las fuerzas iraquíes y que no tiene fuerzas de combate en el territorio iraquí".

El primer ministro iraquí ha elogiado el papel de Francia dentro de la coalición y ha subrayado que se enfrentan a "una organización terrorista internacional, por lo que la cooperación en inteligencia con Francia y otros países es necesaria para acabar con sus planes criminales".

Apoyo a los milicianos kurdos

Hollande se trasladó a Erbil, la capital kurda de la región autónoma del Kurdistán iraquí, acompañado por el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian. Ambos acudieron también a los frentes de batalla donde los "peshmergas" luchan contra el EI, en la zona de Zardata, junto al mandatario kurdo, Masud Marzani.

Sgún el presidente francés, el objetivo de su viaje es "ver el avance de las fuerzas 'peshmergas' y las iraquíes", de acuerdo con la nota, en su ofensiva para expulsar al EI de la provincia de Nínive y de la ciudad septentrional de Mosul. También ha asegurado que París va a responder a las necesidades de las fuerzas kurdas "peshmergas" en esta lucha.

Con este viaje, es la segunda vez que Hollande va al Kurdistán desde 2014, una visita para la que las autoridades locales han adoptado fuertes medidas de seguridad.

"La amenaza no se debilita"

En el discurso de felicitación de Año Nuevo, Hollande señaló que Francia va a seguir combatiendo el terrorismo tanto en el exterior -con sus misiones en Mali, Siria e Irak, entre otras- como en el interior, para "desbaratar atentados", detener a sospechosos y "prevenir la radicalización".

"No hemos terminado con la plaga del terrorismo" y, de hecho, "la amenaza no se debilita", advirtió el presidente de Francia, país que ha sido escenario de brutales atentados reivindicados por el EI en 2015 y 2016.

El grupo radical todavía controla zonas del norte de Irak, donde irrumpió en junio de 2014 y desde donde proclamó un "califato islámico" en los territorios bajo su dominio.

En Siria, la organización tiene su principal base en la ciudad de Al Raqa, contra la cual la coalición internacional se dispone a lanzar un asalto junto a la alianza kurdo-árabe Fuerzas de Siria Democrática.

Noticias

anterior siguiente