Enlaces accesibilidad

La juez pide que el presidente de Murcia sea investigado por cuatro delitos en el 'caso Auditorio'

  • Habría cometido los delitos de fraude, malversación, prevaricación y falsificación
  • Ocurrió cuando Pedro Antonio Sánchez era alcalde de Puerto Lumbreras
  • El presidente de Murcia asegura que la obra "se pagó y está justificada"

Por
La juez pide que el presidente de Murcia sea investigado por cuatro delitos en el 'caso Auditorio'

El juzgado número uno de Lorca ha pedido este viernes al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que investigue al presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, por los presuntos delitos de fraude contra la Administración pública, prevaricación continuada, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos en el llamado caso Auditorio.

Este caso hizo que la Fiscalía se querellase el pasado año contra el presidente murciano, a raíz de una denuncia del PSOE, por los mencionados presuntos delitos cometidos en la construcción del auditorio de Puerto Lumbreras cuando Sánchez fue alcalde de esta localidad murciana (la dirigió entre 2003 y 2013).

En el auto hecho público este viernes, al que han tenido acceso Efe y Europa Press, la titular del juzgado lorquino ha elevado una exposición razonada a la Sala de lo Civil y Penal del TSJ, en la que, tras un relato de todos los hechos que se recogen en el escrito del Fiscal, considera que los hechos atribuibles al presidente pueden ser constitutivos de los citados delitos.

"Fuertes indicios" de que los fondos "cambiaron de destino"

La juez, en su exposición razonada, sostiene que el concurso de ideas del proyecto para la construcción del auditorio se configura como la solución "para poder legalizar una situación previa, donde el alcalde ha seleccionado personalmente al arquitecto, y contratado con el mismo sin tramitación de expediente".

En el auto, la magistrada de Lorca constata que los hechos "ponen de manifiesto fuertes indicios de que los fondos provenientes de la subvención cambiaron de destino o aplicación".

Considera, además, necesario acreditar si los fondos dispuestos y destinados a pagos ajenos a la ejecución de la obra para construir el Auditorio lumbrerense "lo fueron a aplicaciones públicas o privadas, y quien autorizó las disposiciones en su caso".

La juez también afirma que aunque se certificó el 100% del presupuesto de adjudicación de la obra, ésta solo estaba ejecutada en torno al 60%: "La obra objeto básico del concurso y de la subvención recibida estaba sin terminar, ni poder ser utilizada, y aunque se había certificado al 100% del presupuesto de adjudicación, la obra estaba ejecutada sólo al 61,96%", subraya.

A pesar de ello, el arquitecto encargado de realizar la obra y el representante de la mercantil, dice la magistrada en su auto, comunicaron al Ayuntamiento lumbrerense que la obra estaba terminada, "en buen estado y de conformidad a las prescripciones previstas, dándose comienzo al plazo de garantía".

De hecho, el libro de incidencias recoge que la obra del Auditorio "está incompleta según proyecto modificado aprobado en pleno municipal, pasando a ser responsabilidad del Ayuntamiento", dice la magistrada.

Turno para el TSJ de Murcia

Tras la recepción de esta exposición motivada por parte de la magistrada de Lorca, será ahora la Sala de lo Civil y Penal del TSJ murciano la que decida sobre su admisión a trámite y, en caso afirmativo, designaría a uno de sus magistrados como instructor.

De darse este caso, la primera diligencia sería la de dirigirse a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Murcia para que se pronuncie respecto a si la Sala es competente para juzgar a Sánchez y también a la Asamblea Regional para acreditar su condición de diputado -y por tanto, aforado- de la cámara autonómica.

La magistrada de Lorca ha tomado esta decisión tras el escrito del fiscal de Delitos Urbanísticos de la Comunidad, José Luis Díaz Manzanera, quien pidió que se investigue al presidente murciano al considerar que queda demostrada su participación "en todos y cada uno de los hechos relatados a lo largo de este informe, siendo por ello perfecto conocedor de los mismos".

El presidente de Murcia asegura que la obra "se pagó y está justificada"

Por su parte, y tras hacerse público este auto, el presidente del Gobierno regional de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha defendido que la obra del auditorio de Puerto Lumbreras "se hizo" cuando él era alcalde del municipio, y la subvención que recibió de la Comunidad se invirtió "al cien por cien" en su ejecución, "se pagó y está justificada", tal y como "acreditan absolutamente todas las certificaciones, la fiscalización, los informes y los documentos".

Sánchez ha hecho estas declaraciones una hora después de conocerse la exposición razonada que la juez de Lorca, en una rueda de prensa en la que el presidente murciano ha aclarado que de lo que "estamos hablando" es de que en el año 2006, cuando él era alcalde de Puerto Lumbreras, la Comunidad Autónoma dio una subvención de seis millones de euros para la construcción de una infraestructura llamada complejo cultural teatro-auditorio".

"Allí está cada euro de la subvención", ha aclarado Sánchez, quien ha recordado que "nadie pone en duda que falte ni un solo euro de esa subvención" invertidos en el complejo cultural. Ha destacado que la inversión "se justificó" y fue avalada "por todos los filtros que fiscalizaban que las cosas se hicieran bien".

Sin embargo, ha lamentado que hace aproximadamente tres años, el PSOE de Puerto Lumbreras "puso otra denuncia más, en este caso la número 16", que hablaba del auditorio. De hecho, la fiscalía interpuso la querella contra Sánchez a raíz de esta denuncia de los socialistas.

Noticias

anterior siguiente