Enlaces accesibilidad

El Gobierno confirma a José Manuel Maza como fiscal general del Estado

  • El magistrado recibió el aval del CGPJ y de la Comisión de Justicia del Congreso
  • Nacido en Madrid en 1951, quiere que los fiscales dirijan las instrucciones penales

Por
El nuevo fiscal general del Estado, José Manuel Maza.
El nuevo fiscal general del Estado, José Manuel Maza. EFE

El Consejo de Ministros ha confirmado este viernes el nombramiento del magistrado del Tribunal Supremo José Manuel Maza Martín como fiscal general del Estado una vez recibido el aval del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y cumplido el trámite de su comparecencia ante el Congreso de los Diputados.

El Consejo de Ministros también ha nombrado a Eugenio López Álvarez nuevo abogado general del Estado, según ha informado el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo. José Manuel Maza jurará o prometerá su cargo como fiscal general del Estado ante el rey el próximo lunes y al día siguiente tomará posesión.

El Ejecutivo ha culminado así el proceso de designación de José Manuel Maza, tras ser avalada su idoneidad por el Pleno del CGPJ -donde obtuvo el voto de todos los vocales menos una, la designada a propuesta de IU-, y también de la Comisión de Justicia del Congreso pese a las dudas manifestadas por el Grupo Parlamentario Socialista y Unidos Podemos, que durante su comparecencia parlamentaria le pidieron que defienda su autonomía frente a presinoes externas.

En el Congreso, el nuevo fiscal general prometió ser enérgico en la lucha contra la corrupción y aplicar el Código Penal incluso en aquellas cuestiones con las que no está de acuerdo, como la prisión permanente revisable.

Conservador, pero con posicionamientos independientes

Nacido en Madrid en 1951, José Manuel Maza ingresó en la carrera judicial en 1975 y en la fiscal en 1978, donde fue el primero de su promoción, si bien comenzó ejerciendo como abogado y como letrado de la Red Nacional de Ferrocarriles.

De sensibilidad conservadora aunque con posicionamientos muy independientes en algunos de los asuntos que le ha tocado deliberar, Maza se opuso en su día a la denominada doctrina Botín, propuso el archivo de la querella contra Pablo Iglesias por presunta financiación de Venezuela e Irán y expresó sus dudas sobre la última reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

Su principal reto será impulsar desde la Fiscalía el cambio en el sistema procesal penal que tiene previsto impulsar el Ejecutivo y que pasa por que sean los fiscales quienes dirijan las investigaciones penales en lugar de los jueces instructores, que pasarán a ser jueces de garantías.

De hecho, Maza urgió a los parlamentarios a abordar cuanto antes ese cambio de modelo, a su juicio "inaplazable" e "imprescindible".

Noticias

anterior siguiente