Enlaces accesibilidad

Los diputados del PSOE José Zaragoza y Pere Joan Pons, primeros díscolos despojados de responsabilidad

  • Han sido relevados como presidente y portavoz de la Comisión Mixta para la UE
  • Soraya Rodríguez y Eduardo Madina les sustituirán en esos cargos
  • Son dos de los 15 diputados que votaron 'no' en la investidura de Rajoy
  • Ambos piden que no haya más sanciones para no ahondar en la fractura interna

Por
La gestora del PSOE aparta a dos de los 15 diputados que rompieron la disciplina de voto

Los diputados del grupo socialista José Zaragoza, del PSC, y Pere Joan Pons, del PSIB, se han convertido en los dos primeros díscolos que no respetaron la disciplina de voto del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy, en ser apartados de puestos de máxima responsabilidad, ya que ambos han sido relevados como presidente y portavoz de la Comisión Mixta para la UE.

La exportavoz del grupo Soraya Rodríguez, afín a la gestora que dirige el PSOE desde la dimisión de Pedro Sánchez, y el perdedor de las primarias de 2014 frente a Sánchez, Eduardo Madina sustituirán a Zaragoza y Pons respectivamente, según han confirmado fuentes del grupo.

El próximo jueves se reunirá la comisión gestora que preside Javier Fernández para tomar una decisión sobre las consecuencias de ese 'no' que 15 diputados socialistas dieron a la investidura de Rajoy. La decisión sobre Zaragoza se ha tenido que adelantar al martes, ya que su comisión se creaba este miércoles.

Zaragoza y Pons piden que no haya más sanciones

Los dos diputados apartados de los cargos que tenían hasta ahora en la Comisión Mixta de la Unión Europea han asumido la decisión de la gestora y han pedido a la dirección interina del PSOE que no vaya más allá, no imponga más sanciones, y contribuya a trabajar para no ahondar en la fractura interna y reconducir las relaciones con el partido hermano catalán.

"Si esto solventa el problema me doy por satisfecho", ha comentado Zaragoza a su llegada la reunión constitutiva de la Comisión Mixta de la UE y ha recalcado que a él le votaron "para que PSOE y PSC" se entiendan. Por eso, considera que si su salida de la presidencia de comisión contribuye a ese objetivo, da por "bien empleada" la decisión de la gestora que preside Javier Fernández.

Zaragoza ha explicado que no se siente "para nada castigado" por la decisión de la gestora, porque su voto contra la investidura de Rajoy fue "coherente" con el deseo de los electores que le dieron su escaño en el Congreso. Con el mismo espíritu, ha dicho, asumirá la multa de 600 euros que da por hecho le hará pagar el Grupo Socialista por haber roto la disciplina de voto.

Ambos se enteraron a última hora de este martes por la prensa de que serían apartados de los cargos que ostentaron en la anterior legislatura y sólo han tenido comunicación oficial del relevo poco antes de la constitución de la Comisión Mixta de la UE, en la habitual reunión a la que son citados los miembros de Grupo Socialista que van a integrar cada uno de estos órganos.

Por su parte, el diputado balear Joan Pons, ha felicitado tanto a Madina como a Soraya Rodríguez, a los que ve "perfectamente capacitados" para ejercer sus nuevas tareas, y ha pedido expresamente a la gestora del PSOE que no actúe contra más diputados que, como él, se saltaron la disciplina de voto en la investidura.

El portavoz del PSOE en el Senado, Vicente Álvarez-Areces, preguntado en Los Desayunos de TVE por la decisión de relevar en el cargo a ambos diputados díscolos, ha señalado que "no hay que confundir la necesidad de cambio con las represalias", ya que cuando hay cambios en la dirección del partido, esta suele hacer propuestas.

Álvarez-Areces, sobre los diputados díscolos del PSOE: "No hay que identificar la necesidad de cambios con represalias"

Situación de los 15 diputados díscolos

Entre los diputados que rompieron la disciplina del Grupo hay dos miembros de la dirección, la catalana Meritxell Batet y la balear Sofía Hernanz, cuya salida dan por segura muchos diputados socialistas.

Aunque algunas fuentes apuntaban este martes a que no habrá cambios drásticos, en el Grupo cunde la idea, según recoge Europa Press, de que también se relevará de su cargo a la actual presidenta de la Comisión de Justicia, la independiente Margarita Robles, aunque para ello habrá que sacarla de esa comisión.

Además, entre los diputados del 'no' también hay varios portavoces en comisiones parlamentarias: la aragonesa Susana Sumelzo (Cooperación Internacional para el Desarrollo) y los catalanes Merce Perea (Pacto de Toledo), Joan Ruiz (Políticas Integrales para la Discapacidad) y Manuel Cruz (Educación). A ellos se podría sumar a partir de este miércoles el balear Pere Joan Pons, como portavoz de la Comisión Mixta para la UE.

También tienen portavocías y cargos en mesas de comisiones, como vicepresidentes o secretarios, la gallega Rocío Frutos, el guipuzcoano Odón Elorza, la independiente Zaida Cantera, la castellano-leonesa Mariluz Martínez Seijo, y los catalanes Lidia Guinart y Marc Lamuá.

Noticias

anterior siguiente