Anterior La UE concede a Polonia un mes para dar marcha atrás en sus reformas judiciales Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
La mayoría del Comité Federal, con Javier Fernández a la cabeza, mantiene la abstención en bloque

Ocho líderes regionales del PSOE piden a la gestora una abstención mínima

|

Los líderes socialistas de ocho federaciones que apoyan el no a Mariano Rajoy han enviado una carta al presidente de la gestora, Javier Fernández, para que la abstención no sea en bloque, sino del mínimo de diputados necesarios, con el fin de no agrandar más la división en el PSOE.

Reforzar el sentido político de la acción del PSOE

Los dirigentes que firman el escrito son Francina Armengol (Baleares); Idoia Mendia (País Vasco); César Luena (La Rioja); Luis Tudanca (Castilla y León); Sara Hernández (Madrid); Rafael González Tovar (Murcia); María Chivite (Navarra) y Manuel Hernández (Ceuta).

En el texto, al que ha tenido acceso EFE, se afirma que la abstención mínima (o técnica) "reforzaría el sentido político" de la acción del PSOE y sería "claramente beneficiosa en el objetivo compartido de empezar a superar la situación de división actual".

"Todos somos conscientes de la dificultad de esta situación y pretendemos ayudar a superarla con el menor coste para el PSOE", subrayan los secretarios generales territoriales.

Solicitan una reunión urgente con Javier Fernández

Estos secretarios generales territoriales piden a Javier Fernández debatir sobre su reivindicación. La iniciativa responde a la postura sostenida por la gestora de que la abstención a Rajoy acordada por el Comité Federal debía ser en bloque y todos los diputados están obligados a acatar la disciplina de voto. Los promotores de la abstención mínima afirman que "se ha defendido y aprobado como un mal menor para evitar terceras elecciones y para eso no es necesario que todo el grupo socialista se abstenga". 

Los firmantes aseguran que son "conscientes de las dificultades" que entraña la situación que atraviesa el partido, pero remarcan su "ánimo de ayudar a superarla". Además, recuerdan que el partido ha sufrido una convulsión en el último mes debido a la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general y a la celebración de numerosas asambleas en las que los militantes han expresado su rechazo a Rajoy.

Aunque admiten que el Comité Federal aprobó por mayoría la abstención -139 frente a 96-, añaden que "no es menos cierto que un 40 por ciento de sus miembros mantuvieron su voto en contra".

Otros defensores del no a Rajoy no se han sumado a la carta

"Estos tres argumentos -subrayan- dan buena muestra de la fuerte tensión a la que se ha visto sometida nuestra organización con este cambio de posición y la división que dicho cambio está generando en el seno del partido".

A la carta no se han sumado otros líderes de federaciones que rechazaron la vía de la abstención en el Comité Federal y que defienden el no a Rajoy.

Es el caso del líder del PSC, Miquel Iceta, la secretaria general del PSOE de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, y la presidenta de la gestora en Galicia, Pilar Cancela.

El PSIB solicitaba que sus diputados pudiesen votar no

Previamente, el PSIB había pedido a la gestora que dirige el partido que, "para no ahondar en la brecha" abierta entre los detractores y los partidarios de la abstención, permitiese a los diputados de las islas votar no a la investidura de Mariano Rajoy.

"No hemos decidido romper la disciplina de voto porque tenemos la esperanza de que la dirección del partido vea la necesidad de cerrar filas, de coser (...)" y permitir que "las diferentes sensibilidades" se manifiesten en la votación de investidura, ha dicho el portavoz socialista en Baleares, Francesc Miralles.

La ejecutiva del PSIB, reunida hoy de urgencia tras decidir el domingo el Comité Federal la abstención a la investidura en la segunda votación, ha solicitado una reunión entre la líder regional, Francina Armengol, y el presidente de la gestora, Javier Fernández, para pedirle que "no entregue al PP todos los votos socialistas".

"Es obvio" que los dos diputados del PSIB, Sofia Hernanz y Pere Joan Pons, pretenden votar en contra de Rajoy, pero el partido quiere "agotar las posibilidades" de entendimiento con la gestora "para no llegar a ese extremo", ha asegurado el portavoz.

En contra de 137 años de historia

La ejecutiva regional ha considerado que la decisión del Comité Federal es "un grave error histórico de consecuencias muy difíciles" para el partido, que "traiciona la palabra dada" por el PSOE en las campañas electorales de diciembre y junio. Miralles ha incidido en que la abstención contradice "137 años de historia" socialista. 

Ha confiado en que la gestora sea receptiva a su planteamiento para evitar agudizar la división reflejada ayer en el Comité Federal y ha indicado que el reglamento del grupo parlamentario no recoge el voto "imperativo" al que apeló el presidente de la gestora, pero sí contempla en voto en conciencia. 

Miralles ha apuntado que la amenaza de retirada del apoyo parlamentario de Podemos, que permite que Francina Armengol presida el Govern balear, no es relevante en su decisión de rechazar la investidura de Rajoy, una postura que mantienen por "dignidad". En cualquier caso, ha señalado que prefiere el planteamiento del partido con el que gobiernan en coalición, MÉS, que defiende que la gobernabilidad estatal no tiene por qué condicionar la alianza autonómica.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente