Anterior El presidente de Polonia veta la controvertida reforma de la justicia de su propio Gobierno Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
 El ministro de Economía español, Luis de Guindos, habla con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem
El ministro de Economía español, Luis de Guindos, habla con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. EFE Julien Warnand

De Guindos afirma que el nuevo gobierno "tendrá que tomar medidas" para bajar el déficit al 3,1% en 2017

  • La diferencia, el ajuste estructural de más de 5.000 millones pedido por Bruselas

  • "Obedece a medidas discrecionales que tiene que tomar el próximo gobierno", dice

|

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha señalado este martes que el próximo gobierno deberá tomar medidas adicionales para cumplir con el 3,1% de déficit fijado por Bruselas para el año que viene, algo que el actual ejecutivo en funciones no puede realizar.

"El déficit público estará por encima del 3,1% previsto (y exigido a España por sus socios para 2017) y cuando haya un nuevo gobierno, tendrá que tomar medidas", ha asegurado. Este viernes, el Consejo de Ministros aprobará un "presupuesto sin cambio de política económica", ha dicho De Guindos, que no diferirá de los últimos números barajados por Bruselas, que apuntan a un desvío del 3,3%.

"La diferencia fundamental con el 3,1% está en el 0,5% de esfuerzo estructural pedido por Bruselas y que obedece a medidas discrecionales que tiene que tomar el próximo gobierno. Ese 0,5% del PIB [más de 5.000 millones de euros] es el que no podemos hacer, no lo puede hacer el gobierno en funciones", ha relatado De Guindos.

En cualquier caso, De Guindos no ha querido entrar a valorar qué reformas podrían aprobarse para cumplir con este planteamiento, como reducir el número de productos que se benefician de un IVA reducido, una de las propuestas del Ejecutivo comunitario.

El proyecto de presupuestos, antes de fin de año

Además, De Guindos ha defendido que Bruselas ha dado ha España "mucho más margen" que el que tenía con anterioridad para cumplir con el objetivo de reducir el déficit público por debajo del 3%, a la vez que ha recordado que en un principio el objetivo de déficit de este año debería haber sido del 2,8% y que con la nueva senda fiscal es del 4,6%.

"Son cerca de 20.000 millones de margen presupuestario que posteriormente hay que distribuir entre las administraciones públicas, incluidas las comunidades autónomas", ha sostenido. Por ello, ha subrayado que la nueva senda es "perfectamente posible" y "razonable" puesto que permite reducir el desvío de las cuentas públicas "a un ritmo adecuado" sin afectar al crecimiento adecuado ni a la generación de empleo.

El titular de Economía en funciones ha asegurado que esto se haría "relativamente rápido" tras una serie de trámites y negociaciones. "Creo que el proyecto de presupuesto sí podría estar a finales de año para remitir a Bruselas. Teniendo en cuenta que hemos mandado uno sin modificaciones lo lógico sería hacerlo de la forma más rápida posible", ha explicado.

En esta línea, De Guindos ha afirmado que tanto el PSOE como Ciudadanos y el PNV "comprenden" y conocen "perfectamente" los compromisos que ha adquirido España con la Unión Europea en materia presupuestaria, así como la importancia "desde el punto de vista de la credibilidad y del compromiso con el futuro de la zona euro" que haya un presupuesto con un déficit para 2017 del 3,1%.

"Nosotros este año hemos dicho que vamos a cumplir con el 4,6%, con dos décimas (del déficit correspondiente) de ayudas financieras. Es decir, que al final va a ser el 4,4% este año y para el año próximo de momento no podemos tomar medidas, únicamente proyectar el presupuesto de 2016 al 2017 con una modificación de los estabilizadores automáticos", ha apuntado.

De Guindos responde a Dijsselbloem

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó el lunes que en los últimos años ha habido "bastantes debates entre España y la Comisión sobre la calidad de las cifras, y cada vez ha resultado que la Comisión tenía razón", por lo que instó al Gobierno liderado por Mariano Rajoy a que "realmente verifique sus cifras y asunciones antes de ponerlas" en su inminente proyecto presupuestario.

"En esta vida uno tiene que estar acostumbrado. Me molestaría que creciéramos al 0,5% o 0,6% del PIB o que no creáramos empleo. Pero después, los comentarios, en absoluto. El señor Dijsselbloem valora con alta estima la evolución de la economía española", aseguró el titular de Economía en funciones.

Sobre la discusión mantenida a Veintiocho sobre la suspensión de fondos de España y Portugal por haber incumplido sendos objetivos de déficit en 2015, el ministro de Finanzas eslovaco y presidente de turno de la UE, Peter Kazimir, ha concluido que "lo más importante" en todo el proceso es "ver medidas efectivas en España y Portugal".

Por su parte, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario y responsable del Euro, Valdis Dombrovskis, ha advertido de que el sentido de la propuesta para la suspensión de fondos europeos "dependerá" de los planes presupuestarios que presenten Madrid y Lisboa para el próximo año y si estos programas están "en línea" con las exigencias para corregir el déficit excesivo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente