Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
El PSOE descarta formar un gobierno alternativo y dice que no habrá libertad de voto

El PSOE cree que el PP "no está en situación de poner condiciones" a quien se abstenga

  • El portavoz de la gestora descarta conceder libertad de voto a los diputados

  • Defiende que todos los diputados acatarán la decisión del Comité Federal

  • Sin embargo, algunos apuntan a que se escenificaría una ruptura de la unidad

|

El portavoz de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez, considera que el PP "no está en situación de poner condiciones a nadie" que esté dispuesto a propiciar una eventual investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. En plena crisis del PSOE, Jiménez no ha aclarado cómo reaccionará su partido si el PP le pide que, además de abstenerse, se comprometa a apoyar los Presupuestos y a firmar pactos de Estado para no conducirle a terceras elecciones.

Lo que sí ha observado Jiménez, en una entrevista en Onda Cero, es que el PP no fue capaz de concitar una mayoría parlamentaria en torno a sí pese a que en el Congreso sí la hay de grupos de derechas, sino que cosechó 180 votos en contra, por lo que le parece que el PP "no está en situación de poner condiciones para nada ni para nadie".

"El PP tendrá que definir si va a afrontar este proceso con una actitud de tacticismo impropio de una formación política que ha ganado las elecciones" y "si está en otro tipo de cálculo", ha emplazado Jiménez, quien también ha advertido al PP de que, en ese caso, "se lo tendrá que explicar a España, a Europa, al mundo entero: que está jugando a tácticas de guerra electoral antes que afrontar con responsabilidad y con honestidad un proceso de investidura".

En torno a la disciplina de voto de los diputados

Además, Jiménez ha asegurado que "no es una opción" conceder libertad de voto a sus diputados, incluido el exsecretario general Pedro Sánchez, en una eventual votación de investidura de Rajoy, y tampoco consultar la decisión a la militancia, ya que los Estatutos del PSOE confieren al Comité Federal la responsabilidad de definir la posición del partido en estos casos.

El portavoz de la Gestora ha reiterado la tesis que abanderaron los barones que promovieron la rebelión interna contra Sánchez de que "no hay posibilidad ninguna de conformar una alternativa de gobierno", porque Podemos y Ciudadanos han expresado claramente que no es viable y tampoco lo es, para el PSOE, un gobierno apoyado en independentistas.

Respecto a la disciplina de voto en las filas socialistas en el Congreso, hay otros diputados socialistas, afines a Sánchez, que creen que este no sería el único que se desvincularía de una eventual decisión a favor de la abstención, informa Europa Press.

Por el momento, públicamente nadie augura que el PSOE rompa la unidad de voto -un principio en el que se hizo mucho hincapié durante la reunión del grupo parlamentario socialista con la gestora- pero varios parlamentarios auguran que la división en el partido podría escenificarse en una investidura de Rajoy.

En general, la mayoría de los socialistas opinan que el final del viaje es la abstención, pero son muchos los que también avisan de que no se puede esperar que la votación del próximo Comité Federal sea idéntica a la del sábado pasado: en algunas federaciones no se quiere asumir "la mancha" que supondría dejar pasar a un gobierno de Rajoy.

Puig no ve posible ningún cambio de posición

Ante lo que pueda pasar en los próximos días en el PSOE, el presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV, Ximo Puig, mantiene que "o cambian muchísimo las cosas o no es posible que haya ningún cambio de posición" ante la investidura.

El presidente de la Generalitat se distancia así de la opinión de los representantes de la Comisión Gestora. Para Puig, "el PP no ha hecho nada para merecer la confianza de ningún grupo político", y que "no se da ninguna circunstancia para apoyar al PP".

Es más, ante la posibilidad de que el PP prefiera no ir a la investidura sino a nuevas elecciones aprovechando la actual debilidad del PSOE, Puig contestó que la vería "una actitud muy propia del PP".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente