Anterior Trump anuncia que "no aceptará ni permitirá" a las personas transexuales servir en el Ejército Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Las FARC, el Gobierno de Colombia y sus invitados, se preparan para firmar la paz en Cartagena de Indias
Alto el fuego en Colombia

Colombia llega a la firma definitiva de la paz con dolor, esperanza, y una legalidad pendiente

  • Este lunes se firma en Cartagena el tratado de paz entre las FARC y el Gobierno

  • 2.500 personalidades y jefes de Estado asisten al evento con la ciudad blindada

  • Los líderes de la guerrilla han reservado su aparición hasta el final por seguridad

  • Claves: ¿Olvidará Colombia medio siglo de guerra?

|

Después de 52 años de conflicto, el Gobierno de Colombia y las FARC firman este lunes, 26 de septiembre, el acuerdo conjunto de paz. Será en Cartagena de Indias, a las 17:00 hora local, (00:00 del martes en España) donde jefes de Estado y personalidades han llegado para asistir al histórico evento.

El presidente Juan Manuel Santos y el guerrillero "Timochenko" estamparán sus nombres utilizando una pluma fabricada con los casquillos de sendas balas. "Vamos a firmar con una pluma-bala para simbolizar la conversión de las balas en educación y futuro", ha dicho Santos.

Es la cima de casi un lustro de conversaciones, cuyos últimos peldaños se han escenificado en la Habana, donde se estableció la mesa negociadora. Cada una de las partes ya declaró su alto el fuego unilateral, por el lado de las FARC, y la disposición a convertir en ley los términos de este entendimiento, por el lado del Gobierno presidido por Juan Manuel Santos.

Pero borrar este medio siglo de sangre y resentimientos no será fácil. Queda pendiente un plebiscito, convocado para el 2 de octubre, para que los colombianos den el permiso a la inclusión en la Constitución del acuerdo.

Representantes de las víctimas han llegado a Cartagena. Con ocho millones entre muertos y afectados, es el colectivo cuya reparación ha vertebrado la negociación. Muchos de ellos se manifiestan contra la consulta y exigen una revisión de los puntos que se refieren a su situación.

Homenaje a los militares

La jornada de la firma de la paz se ha iniciado en Cartagena con un homenaje a puerta cerrada por parte del presidente, Juan Manuel Santos, a las Fuerzas Armadas y la Policía, han confirmado fuentes del Gobierno. Santos participa de un "homenaje y agradecimiento a representantes de las Fuerzas Militares y Policía" en la Escuela Naval Almirante Padilla, según el programa oficial. El acto no está abierto a la prensa, solo a la oficial.

El presidente "quiere dar un agradecimiento personal a cada una de las Fuerzas Armadas" y reconocer "el esfuerzo que han desarrollado" en estos 52 años de conflicto con la guerrilla de las FARC, anticipó el domingo la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, encargada de la organización.

Posteriormente, al mediodía, en la iglesia de San Pedro Claver, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, oficiará una ceremonia litúrgica por la paz de Colombia a la que asistirá el gobernante con los invitados especiales del país y del exterior, y al que tampoco habrá acceso de la prensa.

Los líderes de la guerrilla, del uniforme al traje civil en secreto

Los principales líderes de las FARC abandonaron su penúltimo campamento en los Llanos del Yarí hace dos días y pusieron rumbo a Cartagena de Indias para participar en el acto solemne de la firma del acuerdo, pero en la ciudad caribeña se les perdió la pista, informa EFE.

La imagen cuando reaparezcan será histórica, por primera vez los líderes guerrilleros aparecerán en una capital colombiana vestidos de civil, al lado de autoridades nacionales y de jefes de Estado de al menos 15 países y bajo la atenta mirada del mundo. Desde el sábado el paradero del número uno de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, "Timochenko", y los demás miembros del Secretariado (mando colegiado) de esa guerrilla es un misterio y nadie en Cartagena sabe decir dónde están.

Distintas fuentes oficiales consultadas por Efe coinciden en que se trata de un secreto guardado bajo siete llaves aunque en la ciudad corre el rumor de que desde el sábado los jefes de las FARC están en Turbaco, una localidad situada a media hora de Cartagena.

Según pudo conocer Efe, desde que comenzaron los viajes de mandos de las FARC a Colombia para explicar a sus guerrilleros los alcances del acuerdo, la iglesia católica ha facilitado instalaciones apartadas, como conventos y monasterios, para su alojamiento. Se busca con ello evitar que los jefes de las FARC se hospeden en lugares muy visibles para evitar posibles inconvenientes con la ciudadanía, por lo menos mientras se concreta el abandono de las armas de esa guerrilla.

Las víctimas

El primer grupo de víctimas que acudirá a la firma de la paz en Colombia llegó este lunes a la ciudad colombiana en un vuelo de la Fuerza Aérea con algunas de las caras más reconocidas que ha dejado medio siglo de conflicto armado. 250 personas que representan a todos los colectivos de víctimas y hay ciudadanos de diversos departamentos del país, como Alberto Vidal, que sufrió desplazamiento forzoso, o Karen Grisales, líder de un proyecto de apropiación del espacio urbano.

Se espera que lleguen a la firma en tres vuelos diferentes, uno de Bogotá, este que ya aterrizó, otro de Medellín y uno más de Cali. Entre las víctimas se encuentra Marisol Garzón, hermana del cómico y periodista Jaime Garzón, asesinado en 1999, y la directora de la Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros, Marleny Orjuela.

Además, aterrizó en el aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena Emperatriz Castro de Guevara, la madre del coronel de la Policía Julián Ernesto Guevara, que murió cuando permanecía secuestrado. Tras aterrizar no hicieron declaraciones a la prensa y se trasladaron en autobuses a la ciudad, donde esperarán hasta el momento de la signatura.

La participación española e internacional

España participará con al menos 22 observadores en la misión de Naciones Unidas que se encargará de supervisar la entrega de armas por parte de las FARC a partir de la firma del acuerdo. Los observadores españoles, que irán desarmados por tratarse de una misión política, son 14 militares (4 de ellos mujeres), 4 policías y 4 guardias civiles. Uno de los militares es un coronel que asumirá uno de los mandos regionales de la misión.

Ellos se mezclarán con los cerca de 200 efectivos que completarán la misión en una primera fase. La mitad de ellos son ciudadanos colombianos y el resto, extranjeros procedentes en su gran mayoría de otros países latinoamericanos.

En una fase más avanzada la misión, cuyo mandato se ha aprobado para 12 meses, prorrogables, podrá ampliar su número de efectivos hasta los 450. España ya ha manifestado su disposición a enviar más observadores si se lo piden. Hoy por hoy, los observadores españoles permanecen a la espera de qué les informen cuándo deben desplazarse a Colombia y les asignen una zona de actuación, han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa.

Dentro de la Unión Europea, España ha impulsado la creación de un fondo de 70 millones de euros para ayudar a Colombia a financiar la etapa del posconflicto, que se estima que costará entre 30.000 y 60.000 millones de euros.

Este fondo se nutre de aportaciones de distintos intrumentos de la UE, y se complementa con aportaciones voluntarias de los Estados miembros. España, con tres millones de euros, es de momento el país que ha realizado la contribución más elevada.

El Rey emérito Juan Carlos encabezará la delegación española y le acompañará el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, quien era partidario de que fuera el propio Rey Felipe el que acudiera a la firma, ya que las elecciones vascas y gallegas impedían al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, salir de España.

La quincena de jefes de Estado que estarán presentes este lunes en Cartagena de Indias pertenecen todos a América Latina. Se espera a los presidentes de Argentina, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela, a los que se sumará el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon. También asistirán a la ceremonia los expresidentes Felipe González (España), Ernesto Zedillo (México) y José Mujica (Uruguay).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente