Anterior La Guardia Civil registra el Parlament de Cataluña en busca de datos sobre el caso del 3% y el exconseller Gordó Siguiente Al menos dos muertos y más de 260 detenidos durante la huelga general contra Maduro Arriba Ir arriba
10 países de la ruta de los Balcanes acuerdan un mayor control de fronteras

La Europa más afectada por los refugiados pide más seguridad fronteriza y acuerdos con países emisores

  • Once países se reúnen en Viena para abordar la inmigración y los refugiados

  • Austria dice que la UE debe seguir el modelo del acuerdo con Turquía

  • Merkel pide a Frontex más responsabilidades y agilidad en las repatriaciones

|

Los líderes de once países reunidos en Viena para analizar la crisis migratoria en Europa han hecho este sábado un llamamiento a reforzar la seguridad de las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) y a buscar nuevos acuerdos con países de salida de refugiados o inmigrantes, sobre todo con Egipto.

Tras varias horas de deliberaciones, la canciller federal alemana, Angela Merkel, ha señalado ante la prensa que el objetivo debe ser "frenar la migración ilegal en la medida de lo posible". Para ello, la agencia europea de fronteras (Frontex) deberá ampliar sus responsabilidades y capacidades, ha dicho.

Merkel ha agregado que se deben agilizar las repatriaciones de personas que no tienen perspectiva de asilo, mediante acuerdos con países como Pakistán, Afganistán y Estados del norte de África.

"Queremos luchar contra la ilegalidad y reforzar la legalidad", ha concluido la canciller alemana, quien se reunió hoy con los líderes de otros diez países, entre ellos Grecia, Hungría o Austria.

Austria pide seguir el modelo del acuerdo con Turquía

Por su parte, el anfitrión de la cumbre, el canciller austríaco, Christian Kern, ha destacado la "gran unidad" de los líderes reunidos en cuanto la necesidad de buscar nuevos acuerdos con países de salida o tránsito de inmigrantes.

Para ello, la UE debe seguir el modelo del acuerdo alcanzado este año con Turquía, que prevé la devolución de refugiados de Grecia a ese país a cambio de recibir legalmente otros inmigrantes en Europa.

Kern ha mencionado a países africanos como Mali, Níger y sobre todo Egipto, desde donde están saliendo a diario barcazas con inmigrantes que tratan de atravesar el Mediterráneo para llegar a Italia.

El canciller austríaco ha destacado que, pese al cierre en febrero de la llamada "ruta de los Balcanes", han alcanzaron desde entonces otras 50.000 personas Alemania y unas 18.000 Austria.

"Es un número que demuestra que está funcionado (el cierre de la ruta) pero no a un nivel que permita decir que el problema está resuelto", ha advertido Kern.

Hungría aboga por la mano dura

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, conocido por su línea dura frente a los inmigrantes, ha destacado que los emigrantes a los que cierra el paso Hungría no quieren quedarse en ese país sino seguir hacia Alemania.

"Servimos a los intereses de Alemania al mismo nivel que defendemos los de Hungría", ha asegurado, diciendo que eso también es una forma de "solidaridad".

Orbán ha vuelto a rechazar el sistema de cuotas para reubicar a los refugiados en todos los países comunitarios y se ha presentado como el protector de las fronteras europeas.

"Hay cientos de miles de personas que quieren pasar. No los dejamos pasar porque firmamos el acuerdo de (libre circulación europea) de Schengen. Tengo que cumplir el acuerdo", ha insistido.

El comisario europeo pide solidaridad

Solidaridad es precisamente lo queha reclamado el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos, a los países europeos. Solidaridad entre ellos mismos y también frente a los refugiados que huyen de zonas de conflicto. "Tenemos que tratar a toda esa gente desesperada con humanidad y dignidad", ha dicho el comisario en Viena.

"Los países mas afectados por la inmigración no están solos. La Comisión Europea continuará apoyándolos financiera y estratégicamente", agregó Avramópulos.

El año pasado llegaron a Europa central, sobre todo Alemania y Austria, cientos de miles de refugiados a través de la ruta balcánica, que fue clausurada a partir de mediados de febrero.

Desde entonces, las llegadas de inmigrantes se han reducido sustancialmente y se producen con la ayuda de traficantes de personas a través de los Balcanes o bien los inmigrantes intentan atravesar el Mediterráneo en barcos, partiendo del norte de África.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente