Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
El líder de AfD, Georg Pazderski, y su número dos, Joer Meuthen.
El líder de AfD, Georg Pazderski, y su número dos, Joer Meuthen. REUTERS joh

Las elecciones de Berlín dan otro golpe a la CDU de Merkel y consolidan a la derecha radical

  • La CDU queda en segunda posición tras los socialdemócratas del SPD

  • El partido radical Alternativa para Alemania logra representación en Berlín

  • En dos años AfD ha logrado entrar en 10 de los 16 parlamentos regionales

  • Las fuerzas de la izquierda (Los Verdes y La Izquierda) se plantean fundamentales en la formación de gobierno

|

La elecciones regionales celebradas este domingo en Berlín han dado un nuevo golpe a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, mientras que la derecha radical ha logrado el acceso a la cámara de la ciudad-estado y capital del país. La participación ha sido del 66,9%, casi siete puntos más que los comicios celebrados en 2011.

El Partido Socialdemócrata (SPD) se mantiene como primera fuerza, con un 21,6%, pero no podrá reeditar la coalición que lideraba apuntalado en la CDU, que queda en segunda posición con un 17,6% por ciento. Los socialistas obtienen 38 de los 160 escaños en juego, mientras que 31 irán a parar a la CDU.

Por tanto, entre los dos se quedan a 12 escaños de lograr la mayoría absoluta y necesitarán de terceros partidos para lograrla. Otra opción es que el SPD opte por unir fuerzas con los otros dos partidos de izquierdas, Los Verdes y La Izquierda.

La derecha radical de Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland, AfD) ha obtenido un 14,2% y obtiene así representación (25 escaños) en otra cámara regional, la décima en que consigue escaños en dos años, del total de 16 "Länder" del país.

Los socialistas y conservadores caen a mínimos históricos

Ambas grandes formaciones tradicionales, SPD y CDU, sufrieron notables caídas de votos, de seis puntos los socialistas por cinco de los conservadores, y quedaron asimismo las dos en mínimos históricos.

La Izquierda (Die Linke) y Los Verdes (Die Grüne), los potenciales nuevos aliados del alcalde-gobernador socialdemócrata Michael Müller en un tripartito, obtuvieron un 15,6% y un 15,2%, lo que significa un aumento para los primeros de cuatro puntos y una leve pérdida para los ecopaficistas. Con estos resultados, La Izquierda alcanza los 27 representantes, ocho más que en 2011, mientras que Los Verdes pierden dos y contarán también con 27 asientos.

Los comicios representaron, por lo demás, el regreso a la Cámara de la ciudad-estado del Partido Liberal (FDP), que tras quedar relegado a extraparlamentario en 2011 obtuvo ahora un 6,7%, lo que conlleva 12 representantes.

Las regionales de la ciudad-estado, con 2,5 millones de electores, seguían a las celebradas quince días atrás en el "Land" de Mecklenburgo-Antepomerania, en el este del país, en que la CDU de Merkel sufrió la humillación de verse superada en votos por la AfD.

AfD se prepara para las elecciones generales

Tras los comicios de este domingo, esta formación de nuevo cuño se perfila como imparable en su siguiente gran objetivo declarado, que son las generales previstas para dentro de un año, en septiembre de 2017.

Ninguna formación del espectro ultraderechista ha logrado hasta ahora representación en el Parlamento federal (Bundestag) y la misma AfD se quedó en 2013 a las puertas de conseguirlo, al situarse unas décimas por debajo del listón mínimo del 5%.

Entonces concurría como aglutinante del voto euroescéptico -lo que no cuajó entre el electorado alemán-, mientras que con la crisis migratoria mutó su discurso hacia la xenofobia y ha reclutado el voto de protesta contra la acogida de refugiados.

Pese a la sangría de votos sufrida, el SPD seguirá siendo la fuerza dominante en la capital, después de haber liderado todos los gobiernos regionales desde 2001.

Para el socialdemócrata Müller fue una victoria fácil que le permite permanecer en el puesto que recibió de su correligionario Klaus Wowereit, retirado en 2014.

Wowereit gobernó durante trece años al frente de distintas coaliciones -con los Verdes, luego con los postcomunistas y finalmente con la CDU- y todo apunta a que Müller logrará armar un tripartito.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente