Enlaces accesibilidad

Golpe de Estado en Turquía

El Gobierno turco lleva las purgas por el golpe militar a la educación

  • El Ministerio de  Educación suspende a 15.200 funcionarios sospechosos
  • El Consejo Superior de Educación ha pedido la dimisión a 1.577 decanos
  • Los golpistas muertos no tendrán derecho a exequias religiosas

Por
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una alocución pública en Estambul tras el golpe militar
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una alocución pública en Estambul tras el golpe militar. REUTERS

Las purgas que el Gobierno de Turquía lleva a cabo estos días tras el fallido golpe militar del pasado viernes se han trasladado este martes al ámbito de la educación, donde 15.200 funcionarios, en su mayoría maestros de primaria y profesores de secundaria, han sido suspendidos de empleo por su presunta vinculación con el clérigo Fethullah Gülen, al que las autoridades turcas acusan de instigar el levantamiento desde Estados Unidos.

"A partir de hoy, 15.200 empleados públicos, tanto en los centros como en las provincias, han sido suspendidos del servicio y se inicia una investigación respecto a estas personas", reza un comunicado del Ministerio de Educación, citado por la agencia semipública Anadolu. "Nuestro Ministerio ha llevado a cabo un trabajo respecto a los empleados públicos que estén vinculados a FETÖ", asegura la nota.

Las siglas FETÖ describen las redes de simpatizantes de Gülen, que hasta 2013 era uno de los princiaples aliados del Gobierno islamista, pero que ahora es acusado de ser el responsable del golpe fallido, pese a que el clérigo ha negado cualquier implicación en la asonada.

Fetulah Gülen, de aliado de Erdogan a ser acusado de instigar el golpe militar

Petición para que dimitan cientos de decanos universitarios

Los funcionarios suspendidos en Educación se añaden a los 8.777 que este lunes fueron apartados del servicio por el Ministerio de Interior, y a los más de 2.500 de otros ministerios. Sin embargo, la purga no se limita a la educación básica y secundaria, sino que también se dirige contra la educación superior: según CNN Turk y la cadena pública TRT, el Consejo Superior de Educación de Turquía ha exigido la dimisión de 1.577 decanos universitarios del país, 1.176 de universidades públicas y 401 de instituciones universitarias privadas.

Asimismo, Anadolu ha informado de que 399 empleados del Ministerio de Políticas Sociales y Familia han sido apartados de sus responsabilidades. En total, son ya 27.000 los funcionarios que han sido apartados de sus puestos, mientras que los detenidos tras la asonada, entre ellos policías, militares y jueces, superan los 9.300, según las últimas cifras proporcionadas por las autoridades turcas.

En este sentido, el portavoz presidencial Ibrahim Kalin ha informado este martes de la detención de 14 soldados por su presunta implicación en el complot para asesinar al presidente, Recep Tayyip Erdogan, durante la noche del golpe, cuando se encontraba en su residencia veraniega de Marmaris, en el sur del país.

Siguen las detenciones de presuntos golpistas en Turquía

Supresión de licencias a los medios afines a Gülen

Las purgas, en cualquier caso, no se limitan a supuestos implicados en la asonada, puesto que también se extienden a medios de comunicación: el Consejo Supremo de Radio y Televisión ha cancelado este mismo martes las licencias a "todas las emisoras de radio y televisión que hayan dado respaldo a los conspiradores golpistas".

Fuentes de RTÜK recogidas por EFE detallan que la lista de las licencias canceladas abarca a unas 20 emisoras de radio y televisión, como Bugün TV o Samanyolu Haber, conocidas por su difusión del ideario de Fethullah Gülen. La medida anula de forma completa las licencias de "todas las emisoras de radio y televisión que hayan dado respaldo a los conspiradores golpistas de FETÖ o mantengan lazos o vínculos con ella".

La represalias llegan al punto de que la agencia de asuntos religiosos Diyanet, la más alta autoridad islámica de Turquía, ha anunciado que los golpistas fallecidos no tendrán exequias religiosas: "El servicio religioso no está asegurado", ha señalado en un comunicado, argumentado que "esas personas, por sus acciones, no solo han pisoteado los derechos de los individuos, sino de todo un pueblo, y no merecen los rezos".

Imágenes de los primeros enfrentamientos durante la intentona

La cúpula militar supo del golpe unas horas antes

Mientras continúan las detenciones de presuntos golpiestas, especialmente militares, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ha asegurado este martes que obtuvo información sobre el inminente golpe militar en la tarde del viernes, unas horas antes de producirse, según explica en un comunicado publicado en la web oficial de la institución.

La nota detalla que los servicios secretos turcos, conocidos bajo las siglas MIT, informaron al Estado Mayor del previsto golpe a las 16.00 hora local del viernes 15 de julio , unas seis horas antes de que se detectaran los primeros movimientos militares, y precisa que los comandantes convocaron una reunión del Estado Mayor y dieron orden de que ningún tanque ni aparato aéreo saliera de los cuarteles, orden que fue desobedecida por los golpistas.

El texto define a los golpistas como "una banda ilegal que ha anidado en las Fuerzas Armadas" y "asesinos con las manos manchadas de sangre" y asegura que se trata de "miembros de la banda traidora terrorista FETÖ". Según el comunicado, los golpistas fueron definitivamente derrotados a las 16:00 hora local del sábado 17 de julio, cuando el Gobierno recuperó el control total en todas las unidades de las Fuerzas Armadas.

Durante ese período, murieron al menos 264 personas, entre ellas 173 civiles, según el último balance dinfudido por la agencia Anadolu, que detalla que entre las víctimas hay 62 policías y cinco soldados leales al Gobierno, además de 1.535 heridos. Además, 24 golpistas fallecieron y  otros 48 resultaron heridos.

Noticias

anterior siguiente