Enlaces accesibilidad

Brexit

Theresa May llena su Gobierno de partidarios del 'Brexit', aunque deja fuera a su rival Michael Gove

  • Los principales ministros de su gabinete son euroescépticos convencidos
  • Habrá un ministro específico para el Brexit y otro de Comercio Internacional
  • El nuevo ministro de Finanzas descarta aprobar un presupuesto de emergencia
  • Además, Theresa May ha nombrado a dos mujeres para Justicia y Educación

Por
Theresa May empieza a conformar el nuevo Gobierno de Reino Unido

La nueva primera ministra británica, Theresa May, sigue conformando este jueves su Gobierno, en el que casi todos los principales ministros son partidarios declarados del Brexit, si bien ha dejado fuera del gabinete a Michael Gove, un convencido euroescéptico que rivalizó con ella por el liderazgo del Partido Conservador.

La candidatura de Gove, de hecho, fue vista entre muchos tories como una "traición" contra su amigo Boris Johnson, la cabeza visible de la campaña en favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que decidió renunciar a presentarse a la sucesión de David Cameron. Sin embargo, ahora Johnson ha sido nombrado por May nuevo ministro de Exteriores y Gove se ve obligado a dejar la cartera de Justicia.

Del mismo modo, otro de los rivales de May en la carrera por el liderazgo conservador, el hasta ahora ministro de Trabajo y Pensiones, Stephen Crabb, ha dimitido de su cargo aludiendo a motivos familiares. En cambio, su última oponente para el cargo, Andrea Leadsom, será la nueva ministra de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales.

Nuevos nombramientos

A lo largo del jueves se han ido conociendo los nuevos nombramientos de May, que este miércoles sustituyó al frente del Ejecutivo al dimitido David Cameron. Así, Liz Truss, hasta ahora ministra de Medio Ambiente, pasa a Justicia para ocupar el lugar de Gove, al tiempo que que Jeremy Hunt seguirá en Sanidad.

Por su parte, la ministra de Cooperación Internacional, Justine Greening, pasa ahora a ocuparse de Educación, y su antigua cartera la recoge Priti Patel, al tiempo que la menos conocida Karen Bradley es la nueva titular de Cultura, Deporte y Medios de Comunicación.

A la izquierda, Liz Truss, nueva ministra de Justicia (foto: Reuters/Neil Hall); a la derecha, Justine Greening, nueva titular de Educación del Gobierno (Reuters//Paul Hackett) británico.

A la izquierda, Liz Truss, nueva ministra de Justicia (foto: Reuters/Neil Hall); a la derecha, Justine Greening, nueva titular de Educación del Gobierno (Reuters//Paul Hackett) británico. Reuters/Neil Hall/Paul Hackett

Por otro lado, Chris Gayling será el nuevo ministro de Transportes en sustitución de Patrick McLoughlin, al que May promociona al darle la Presidencia del Partido Conservador. El nuevo ministro de Trabajo y Pensiones será Damian Green; James Brokenshire ocupará la cartera de Irlanda del Norte; Alun Cairns se mantiene como titular del Ministerio dedicado a Gales y Greg Clark será ministro de Estrategia Empresarial, Energía e Industria.

Los nombramientos ponen de manifiesto el giro que May ha querido darle al Gobierno, con un mensaje claro de que no hay continuidad y que es una nueva Administración ante los cambios que se avecinan. Asimismo, se confirma el peso creciente que las mujeres tendrán en el Ejecutivo de la segunda mujer que accede al cargo de primera ministra, después de Margaret Thatcher.

Un ministro específico para el Brexit

Estos nombramientos se unen a los anunciados este miércoles, poco después de que May asumiera el cargo: Amber Rudd, hasta ahora ministra de Energía, pasa a Interior, una cartera en la sustituye a la misma May, y Michael Fallon seguirá siendo ministro de Defensa, además de recuperar para la primera línea política a Boris Johnson, que ocupará la cartera de Exteriores pero sin competencias sobre el proceso de separación de la UE

Así, las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea serán competencia de un nuevo ministerio, una cartera creada ad hoc para dirigir el divorcio de Bruselas que recae en el diputado David Davis, un veterano muy curtido del Partido Conservador que, a sus 67 años, es conocido por convicciones euroescépticas.

Theresa May nombra a sus primeros ministros y coloca a Boris Johnson al frente de Exteriores

Otro declarado euroescéptico, Liam Fox fue nombrado ministro de Comercio Internacional, una cartera también nueva y que responde a la lógica del Brexit, puesto que su labor será reforzar los intercambios comerciales del país con el resto del mundo, dada la incertidumbre existente sobre si Reino Unido seguirá teniendo acceso al mercado único de la UE.

Johnson, Davis y Fox, tras euroescépticos convencidos, serán los encargados de gestionar, cada uno desde una parcela, el grueso del enorme reto que supondrá para el país la salida de la Unión Europea. De hecho, el otro gran cabecilla de la campaña del Brexit junto a Boris Johnson, el exlíder del UKIP Nigel Farage, se ha dicho tranquilizado tras los nombramientos: "Elecciones acertadas. Soy más optimista ahora", ha comentado en las redes sociales, en alusión a los temores de que no se aplicará la decisión adoptada en el referéndum del 23 de junio.

Los brexiters desalojan a Osborne

Los brexiters han logrado otra victoria con la salida del ministerio de Economía de George Osborne, la mano derecha de David Cameron en sus seis años de Gobierno, que apostó sin dudas por la permenencia de Reino Unido en la Unión Europea. Su sustituto, anunciado también el miércoles, es el hasta ahora responsable de Exteriores, Philip Hammond, un euroescéptico de perfil bajo que, al igual que la propia Theresa May, decidió apoyar la permanencia más por fidelidad a Cameron que por convicción.

Su nombramiento envía un mensaje de seguridad y previsibilidad a los mercados: este mismo jueves, Hammond ha confimado que no habrá un "presupuesto de emergencia" por el Brexit, al contrario de lo que había previsto su antecesor en el cargo.

"Sobre la base de lo que he visto hasta ahora - ha declarado Hammond - no creo que necesitemos un presupuesto de emergencia. Trabajaremos durante el verano para evaluar la situación de la economía, haremos una declaración en otoño de la manera usual y un presupuesto en primavera si necesitamos enviar mensajes a los inversores".

Noticias

anterior siguiente