Enlaces accesibilidad

Las claves del pacto entre Colombia y las FARC: una hoja de ruta para el desarme

  • El acuerdo firmado en Cuba asegura el alto el fuego bilateral y definitivo
  • Es la antesala de la paz completa que se firmará tras el desarme en Colombia
  • Los puntos principales: dejación de armas y garantías de seguridad

Enlaces relacionados

Por
Una mujer colombiana sostiene una invitación para celebrar en Cali la firma del alto el fuego
Una mujer colombiana sostiene una invitación para celebrar en Cali la firma del alto el fuego AFP LUIS ROBAYO

El histórico cese de hostilidades permanente firmado este jueves en La Habana por el gobierno colombiano y los guerrilleros de las FARC, es sólido, lo afirman todos los actores y los garantes, incluido Ban Ki-moon, pero es una antesala de un acto final.

La disolución final, la paz completa, "la firmaremos en Colombia", ha afirmado en la ceremonia de la firma el presidente Juan Manuel Santos. Pero antes deberá completarse el compromiso adquirido frente a la comunidad internacional, marcado principalmente por el desarme.

Este es un punto esencial: el pacto de este jueves construye un camino que incluye:

  • El cese al fuego bilateral y definitivo
  • La dejación de armas
  • Implementación de garantías de seguridad
  • Un mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz.

Alto el fuego bilateral

Sobre el cese el fuego bilateral ambas partes han acordado elaborar una hoja de ruta que contenga los compromisos mutuos para que en un plazo máximo de 180 días desde el acuerdo final de paz haya terminado el proceso de dejación de armas.

La dejación de armas

La dejación de armas por parte de la guerrilla se realizará a partir del acuerdo final en tres fases: el 30% en un plazo de 90 días a partir del acuerdo final, otro 30% a 120 días de la firma de la paz, y el 40% restante a 180 días.

Ese procedimiento estará monitoreado y verificado por un equipo internacional coordinado por Naciones Unidas, organismo que "recibirá la totalidad del armamento de las FARC para destinarlo a la construcción de tres monumentos" acordados entre el Gobierno colombiano y la guerrilla.

Garantías de seguridad

Para el cumplimiento de la dejación de armas, el cese al fuego y con vistas al tránsito de las FARC a la vida civil se crearán 22 "zonas transitorias de normalización" y ocho campamentos para la concentración de los guerrilleros, unas zonas que serán territoriales, temporales y transitorias.

El documento también establece que la salida de los combatientes de las FARC de sus actuales campamentos se realizará "sin armas y de civil".

Vivir en la paz y "cicatrizar las heridas"

Santos ha asegurado que "habrá justicia con todas las víctimas", mediante la implantación de un "sistema de justicia transicional", y que "no habrá impunidad.

El líder guerrillero "Timochenko", ha reinvindicado por su parte la lucha contra la corrupción "evitando a gobernantes elegidos en sufragios dudosos". También ha reclamado espacio para que "los movimientos sociales y de oposición realicen su actividad con garantías", y que no hay "persecución por las ideas políticas".

Rodrigo Londoño, el nombre tras el alias "Timochenko", ha insistido en la suficiencia de un país rico que para "destinar esos recursos a menesteres más productivos", basta con "cambiar las prioridades".

Colombia y las FARC firman la paz definitiva en La Habana

Ambos líderes se han posicionado contra "paramilitares", y "el ELN y los narcotraficantes". Han resaltado también la importancia de regenerar el sector agrario evitando "cultivos ilícitos", según Londoño. Santos por su parte recalcó: "Los campos de Colombia tendrán un futuro con más posibilidades".

El Gobierno colombiano y las FARC suscribieron el pacto en un acto de alto nivel en La Habana con la presencia de seis presidentes latinoamericanos y el secretario general de la ONU, Ban Ki moon, entre otros invitados.

El proceso pone fin a cinco décadas de un conflicto que se ha cobrado 300.000 muertos y decenas de millones de afectados, entre secuestros y desplzados, entre los que se cuentan más de seis millones.

Noticias

anterior siguiente