Enlaces accesibilidad

Violentos choques entre manifestantes y policías en las protestas contra la reforma laboral en Francia

  • Hay 24 policías heridos, tres de ellos muy graves, y 120 detenidos
  • La policía ha cargado con gases lacrimógenos y cañones de agua
  • Es la cuarta jornada de manifestaciones contra la reforma laboral de Hollande

Por
Violentos choques entre manifestantes y policías en las protestas contra la reforma laboral en Francia

Miles de trabajadores y estudiantes han vuelto a manifestarse en Francia contra la reforma laboral del Gobierno socialista, en una jornada que se ha convertido en una batalla campal en París y en otras ciudades del país. Al menos 24 policías han resultado heridos, tres de ellos se encuentran en estado muy grave, en los choques entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en la capital. Más de 120 personas han sido detenidas.

El cuarto gran pulso ciudadano que la intersindical ha lanzado en dos meses a la ley encarnada por la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, busca incrementar la presión para que se retire un texto que comenzará a ser debatido en el Parlamento el martes.

La reforma, según los siete sindicatos convocantes, "contiene grandes peligros para el mundo laboral", y ha provocado igualmente malestar en la patronal francesa Medef, que ha amenazado con romper las negociaciones con los agentes sociales si no se modifica.

Gases lacrimógenos y cargas policiales

La movilización de este jueves, pese a los graves enfrentamientos, ha tenido menos poder de convocatoria. Solo en París, según la prefectura de Policía de la capital, entre 14.000 y 15.000 se echaron a las calles, una cifra que los sindicatos elevaron a 60.000.

Un coche arde en medio de los disturbios en Nantes.

Un coche arde en medio de los disturbios en Nantes. AFP LOIC VENANCE

En París y otras ciudades, como Nantes, Marsella, Rennes o Lyon, el lanzamiento de piedras, botes de pintura y cócteles molotov por parte de algunos manifestantes fue respondido con gases lacrimógenos y cargas policiales.

Los principales enfrentamientos se han registrado en París. Según la policía, "300 manifestantes enmascarados" atacaron a los gendarmes, mientras cerca de 15.000 personas (60.000 según los sindicatos) protestaban en las calles de la capital.

 Manifestantes enmascarados se enfrentan a la policía en Nantes, Francia.

Manifestantes enmascarados se enfrentan a la policía en Nantes, Francia. AFP DOMINIQUE FAGET

También han sido violentas las protestas en Rennes (noroeste). Allí un grupo de jóvenes ha tratado de dirigirse al barrio histórico de la ciudad, bloqueado por las fuerzas del orden, que les han reprimido con gases lacrimógenos y cargas. La manifestación se había desarrollado hasta ese momento de forma pacífica por las calles autorizadas por la delegación del Gobierno.

Vuelos anulados

En Nantes (oeste) se ha repetido una escena similar, cuando los agentes han bloqueado una de las calles que daba acceso al centro de la ciudad con un camión equipado de un cañón de agua. Los manifestantes radicales han lanzado objetos contra la barricada policial y les han insultado, a lo que los policías han respondido con gases lacrimógenos para dispersarlos.

La policía detiene a un manifestantes en Nantes, Francia.

La policía detiene a un manifestantes en Nantes, Francia. AFP LOIC VENANCE

La jornada de huelga está marcada por algunas perturbaciones en los aeropuertos. El 20 % de los vuelos fueron anulados en el aeropuerto parisino de Orly, se dieron retrasos tanto allí como en el de Charles de Gaulle, y el tráfico se vio afectado en las líneas de cercanías, si bien la compañía ferroviaria SNCF asegura que nueve de cada diez trenes iban a circular.

"Somos partidarios de una reforma que esté a favor de los trabajadores, no de las empresas", ha explicado a la prensa el sindicalista de la Confederación General del Trabajo (CGT) Reynald Kubecki, quien insistió en la revocación del texto actual.

El Día del Trabajo, nuevo termómetro contra la reforma

La oposición al proyecto gubernamental, que según el Ejecutivo socialista del presidente François Hollande favorecerá la contratación, comenzó el 9 de marzo.

En la protesta de finales de ese mes, la marcha llegó a movilizar a 390.000 personas en toda Francia, según las autoridades, y hasta a 1,2 millones, a juicio de los sindicatos, cifras que este jueves se quedaron, respectivamente, en cerca de 170.000 y 500.000 personas.

El próximo 1 de mayo, Día del Trabajo, servirá de nuevo de termómetro contra esa reforma, y la movilización se reflejará igualmente dos días después, cuando comience su trámite parlamentario.
 

Noticias

anterior siguiente