Enlaces accesibilidad

'Ramones', los 40 años de historia del primer disco punk canción a canción

  • El álbum debut de los Ramones salió a la venta el 23 de abril de 1976
  • Está considerado uno de los 25 discos más influyentes del siglo XX
  • Escucha Ramones canción a canción y conoce su historia con RTVE.es
  • Especial 40 aniversario de Ramones en RTVE.es

|

Por

Portada del primer disco de Ramones, 'Ramones' (1976).

El 23 de abril de 1976 salía a la venta Ramones, el álbum de debut de la banda homónima creadora del sonido punk, que cumple ahora 40 años entre homenajes como la exposición del Queens Museum. Pese a estar considerado uno de los 25 discos más influyentes del siglo XX por el The New York Times, tardó 38 años en convertirse en disco de oro -alcanzó el medio millón de unidades vendidas en junio de 2014, según la Recording Industry Association of America-. Cuando se publicó, el álbum no pasó del puesto 111 en las listas del Billboard. Se fijaba así el sino de la banda, que jamás logró un gran éxito mientras estaban en activo.

Los Ramones ya llevaban dos años juntos. Habían realizado su primera -y algo catastrófica- actuación el 30 de marzo de 1974 en los Performance Studios de Nueva York como trío -con Johnny Ramone de guitarrista, Joey como batería y Dee Dee de bajista y cantante, mientras Tommy ejercía de productor y mánager-. El 16 de agosto de 1974 actuaron por primera vez, ya como cuarteto, en el mítico CGBG, lo que supuso el comienzo oficial de su carrera. En febrero de 1975 grabaron su primera demo, con 15 canciones que luego estarían en sus dos primeros discos -Ramones y Leave Home (1977), maqueta que enviaron sin éxito a varias discográficas.

Tras el espaldarazo que les dio el Festival de Rock organizado por el CBGB el verano de 1975, con bandas como Blondie y Talking Heads y con los Ramones encandilando al crítico de los Rolling Stones, el productor Seymour Stein, del sello Sire, decidió ficharles y en enero de 1976 firmaron el contrato. El 2 de febrero empezaron a grabar el álbum y dos semanas después habían acabado, aunque a los Ramones se les hicieron largas acostumbrados a tocar solo en directo. Costó 6.400 dólares, tenía 14 canciones, sin solos de guitarra y duraba poco más de 28 minutos -bastante más que sus primeros conciertos de apenas un cuarto de hora-.

Repasamos la historia del primer álbum de estudio de los Ramones canción a canción.

"Blitzkrieg bop"

Las canciones del álbum se grabaron en el mismo orden en el que las tocaban en directo. Así, el disco arranca con su himno "Blitzkrieg Bop", que contiene el grito de guerra Ramones por excelencia: "¡Hey ho, let's go!". Joey Ramone quería tener su himno al estilo del "Saturday Night" de los Bad City Rollers-, que consideraban su competencia. "Teníamos que sacar una canción coral porque ellos la tenían", decía Johnny sobre este tema, compuesto por Tommy y cuyo título, autoría de Dee Dee, hace referencia al término alemán "guerra relámpago". Es la primera canción de su primer álbum y también la primera que tocaban en sus conciertos. Según su autor, la letra es una "oda al fan del rock'n'roll".

"Beat on the brat"

"¿Sobre qué íbamos a escribir, de chicas? La verdad es que no las teníamos, así que como o éramos artistas o nada, escribíamos sobre cosas sencillas que podíamos contar. Nos parecía que los comunistas y los nazis eran graciosos, que también era divertido esnifar pegamento, pero ni pensábamos que había gente que se lo metía. Escribíamos las canciones y nos reíamos pero no nos parecía que estuviéramos pirados, sino que éramos una banda de rock normal", relataba Johnny Ramone en su autobiografía Commando (Malpaso).

No obstante, temas como este "Beat on the brat" que invitaba a golpear a los mocosos con bates de béisbol -Joey se inspiró para esta divertida letra en los niños malcriados de clase alta de Nueva York- o a esnifar pegamento ("Now I wanna sniff some glue") o sus "muñecas nazis" ("Today your love, tomorrow the world") les generaron bastantes problemas, polémicas e intentos de censura.

"Judy is a punk"

Dos crudas versiones de este tema y de la siguiente pista del disco, "I wanna be your boyfriend", fueron grabadas para una demo en septiembre de 1975 con Mark Thau. Este se las mostró a Craig Leon, cazatalentos de Sire, que, a su vez, se las hizo escuchar al dueño del sello, Seymour Stein. Apenas tres meses después, Stein los acabaría fichando para su discográfica. La letra, compuesta también por Joey, habla de Judy y Jackie, dos fans de Ramones delincuentes juveniles que se enrolan en el Ejército Simbionés de Liberación de San Francisco que, como dice la canción, son muy "punk". Este tema inauguraría un 'minigénero' dentro de su discografía que continuó con "Suzy is a headbanger" y "Sheena is a punk rocker" (ambas en Leave home) y concluiría con "Heidi is a headcase" en Mondo bizarrro (1992). 

"I wanna be your boyfriend"

Aunque decían no escribir de chicas, esta es una inusitada balada romántica compuesta por Tommy incluida en la demo que llegó a Stein antes de ficharles. Es la canción más lenta de todo el disco y un homenaje a las canciones de amor pop de los años 60. Fue el segundo sencillo que se lanzó de Ramones, tras "Blitzkreig bop".

"Chain saw"

En la maqueta que grabaron a principios de 1975, esta canción se llamaba "Sitting here with nothing to do", como reza su primera estrofa. Como fanáticos del cine de terror de serie B, la canción hace referencia a la película La matanza de Texas (1974). Al principio puede escucharse el sonido de una moto-sierra como la del asesino Leatherface.

"Now I wanna sniff some glue"

"Ahora quiero esnifar algo de pegamento, ahora quiero tener algo que hacer, todos los chicos quieren esnifar algo de pegamento, todos los chicos quieren tener algo que hacer". Esta supuesta apología de las drogas trajo a los Ramones muchos problemas y prohibiciones en su viaje a Inglaterra en 1976 después de que murieran varios jóvenes en Escocia presuntamente por realizar esta práctica. Después de verlos actuar en julio de 1976, Mark Perry, de la banda inglesa Alternative TV, fundó el mítico fanzine punk Sniffin' Glue. Con 1 minuto y 36 segundos, es la canción más corta del disco.

"I Don't Wanna Go Down to the Basement"

Pese a su letra minimalista, la misma estrofa repetida tres veces, es el tema de más duración del disco (2:35). Escrita por Johnny, también está inspirada en las películas de terror de serie B y sus peligrosos sótanos que ocultan cosas ("papá no quiero bajar al sótano, hay algo allí, no quiero ir").

"Loudmouth"

La letra de esta canción, que abría la cara B del vinilo, contribuyó a alimentar las acusaciones de incitación a la violencia que acompañaban a la banda: "Eres una bocazas nena, mejor que te calles la boca, voy a golpearte porque eres una bocazas, nena"). El título de esta canción, incluida en su primera demo, sirvió como nombre de la empresa ficiticia (Loudmouth Productions) que simulaban tener para darse importancia cuando Tommy mandaba cartas como mánager de la banda, con membrete incluido y que firmaba con su verdadero nombre, Erdelyi, para ocultar que era el batería.

"Havana Affair"

Otra de las fascinaciones de los Ramones eran los cómics y esta canción hace referencia a la famosa tira cómica de la revista Mad "Spy vs. Spy" (Espía contra espía) del dibujante cubano exiliado Antonio Prohias sobre dos espías, uno negro y otro blanco, que querían acabar el uno con el otro parodiando la Guerra Fría.


"Listen to My Heart"

Otro tema 'romántico' compuesto por Dee Dee del disco debut de los Ramones, que, como curiosidad, se grabó con la guitarra en un canal y el bajo en otro, con lo que cual, si se escucha el disco original con el balance en el altavoz izquierdo, se escucha solo la guitarra sin el bajo, y si se hace al revés, solo el bajo.

"53rd & 3rd"

"53rd and 3rd/ Standing on the street/ 53rd and 3rd/ I'm tryin' to turn a trick". La letra de la canción, compuesta por Dee Dee, habla de un chapero neoyorquino, basado supuestamente en su experiencia personal, que intenta conseguir clientes en la intersección de la Tercera Avenida con la calle 53 y que luego apuñala a uno para demostrar que no es homosexual. El bajista unas veces confirmaba que era una canción autobiográfica y otras veces lo negaba.

"Let's Dance"

La pista 12 de Ramones es una versión del hit del año 1962 de Chris Montez, escrito por Jim Lee, que llegó ese año al número 2 en Reino Unido y al 4 en EE.UU. La banda neoyorquina hizo a lo largo de su carrera abundantes versiones de sus artistas favoritos e incluso publicaron un LP íntegramente dedicado a versiones, Acid eaters (1993).

"I Don't Wanna Walk Around with You"

Este fue uno de los dos primeros temas que compusieron Dee Dee, Joey y Johnny cuando ensayaban "en el salón de casa" a principios del año 1974, según revelaba el guitarrista en sus memorias. La otra canción era "I don't wanna get involved with you", que nunca llegaron a grabar.  "Tocábamos aquellas dos canciones una y otra vez", recuerda Johnny Ramone, que añade que ambos temas "tenían más de tres acordes", en respuesta a los críticos que los "denigraban" con la etiqueta de "la banda de los tres acordes".


"Today Your Love, Tomorrow the World"

La canción que probablemente más quebraderos de cabeza dio al grupo por su letra con referencias explícitas a los nazis. Para empezar, el título original del tema era "I'm a nazy baby" y lo tuvieron que cambiar a "Today your love, tomorrow the world". La discográfica Sire también les prohibió cantar "soy un nazi, muñeca" y en la grabación del álbum se modificó a "soy un nazi, schatze", en alemán, aunque en directo cantaron durante toda su carrera sin tapujos el "I'm a nazy baby". "La verdad es que éramos ingenuos, pues de haber sido importantes, la prensa nos la habría montado, y no digamos si la casamos hoy. Pero Joey era judío y la cantaba, y era la historia de un chico alemán en un pequeño pueblo de Alemania", recordaba el guitarrista del grupo para demostrar que no había ninguna intención en la letra.

Y para un disco mítico, una portada mítica siempre presente en cualquier lista que se precie: la fotografía en blanco y negro que les realizó Roberta Bailey recostados sobre un muro de ladrillos rotos, en la calle 2 entre el Browvery y la Segunda Avenida, cercana al CBGB. Esta imagen inmortalizaría su look para siempre (vaqueros, camisetas, chaquetas de cuero y zapatillas) y a Johnny Ramone haciendo la peseta porque no le gustaba nada posar.

 Portada del primer disco de Ramones, 'Ramones' (1976).

Portada del primer disco de Ramones, 'Ramones' (1976)./Imagen: 'Commando, autobiografía de Johnny Ramone', gentileza de Malpaso Ediciones

Noticias

anterior siguiente